Decision Maker Response

Lorena Matzen’s response

Dec 17, 2018 — Quiero contarles que en Septiembre de este año presenté un Proyecto de Ley que plantea la Imprescriptibilidad del delito de Abuso Sexual Infantil. El proyecto ingresó a la Comisión de Legislación Penal y NO SE HA TRATADO.

Durante el proceso de trabajo previo al armado del proyecto, tuve reuniones con distintas organizaciones y con mujeres y hombres víctimas de abuso que han abierto sus corazones y me han compartido sus historias personales. En esas entrevistas siempre hay una historia que nos marca a fuego. Vi en los ojos de Nati el miedo y el dolor. Una mujer adulta, con su vida formada, que ha sufrido un verdadero calvario con abusos reiterados dentro de su familia. Luego de años, tiene el desagrado de reencontrarse con su abusador, lo que la lleva a revivir tantos años de sufrimiento. Esto la lleva a acercarse a la justicia y denunciar todo lo que había vivido en su infancia y allí, se encuentra con que el delito de abuso ha prescripto. El abusador, completa su sadismo iniciando un juicio por calumnias e injurias a la víctima.

Hoy les escribo no como Diputada Nacional, sino como mujer y como madre. Esta lucha es transversal a cualquier ideología. Es por nuestras amigas y hermanas. Por nuestros hijos y sobrinos. Por aquellas que no tienen voz, que están solas, solos. Pongo a disposición mi proyecto, para sumarlo a esta lucha. Necesitamos sumar esta herramienta que impedirá que el paso del tiempo sea motor de impunidades e injusticias. Debemos unir luchas, difundir, concientizar a mis colegas sobre la importancia de tratar este tipo de proyectos, para garantizar derechos. Sigamos firmando y compartiendo para visibilizar

Estamos en un momento bisagra en el que la sociedad le pide a este Congreso que esté a la altura de las circunstancias, más allá de cualquier color político. A toda la sociedad y a las víctimas en especial, quiero decirles que esta lucha no termina. No estamos más solos, nos acompañamos. Estamos preparados como sociedad para involucrarnos. Ninguna víctima deberá nunca más seguir sufriendo y seguir viviendo en la oscuridad, con el dolor de saber que su agresor continua su vida impunemente.