Que las detonaciones de cohetes se consideren maltrato animal y contaminante ambiental

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


Las detonaciones con cohetes en la Ciudad de México y muchas otras poblaciones del país, resultan altamente agresivas para las mascotas, ya que su sistema nervioso es mucho más sensible que el de los humanos. Personas que se escudan en tradiciones religiosas detonan cohetes para "anunciar" las festividades de los santos por periodos de hasta 40 días. Durante esas temporadas hacen detonaciones desde la 4 de la mañana; cada tres horas en intervalos de una hora con diferencia de segundos entre cada detonación; mañana, tarde, noche y hasta de madrugada. Cualquier persona que tenga una mascota sabe lo nocivo que es para ellos soportar esta agresión; sufren crisis nerviosas, miedo, ansiedad al grado de arrancase las uñas, gastritis, agresividad y, como en un caso documentado en Magdalena Contreras CDMX, llegan al suicidio. Tampoco se tiene conciencia de todos los tóxicos que se dispersan no sólo en el aire sino en el suelo y agua de las comunidades. En Monterrey, según el periódico El Norte, llegaron a los 312 puntos Imeca de contaminación después del uso de pirotecnia por año nuevo 2019. El uso de cohetes debiera de estar totalmente prohibido por respeto a los animales como se hizo en Italia y por respeto al medio ambiente... ¿de qué sirve exigir verificación vehicular si se permiten detonaciones en toda la ciudad cada que se festeja a un santo? y ¡tenemos decenas a lo largo del año!. Las personas expuestas a detonaciones insistentes también puede presentar ansiedad, miedo, angustia, insomnio, tristeza e ira... se violenta la tranquilidad a la que toda criatura tiene derecho.

Probablemente, en algún momento de la historia no se sabía de lo nocivo que era esta práctica y se permitió; pero hoy en día, que sabemos todo lo que afecta, es imperdonable seguir permitiendo y fomentando una práctica que agrede a nuestras mascotas, violenta nuestra tranquilidad y contamina nuestro medio ambiente.  

En Nuevo León los ambientalistas sugirieron pirotecnia sin explosión e incentivar otros hábitos de celebrar que no representen maltrato a los animales ni generen contaminación. La ambientalista Alicia Lizárraga enfatizó que actualmente no existe legislación acerca de la compra, manejo y uso de la pirotecnia y aunque varias organizaciones civiles han pugnado por la prohibición de esta práctica, los legisladores no lo han considerado. Por favor escúchennos! es por el bien de todos.