Petition Closed
Petitioning Cristina Elisabet Fernández de Kirchner

Derogación de la figura del avenimiento del Código Penal Argentino

Como muchos de ustedes saben, quien les escribe junto a Carol (@CarolAbs) y varios/as tuitteros/as arrancamos hace unos meses una campaña para pedir que se derogue la figura del avenimiento del Código Penal argentino. Luego de mirar varias posibilidades en cuento a sitios donde alojar nuestra campaña decidimos utilizar Actuable (España). A partir de ahí, hicimos un gran trabajo colectivo del que muchos de ustedes fueron parte, y así logramos ser 1077 personas diciendo ¡Derogación ya!. A esta altura, con mas de mil ciudadanos/as exigiendo la derogación, esperábamos ansiosos/as la llegada del mail de actuable brindándonos la posibilidad de contactar a los y las firmantes para llevar esta campaña que comenzó en la web al mundo 1.0. Nuestra intención inicial fue además de la movilización en las redes sociales presentar, en el mes de febrero, el petitorio dirigido a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el Honorable Congreso de la Nación. Pero, por ahora, en las condiciones en las que nos dejó Actuable, no lo podemos hacer. La explicación es que sorpresivamente, y de la peor forma, nos enteramos de que, pese a que en las condiciones del sitio se da a entender que los organizadores de una petición tendrán contacto con los firmantes, esto no sucede así. De hecho la única información que recibe quien armó la petición es un mail diciendo que determinada cantidad de personas han firmado la petición, dejándonos incomunicados/as con ustedes, quienes firmaron, en principio, a raíz de nuestros pedido y difusión dentro de las redes sociales. Metidos en este problema intentamos tomar contacto con Actuable, situación que no fue tan sencilla como esperábamos pero que se logró. Luego de varios correos y muchos tuits lo máximo que nos dijeron fue que lamentaban informarnos que debido a la legislación española no podían darnos los datos. Es decir se los quedaron y punto. Si, ya sabemos, ¡todo mal! Así la cosas, queremos pedirles enormes disculpas por la mala elección del sitio donde se recabaron las firmas e invitarlos/as a dejar sus datos en http://vdifiore.com.ar/derogacion-de-la-figura-del-avenimiento-del-codigo-penal-argentino/ para que juntos/as podamos llevar esta acción ciudadana adelante. Les enviamos un saludo a todos y todas y muchas gracias por la comprensión y el compromiso. http://vdifiore.com.ar/derogacion-de-la-figura-del-avenimiento-del-codigo-penal-argentino/
Letter to
Cristina Elisabet Fernández de Kirchner
Las/los abajo firmantes, solicitamos a la Sra. Presidenta, Dra. Cristina Fernández de
Kirchner que en ejercicio de las facultades previstas en el Art. 99 Inc. 9 de la
Constitución Nacional amplíe el presente llamado a sesiones extraordinarias,
incluyendo en las mismas el tema de la derogación del Art. 132 del código Penal de la
Nación, que contempla la figura del “avenimiento” por parte de la víctima de un delito
contra la integridad sexual.

La figura del avenimiento es inherente a un derecho patriarcal que planteaba que los abusos sexuales a las mujeres eran “delitos contra el honor” que afectaban a las familias y a los esposos de esas mujeres. Cuando en 1999 fue reformado el Código Penal (CP) Argentino (ley 25087) y se empezó a hablar de “delitos contra la integridad sexual” –es decir que el bien protegido pasó a ser la mujer víctima de abuso y no su entorno– se intentó quitar la figura del avenimiento por la cual la mujer abusada podía “perdonar” el agravio casándose con su abusador. Sin embargo el artículo 132 que actualmente tiene el Código Penal, dice que la víctima puede solicitar el avenimiento –y perdonar al acusado–, y el tribunal podrá aceptar el pedido, siempre que “la propuesta haya sido libremente formulada y en condiciones de plena igualdad, cuando, en consideración a la especial y comprobada relación afectiva preexistente, estime que es un modo más equitativo de armonizar el conflicto con mejor resguardo del interés de la víctima”. Aquí es importante tener en cuenta algo fundamental: en los casos de violencia de género no existe NUNCA una igualdad de condiciones entre el varón agresor y la mujer víctima.

Por otro lado, la figura de avenimiento entra en colisión con la Ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones Interpersonales (conocida como Ley de Violencia de Género). Tanto esta ley como los tratados internacionales de protección de los derechos de las mujeres suscriptos por la Argentina (y que desde 1994 tienen rango constitucional) señalan que las instancias de “mediación” o similares no pueden ser implementadas en el marco de relaciones desiguales como son las de género.

El femicidio de Carla Figueroa en La Pampa a comienzos de diciembre, sumado a los más de 240 casos de femicidios ocurridos en nuestro país en 2011 ponen en evidencia la necesidad de que sea derogada la retrógrada, machista y anticonstitucional figura del avenimiento del Código Penal.