SALVEMOS BARIA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


VOLVEMOS A LUCHAR POR BARIA
Más de 27 siglos de historia sucumben ante el arrebato de las excavadoras. Otra vez Baria, un yacimiento arqueológico emblemático y de capital relevancia, es despreciada por quienes deberían velar por su protección y conservación. No han sabido o no han querido luchar para que los terrenos donde reposan los restos de aquella esplendorosa ciudad fenicia, púnica y romana sean pasto de la voracidad de los que hoy mismo arrancan, sin sensibilidad y esmero algunos, nuestro patrimonio y lo depositan en un vertedero. Lo están haciendo a toda velocidad, para iniciar cuanto antes, sobre una parcela de 1300 metros cuadrados, esa monstruosidad que ellos llaman 35 apartamentos en primera línea. No han sabido o no han querido evitar que el interés de unos pocos nos despoje para siempre de un patrimonio que a todos nos pertenece. Necesitamos aunar esfuerzos y apoyos para que esta barbarie, este atentado, no mutile aún más esta menospreciada y castigada zona arqueológica. Por todo ello exponemos para conocimiento
general:
1. El terreno de 1300 metros cuadrados sobre el que se está ejecutando la nefasta excavación de urgencia fue segregado del denominado Sector 8 (actual Bien de Interés Cultural) como consecuencia del auto 1895/2014 del Tribunal Supremo dictado el 31 de enero de 2014, con lo que quedaba por completo desprotegido. Este auto desestimaba el recurso presentado por la Junta de Andalucía contra la sentencia 918/2013 dictada el 11 de marzo de 2013, por la que se otorgaba la razón a la empresa Villaricos, S. L. sobre su pretensión de excluir esta parcela del área protegida como BIC.
2. En el auto del Tribunal Supremo se pone de manifiesto una evidente dejadez y laxitud por parte del personal letrado de la Junta de Andalucía. Tanto es así que, entre los motivos de la desestimación, el alto tribunal exponía la falta de justificación y argumentación de los artículos alegados en su defensa. De manera inexplicable, la abogada de la Junta de Andalucía ni siquiera presentó el correspondiente escrito de alegaciones ante la oposición por parte de Villaricos S. L. al mencionado recurso. Si bien este escrito es voluntario, también es cierto que su no presentación deja entrever que no hay ningún tipo de alegación frente a la oposición manifestada y, en consecuencia, se genera una acusada situación de desventaja en el pleito que condiciona el fallo final.
3. En la actualidad se ha llevado a cabo una excavación de urgencia, donde los medios usados (únicamente una pala excavadora de gran tamaño) y la forma en la que se ha desarrollado el proceso (no se realiza una criba de tierra) exponen a una segura destrucción o pérdida cualquier hallazgo que haya podido producirse. Además, al prescindir del cribado, multitud de piezas de pequeño tamaño como monedas, restos cerámicos, etc. desaparecen para siempre, lo que no sólo supone una pérdida patrimonial grave, sino también el desvanecimiento de elementos de información indispensables para el estudio arqueológico de la parcela y del yacimiento en su conjunto. A la vista está que su única intención, con cierta complacencia de la administración obligada a la supervisión y control de estos trabajos, es cumplir con un mero trámite.
4. Las distintas excavaciones dirigidas por el arqueólogo y profesor de la Universidad de Almería, José Luis López Castro, desvelaron en su día la riqueza que atesora esta parcela, vestigios superpuestos –según sus propias conclusiones– de parte del asentamiento fenicio y romano de Baria desde el siglo VII a. C. Este terreno, aunque por auto judicial esté desafectado como BIC, puede beneficiarse de la Ley del Patrimonio Histórico Español de 1985 que protege cualquier hallazgo de importancia que se pueda producir, aunque el tipo de intervención que se está llevando a cabo persiga, como consecuencia de los salvajes procedimientos empleados, no permitir el afloramiento de resto alguno de consideración.
5. Siendo conocedores del valor patrimonial y arqueológico del yacimiento de Baria queremos incidir primordialmente en su consideración como un valioso Conjunto que, en lo que queda, hay que salvaguardar en su integridad. Esta pretensión debe imponerse, y es por tanto una de nuestras principales reivindicaciones, frente a la idea mal concebida de constante segregación, de modo que zonas de enorme valor arqueológico se desgajan metro a metro y acaban declarándose urbanizables ante la pasividad, la permisividad y el consentimiento de las administraciones. Lo que ahora sufrimos es un desgraciado ejemplo de esa desidia despreocupación que las lleva a reaccionar tarde y mal, en detrimento del patrimonio colectivo.
6. Ya es hora de que las administraciones actúen sobre el yacimiento, propiciando en primer lugar y de una vez por todas que todo el conjunto aún no urbanizado pase a titularidad pública (ha habido tiempo desde 2004), protegiéndolo íntegramente y excavándolo con el fin de ponerlo en valor y crear un recurso cultural de primer orden para nuestro desarrollo. Por el contrario,una visión retrospectiva de lo que hasta ahora ha acontecido evidencia que las sucesivas acciones urbanísticas nos han privado de un patrimonio cultural único e irrecuperable y no han aportado un mayor desarrollo económico. Nos reiteramos: es hora de proteger este tesoro y
empezar a ponerlo en valor.
7. El yacimiento fenicio, púnico y romano de Baria constituye un conjunto de enorme relevancia arqueológica, histórica y patrimonial que precisa de la Consejería de Cultura de una atención que hasta ahora no ha recibido. Queda obligada esta administración a ejercer las competencias que tiene asignadas en su salvaguarda y recuperación, así como a velar para que cualquier intervención que se materialice sobre estos terrenos sea sensible y cuidadosa hasta el extremo, evitando deleznables espectáculos como los que se están viviendo estos días.



Hoy: Laura cuenta con tu ayuda

Laura Rodriguez Castaño necesita tu ayuda con esta petición «DELEGACIÓN TERRITORIAL DE CULTURA, TURISMO Y DEPORTE EN ALMERÍA : SALVEMOS BARIA». Únete a Laura y 1.103 personas que ya han firmado.