NO al proyecto de decreto de modificación de la LEY 26657

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 500!


Familiares, amigos, emprendedores y trabajadores de salud de Hilando Caminos, ARBRE, Alibuen y el Consejo de Discapacidad de Trelew manifestamos nuestra preocupación sobre los cambios que se plantean a nivel nacional sobre la Ley Nacional de Salud Mental y Adicciones.

Ante el proyecto de reforma del decreto reglamentario de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26657 por el cual se pretende dar un giro profundo en la política de salud mental que tuvo como marco aquella ley sancionada con grandes acuerdos y valorada como ley modelo por los organismos internacionales de protección de derechos. Esta nueva reglamentación resulta una clara contradicción con los principios de esa ley y con los derechos y las directrices emanadas de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas.

La ley de Salud Mental fue un avance clave para el reconocimiento de las personas con padecimiento mental como sujetas de derechos y para la sustitución del manicomio por tratamientos dignos. El proyecto de decreto  con Expte. MIN Sal 120020000024933166 prioriza un modelo de intervención de concepción de las personas contrario al modelo social de discapacidad, y es claramente un retroceso gravísimo en el respeto de los derechos humanos de este grupo de personas que ha sido históricamente vulnerada, y excluida sistemáticamente.

En la provincia del Chubut, la Ley Provincial N° 384  fue junto a  la de Rio Negro N° 244  , precursoras de la Ley Nacional de Salud Mental y Adicciones, es por ello que entendemos que este proceso de ampliación de derechos para personas con problemáticas psicosociales, no debe detenerse, sino que debemos posicionarnos en defensa de todos los derechos conseguidos, y asegurar  la continuidad de la plena implementación de la Ley y su Decreto Reglamentario  N° 403/2013.

Los puntos más preocupantes son:

 Modifica la concepción de la salud mental como un proceso multideterminado por componentes históricos, socio económicos, culturales, biológicos y psicológicos, y reinstala el modelo médico hegemónico de perspectiva biologicista que resultó insuficiente para un tratamiento integral de los padecimientos mentales. Esta mirada habilita exclusivamente las “prácticas fundadas en evidencia científica” y excluye los aportes de disciplinas imprescindibles para la rehabilitación del padecimiento mental, como la terapia ocupacional, la musicoterapia, el arte, la enfermería, la psicología, los acompañamientos terapéuticos y el trabajo social, entre otras.

Reinstala el manicomio bajo el nombre de “hospitales especializados en psiquiatría y salud mental” y admite el aislamiento pleno de personas a quienes vuelve a considerar “enfermos” como un tratamiento regido por el “arte médico”. De igual modo, habilita tratamientos en comunidades cerradas para las personas con consumo de drogas. En la misma línea, a la hora de determinar una internación compulsiva, sustituye el requisito de inminencia del daño para sí o para terceros y reinstala el concepto de peligrosidad ya que permite una evaluación basada en riesgos potenciales.

Lesiona y desnaturaliza el derecho a una defensa técnica de las personas usuarias, y establece que los abogados defensores deben ponderar la opinión del equipo tratante para no inmiscuirse en el esquema terapéutico, circunstancia que desoye la voz y los intereses de la persona usuaria. Además, establece que el juez designará al defensor oficial impidiendo la actuación de oficio de acuerdo a la ley del Ministerio Público de la Defensa.

 

La ley la defendemos todos, como familiares, amigos, usuarios  y trabajadores de salud.



Hoy: Alibuen Patagonia Asociacion Civil cuenta con tu ayuda

Alibuen Patagonia Asociacion Civil necesita tu ayuda con esta petición «Direccion Nacional de Salud Mental y Adicciones: NO al proyecto de decreto de modificación de la LEY 26657». Unite a Alibuen Patagonia Asociacion Civil y 298 personas que firmaron hoy.