Vuelta a la normalidad: Jornada partida en colegios públicos de la C​.​A. Madrid

Vuelta a la normalidad: Jornada partida en colegios públicos de la C​.​A. Madrid

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1000!
Con 1000 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
I. Bravo ha iniciado esta petición dirigida a Direccion del Área Territorial de Educación de la CAM

Queremos expresar nuestra disconformidad ante una actuación por parte de la comunidad educativa a la que pertenecemos como madres y padres de alumnos de centros públicos.

Nuestros hijos cursan sus estudios en centros públicos de la Comunidad de Madrid los cuales, a finales de Junio, comunicaron a las familias la decisión, de forma unilateral, de solicitar la jornada continua para el próximo curso 2021-2022.

Durante el curso 2020-2021, se nos pidió a todas las familias empatía para llevar a cabo un esfuerzo extraordinario para que los centros, de forma excepcional por la situación de pandemia, modificásemos la jornada partida a jornada continua en los colegios públicos. Durante todo un curso asumimos la necesidad de la medida ante la falta de datos objetivos y comparativos para la toma de decisiones ante un entorno nuevo y cambiante en pos del beneficio para profesores y alumnos. 

Sin embargo, una vez acabado el curso, con los indicadores actuales de incidencia acumulada, la ratio de vacunación de los profesores y población general, sumado a la baja incidencia habida en los colegios, no justifica la continuidad de la jornada intensiva. Además, ahora también contamos con la experiencia de los dos tipos de jornadas: jornada continua en colegios públicos y jornada partida en colegios privados y concertados, donde se ha demostrado que no existe diferencia en cuanto al número de contagios por lo que se verifica que el horario no es decisivo para el control sanitario. 

Cuando la comunidad educativa ha trasladado la consulta directa a las madres y padres de alumnos, las familias hemos votado mayoritariamente la vuelta a la jornada partida. No obstante, los centros utilizando la mayoría con la que cuentan y la potestad otorgada extraordinariamente por la DAT (Dirección de Área Territorial), han tomado la decisión unilateral de solicitar la jornada continua en contra de los intereses generales de los niños y las familias, anteponiendo su interés particular al de los niños con pocos o ningún dato epidemiológico que sustente esta decisión.

La instrucción séptima (ref. 49/294023.9/21) no señala que se estime conveniente que los centros mantengan la jornada contínua sino que se estima conveniente que los centros tengan la posibilidad de mantener la jornada contínua, saltándose los procedimientos regulares y democráticos para la modificación de la jornada del curso escolar. 

Por otro lado, no existe ningún argumento pedagógico que esté a favor de una jornada de 5 horas con un único descanso de menos de media hora. Los niños acaban agotados, tanto los pequeños como los mayores. Otro punto a tener en cuenta es el horario a los que nuestro hijos se ven obligados a comer, retrasando y alargando el periodo entre desayuno-comida, con el consiguiente perjuicio para su salud, desarrollo y rendimiento. 

No podemos dejar de nombrar la imposibilidad, por parte de las familias, de la conciliación laboral y familiar. Pocas familias pueden sobrellevar ese horario viéndose obligadas a la ampliación del horario con actividades en dónde los parámetros esgrimidos como, por ejemplo, grupos burbuja ya no se tienen en cuenta, además de no considerar las limitaciones económicas familiares. Antes de finalizar el curso 2020-2021 se comunicó mayoritariamente la vuelta a la jornada partida (que no olvidemos es la jornada que existía cuando los padres elegimos el centro) y sin embargo, una vez finalizado el curso y sin tener ninguna opción, se comunicó esta modificación. Si la decisión se hubiese tomado antes, muchas familias se habrían planteado el cambio de centro a uno que cubriese las necesidades de los niños. A estas alturas no es posible elección ni alternativa.

Por todo lo anteriormente argumentado, se desvirtúa el concepto de Administración Pública, cuyo fin principal es velar por los intereses generales. ¿Qué estudio pedagógico avala los beneficios de la jornada contínua? ¿Cómo puede ser que, una vez preguntadas a las familias poniendo de manifiesto su preferencia por la jornada partida, se opte por la jornada continua? ¿Deciden sólo el profesorado? ¿Quién obtiene el beneficio? ¿Quien vela por el bienestar del alumno? ¿Dónde queda los reglamentos establecidos para este tipo de tomas de decisiones por parte de la comunidad educativa? Desde luego los intereses de los niños no están siendo lo prioritario.

Una vez expuestos todos los motivos, solicito la retirada de la instrucción séptima propuesta por parte de la DAT y que no se autorice la jornada continua en los colegios públicos de la CAM por las razones esgrimidas.

La comunidad de madres y padres de alumnos de la CAM.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1000!
Con 1000 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas