PACTO POR LA INFANCIA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!

Grupo Trabajo Infancia Min 19
Grupo Trabajo Infancia Min 19 ha firmado esta petición

Introducción al Pacto por la Infancia

Como integrantes del pueblo evangélico en España, nos reconocemos corresponsables de la situación de la Infancia en nuestro país y deseamos ser partícipes de los procesos de desarrollo y bienestar de los niños y niñas, en el marco de la voluntad de Dios de reconciliar todas las cosas con Él, a través de Su Hijo.

Consideramos a l@s niñ@s como un colectivo de especial valor y los Derechos de la Infancia como un marco adecuado de protección y promoción de la Infancia, por lo que nos comprometemos a garantizar su cumplimiento y difusión.

Subrayamos la importancia del desarrollo integral de la persona, incluyendo sus dimensiones espiritual, moral y ética.  Es por ello que promoveremos el acceso a la salud, a la educación de calidad con valores adecuados y competencias para la vida real. La lacra de la pobreza infantil debe ser enfrentada y nos comprometemos a colaborar.

Como respuesta a la invitación de Jesús de poner en el centro de la comunidad a los más pequeños y vulnerables, nos comprometemos a colaborar en la cohesión social y trabajar contra la exclusión en todas sus formas, tanto dentro como fuera de nuestras comunidades de fe.

Queremos prestar más atención a la visibilidad y centralidad de los más jóvenes, reconociendo que es necesario cambiar modelos pensados para los adultos en exclusiva. Reconocemos que, a menudo, hemos sido promotores involuntarios de este tipo de modelos de comunidad y de relaciones. Promoveremos la inclusión de los más pequeños, así como la visión y participación intergeneracional en y desde nuestras acciones y proyectos.

Rechazamos cualquier forma de violencia y maltrato infantil en todas sus facetas (física, emocional, sexual y espiritual). Promoveremos las relaciones intergeneracionales basadas en el respeto y ausentes de medidas disciplinarias que se basen en el castigo físico, el abuso emocional o de autoridad, así como la creación de espacios seguros donde l@s niñ@s se sientan libres para expresarse y ser escuchados con respeto y atención, teniendo en cuenta sus propuestas.

Reconocemos a la familia como la primera y fundamental comunidad educativa para l@s niñ@s, siendo absolutamente necesario que las instituciones educativas (escuela, iglesia, etc…) asuman su rol de apoyo y acompañamiento a la familia para una correcta y sana educación de los más jóvenes, trabajando en estrecha comunicación y colaboración.

Como parte del pueblo evangélico en España queremos apropiarnos del proyecto de Dios para la Infancia. L@s niñ@s tienen un lugar especial en su corazón. Son personas clave, por lo que Él les da un trato especial, que su pueblo debe reconocer y reproducir.

Los puntos del Pacto por la Infancia de España

1.     Nos reconocemos corresponsables de la situación de la Infancia en nuestro país y nos comprometemos a ser partícipes de los procesos de desarrollo y bienestar de los niños y niñas de nuestro país, en el marco de la voluntad de Dios.

2.     Consideramos el valor de l@s niñ@s y los Derechos de la Infancia como un marco adecuado de protección y promoción de la Infancia, por lo que nos comprometemos a garantizar su cumplimiento y difusión.

3.     Promoveremos el desarrollo integral de la persona, incluyendo sus dimensiones espiritual, moral y ética, con atención especial a la pobreza infantil y sus consecuencias.

4.     Nos comprometemos a poner en el centro de la comunidad a los más pequeños, colaborar en la cohesión social y trabajar contra la exclusión en todas sus formas.

5.     Reconocemos que es necesario cambiar los modelos pensados sólo para los adultos. Promoveremos la inclusión de los más pequeños, así como la visión y participación intergeneracional en y desde nuestras acciones y proyectos.

6.     Rechazamos cualquier forma de violencia y maltrato infantil (físico, emocional, sexual o espiritual). Promoveremos relaciones intergeneracionales basadas en el respeto y ausentes de medidas disciplinarias que se basen en el castigo físico, el abuso emocional o de autoridad.

7.     Reconocemos a la familia como la primera y fundamental comunidad educativa para l@s niñ@s, apoyando y acompañando a las familias en el proceso de educación de los más jóvenes en estrecha comunicación y colaboración.

8.     Necesitamos renovar nuestra visión y actualizar nuestro compromiso para poder atender a la nueva generación como merece, a la luz de la enseñanza de Jesús, y como necesita, a la luz de los desafíos y oportunidades que la situación actual en nuestro país presenta.

9.     Animamos a las instituciones públicas y a los agentes privados que tienen influencia sobre la infancia en nuestro país a invertir más y mejor en la Infancia, tanto en atención como presupuestariamente, priorizando la legislación que protege y promociona a l@s niñ@s para su correcto desarrollo, integración y participación en la sociedad, ya en su etapa infantil. Nos ofrecemos a ser parte de los agentes a favor de la Infancia en España.

10.  Nos comprometemos a esforzarnos por superar nuestras barreras internas y colaborar, trabajando en red por el bien de tod@s l@s niñ@s de nuestro país, buscando la unidad, el testimonio y la eficacia de nuestra labor.

11.  Reconocemos en el Movimiento Min una propuesta adecuada para avanzar en los compromisos de este pacto.