Petición cerrada

Democracia 4.0 y Punto. Petición al Congreso

Esta petición ha conseguido 7 firmas


“Todas las personas que lo han leído, ya no pueden volver a pensar como antes, ni pueden seguir creyendo en el sistema democrático actual”.

Si de verdad queremos que las cosas cambien, tenemos que cambiarlas nosotros. Ellas solas no pueden. Además de las manifestaciones, de las acampadas y demás actos de ciudadanos en las calles y en las redes, es conveniente utilizar lo que las mismas leyes ponen a nuestra disposición.

En diciembre de 2008 una diputada de las Cortes Valencianas estaba de baja por maternidad en su domicilio. La Cámara le facilitó un sistema de firma digital que le permitía votar desde su casa. Y así lo hizo. Desde su casa y por Internet. Voto siete leyes ese día. Entre ellas, la de los presupuestos generales del año siguiente de su comunidad autónoma.

Pensé que sí ella votaba desde su casa, YO TAMBIÉN PODÍA VOTAR DESDE MI CASA.

Cuando triunfó la revolución francesa se optó por un sistema de democracia representativa, donde unos ciudadanos representarían a otros en un lugar, los parlamentos, para, en su nombre, en nombre del pueblo, aprobar las leyes que debían regir los destinos de todo el pueblo.

Por la sencilla y comprensible razón de que no cabíamos todos ni podíamos viajar todos. Representan a la soberanía popular. Pero la soberanía popular es el pueblo. Todos los ciudadanos. Los diputados solo la representan.

Decidí pensar de qué manera se podría hacer posible que yo, un ciudadano común, participara directamente en la toma de decisiones que me afectaban, es decir, en la aprobación de las leyes. Como existe Internet, podría hacerse un parlamento virtual, al igual que existe ya la oficina virtual de Hacienda, y puedo pagar impuestos y hacer declaraciones desde mi casa. Eso ya lo hago.

En junio de 2010 redacte un escrito de carácter administrativo, fundamentando en derecho, solicitando al Congreso de los Diputados que me permitiera participar en las votaciones de la Cámara. Les propuse que, ya que éramos 35 millones de ciudadanos mayores de edad, a los que representaban 350 diputados, cuando yo accediera vía Internet al

Congreso para votar, a cada uno de ellos se les descontara una pequeña cuota de representación, una treinta y cinco millonésima, que era la parte de soberanía que como ciudadano me correspondía.Como todos los diputados representaban en conjunto a la soberanía popular, a todos se les restaba una pequeña parte, y así mi intervención era proporcional y justa.

De esta manera, cuando fueran a votar la modificación de las pensiones, yo podría votar esa ley, directamente, por que me interesa. Solo había que añadir nueve decimales a los números del tablero de votaciones.

Claro que, si no era yo solo, si éramos cien mil ciudadanos, un escaño volvía al pueblo (35 millones entre 350 diputados = 100.000 ciudadanos = 1 escaño). Sus señorías continuarían siendo 350, pero sus votos valdrían 349, pues un escaño, un voto, volvía al pueblo, repartido entre cien mil ciudadanos. Y si éramos un millón los que entrábamos, pues diez escaños volvían a los ciudadanos.

Desde el Congreso se envía la ley a votar a mi correo, y se me informa de la hora en que será o hasta cuando puedo votar, fecha y hora. Introduzco mi DNIe en el sistema, voto, y se computa mi voto. Simple. Democracia de verdad. Cuando estoy interesado, entro en el sistema y voto. Y cuando no, que vote el diputado, que para eso se le paga. Sería supervisión pura y directa por parte del ciudadano.

Pues bien, dicho escrito se encuentra en la comisión de garantías constitucionales del congreso de los diputados desde noviembre de 2010, y yo sigo esperando una respuesta, respuesta que deberían haberme dado a los tres meses, como dicen las leyes, pues no se permite en esta materia el silencio administrativo. Como eso lo colgué en la red en su momento, somos bastantes ciudadanos los que iniciamos el procedimiento administrativo. Muchos expedientes en las cortes sin responderse.

Democracia 4.0 : Esto es EL FUTURO. Actuar y difundir.

Tú mismo puedes enviar también esa petición al Congreso. Aquí tienes la carta:
https://www.dropbox.com/sh/8cm8rc0vx031is5/AABccpSPpea8BQF1ybYZvNova?dl=0

Autor e ideólogo: Juan Moreno Yagüe



Hoy: José Luis cuenta con tu ayuda

José Luis Robles necesita tu ayuda con esta petición «Democracia 4.0 y Punto. Petición al Congreso». Únete a José Luis y 6 personas que ya han firmado.