Los pobres nos siguen necesitando

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!


Desde 2016, Francia aprobó una ley nacional que les prohíbe a los supermercados que tiren o destruyan la comida que queda sin vender, obligándolos, en cambio, a donarla a organizaciones de caridad y bancos de alimentos; es decir: las grandes cadenas de supermercados no pueden tirar a la basura los alimentos en buen estado que estén cerca de su fecha de consumo preferente.

Con esta simple medida, el conjunto de Diputados y Senadores elegidos por los ciudadanos pueden lograr que miles de personas en nuestra patria accedan a una comida digna, sin distincion social ni carencia nutricional. ¡El tiempo es AHORA!  Sin pensar en el rédito político, solamente en mejorarles un poco la vida a nuestros compatriotas más necesitados.

SUMATE A ESTA PROPUESTA. Pidamos en una Ley de Banco de Alimento.

Gracias