Petición cerrada

sustitución de todos los guardarrailes de toda españa

Esta petición ha conseguido 2.310 firmas


Qué son los guardarraíles?

 

En 1972 se empezaron a instalar en los laterales de las carreteras de la red Española los llamados guardarraíles o, comúnmente llamados, quitamiedos. Aunque en 1995 fueron declarados como peligrosos por el Gobierno, todavía hoy en día se continúan instalando incluso en carreteras de nueva construcción.

 

 La función principal de los guardarraíles es evitar que los vehículos que circulan por la calzada no se salgan de ella. Un guardarrail está formado de dos partes: la parte superior es una franja longitudinal, llamada bionda, fabricada en acero galvanizado de tres milímetros de espesor y la segunda parte es un perfil de acero galvanizado normalmente en forma de H, anclado fuertemente al suelo, que mantiene las franjas longitudinales unidas entre si.

 

Este tipo de protecciones fueron diseñados para coches, camiones… siendo eficaces en su misión: evitar que los vehículos se salgan de la vía. Pero en su diseño se olvidaron totalmente de los usuarios de las dos ruedas, ya sean motocicletas, ciclomotores o ciclistas. Para estos usuarios en vez de evitar que se salgan de la vía, cuando colisionan contra un guardarrail a tan sólo 29Km/h (velocidad perfectamente alcanzable por cualquiera de nuestros hijos en bicicleta…), causa la amputación de cualquier miembro o la muerte, y en el mejor de los casos, heridas muy muy graves.

 

¿En qué consiste la norma UNE 135 900 para guardarraíles?

 

 

La norma UNE 135 900 se encarga de evaluar el daño que sufre en los ensayos especiales el comportamiento de un dummy al chocar contra un

sistema de protección de doble bionda a diferentes velocidades.

 

El criterio utilizado para la evaluación del daño es el Indice H.I.C H.I.C (HEAD INJURY CRITERIA - Criterio de Lesiones en la Cabeza)

Este índice tiene una escala de 1 a 1.000, siendo de 0 a 650 el valor I de mayor seguridad y de 651 a 1.000 el valor II.

 

Para pasar estas pruebas con el sistema de protección no debe en ningún caso suceder ninguna de estas stuaciones:

 

Las partes fundamentales del sistema de protección queden rotas o arrancadas.

Que existan elementos desprendidos de masa superior a 2Kg.

 

El comportamiento del dummy no debe en ningún caso ofrecer:

 

Contacto directo con la estructura del sistema de protección.

Introsión, rotura, o corte del dummy.

Enganchamiento del dummy con el sistema de protección.

El dummy no debe superar la posicición del SPM (Sistema de protección Motociclista.

 

 

Debido a que las normas UNE no son consultables públicamente, no podemos dar más información al respecto.

 

Cifras

 

 

A tan solo 29 km/h los postes se convierten en auténticas guillotinas que amputan cualquier miembro con el que se impacte: un brazo, una pierna, la cabeza...

Desde que se empezaron a instalar en nuestras carreteras en 1972, han producido un total de 6.465 muertos y 5.238 amputaciones, dejando a miles de familias destrozadas.

Un 15 % del total de los muertos de motocicletas son por culpa de los guardarraíles.

En un 60 % de las colisiones contra un guardarrail se produce la amputación de algún miembro del cuerpo. 

Tan solo uno de cada diez de los impactos contra un guardarrail termina con heridas de poca gravedad. 

Cada año se producen 10.000 heridos graves a causa de accidentes contra guardarraíles, pero no solamente afecta a conductores de vehículos de dos ruedas, ya que cada año 63 automovilistas pierden la vida por culpa de un guardarrail. 

El coste de instalar la mejor protección existente en este momento solamente es un 0.5 % del coste total de una carretera. Además eso repercute directamente en el ahorro sanitario de nuestro país.

 

 

 

Posibles soluciones

PROTECCIÓN DE LOS POSTES:

 

Desde la regulación que hubo en 2004 es aconsejable la colocación de protecciones en los postes con filos cortantes. Esta solución consiste en recubrir los postes de una funda realizada con diferentes materiales tales como poliuretano, poliespan, etc.

 

Estas protecciones no solucionan en gran medida el problema, ya que la funda con la que se recubre el poste no absorbe los golpes y producen lesiones graves. Otro inconveniente es que continúa quedando un hueco entre la bionda superior y el suelo, por el cual el motociclista se cuela, impactando contra el poste o saliéndose de la calzada. Esto significa que el motorista corre el riesgo de caerse por un barranco o impactar contra una roca.

 

DOBLE BIONDA:

 

Este tipo de protección consiste en la instalación de una segunda bionda en la parte inferior del guardarrail, quedado los postes cubiertos y impidiendo que el motociclista se cuele por debajo o impacte contra los postes.

 

Este tipo de biondas, como hemos comentado en otros apartados, están construídas de acero galvanizado de 3 milímetros de espesor, por lo cual, el impacto del motorista contra la bionda es brutal ya que la bionda no absorbe el golpe en absoluto y el motorista es “rebotado” hacia la calzada, con el consiguiente riesgo de ser arroyado por un vehículo.

 

 DOBLE BIONDA MENOS GRUESA:

 

Esta protección consiste en la instalación de una “chapa” de acero galvanizado en la parte inferior pero de menor espesor que la bionda superior: unos 2 mílimetros.

 

 Aunque este tipo de biondas absorbe mucho más el choque del motorista, no arregla el problema de que el motociclista es “rebotado” hacia el interior de la calzada.

 

En los miserables quilómetros que nos podemos encontrar protegidos en España, el sistema más utilizado es este.

 

 

 

SISTEMA SPM-BASYC:

 

El sistema Basyc emplea una malla o tejido elástico. Esta tela está compuesta por una serie de hilos trenzados que proporcionan una alta resistencia al impacto y absorbiendo gran parte de la energía.

 

Son dos piezas unidas por soldaduras, partiendo de una chapa de 3 ó 4 mm de espesor que realizan un proceso de plegado de todas sus aristas a fin de evitar cualquier tipo de canto cortante.

 

En caso de impacto se absorbe al sujeto reconduciéndolo en el sentido de la marcha, con lo que se evita el efecto de rebote y el contacto directo con el poste metálico.

 

Tiene un inconveniente y es que se tiene que reemplazar la malla cada ciertos años.

 



Hoy: hugo cuenta con tu ayuda

hugo sospedra necesita tu ayuda con esta petición «dgt: sustitución de todos los guardarrailes de toda españa». Únete a hugo y 2.309 personas que ya han firmado.