¡Qué se acaben ya los privilegios políticos!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Hoy en día, los políticos gozan de privilegios laborales, económicos y judiciales que no se pueden tolerar en un país democrático, sobretodo, después de los recortes sociales y de la situación de pobreza que viven muchas personas: no poder pagar el alquiler o la hipoteca para después ser desahuciados ni afrontar los gastos de primera necesidad como alimentación o el mínimo de electricidad. Mientras todo esto ocurre, hay quienes parecen estar en otro planeta, pues los privilegios de los que gozan son escandalosos. Son los políticos, quienes están menos tiempo en su respectiva Cámara que los estudiantes de primaria en el colegio, cobran más que nadie por el trabajo que hacen y además disfrutan de otros privilegios económicos y los contagian a sus conocidos y también tienen una relación poco habitual de complicidad con el estrato judicial.  

Ante esta situación insostenible con argumentos sólidos se mire por donde se mire, propongo establecer una jornada laboral fija a los políticos de ocho horas en adelante y ¡¡¡qué trabajen cinco días a la semana, al menos!!!, a parte de reducir sus vacaciones abultadas. Además para luchar contra el absentismo parlamentario (es impresentable que haya quienes en la legislatura se presenten un par de días) mediante la vinculación del salario a las sesiones asistidas. Puede haber quienes consideren que hay ciertos días que los parlamentarios lo compensan mediante los debates de doce horas dentro del parlamento, sin embargo ... ¿se puede comparar pasarse doce horas sentado en un sillón cómodo con acceso libre al móvil (pudiendo jugar al candy crash o comentar en facebook) que trabajar auténticamente ocho horas más extras? Por favor, no nos traten como a idiotas.  

Además, hay que limitar y controlar las dietas, no hasta su eliminación porque son necesarias en algunos casos para desempeñar la labor parlamentaria. Sin embargo, su uso abusivo e injusticado hace de ellas uno de los privilegios más odiados por la opinión pública.

Por si no fuera suficiente, es necesario eliminar los privilegios judiciales, es decir, los aforamientos a los parlamentarios. Es impresentable que se utilice el aforamiento como escudo ante una investigación policial o judicial que afecte a su persona. También hay que destacar la actitud chulesca que tienen ante los jueces y la policia. Personalmente, si me sentaran delante de un juez estaría temblando. Pero ellos no, hecho que sólo puede deberse o bien al tener a los jueces "en el bote" o bien denotar una actitud chulesca propia de quien se cree la autoridad, derribando así el principio de la división de poderes.

Un último aspecto sería el personal eventual o, más conocido, como "asesores políticos". Bien es cierto que no me gusta generalizar y creo que algunos hacen adecuadamente su labor y son elegidos mediante criterios de conocimiento y formación. Sin embargo, la mayoría de este colectivo es elegido entre familiares y amigos o candidatos que iban en las listas de un partido y después los colocan en este puesto para así poder cobrar un excelente sueldo pagado con dinero de los ciudadanos. Si quieren un consejo de un familiar o amigo, sinceramente no me importa, pero muy tacaño tendría que ser si no diera un consejo gratis a alguien con el que tiene una relación favorable.

Para terminar, les pido a ustedes el voto porque así es otra oportunidad para hacer escuchar la voz de los ciudadanos en vez de sólo a los políticos, quienes monopolizan los medios de comunicación y nos hacen creer que sólo pueden hablar ellos. Como dice un título de Blas de Otero, "Pido la paz y la palabra" y además la pido para todos los ciudadanos. Algunos pueden pensar que soy apolítico o un fanático de los nuevos partidos. Ni lo uno ni lo otro. Simplemente deseo tener unos políticos de los que poder sentirnos orgullosos. 



Hoy: Jaume cuenta con tu ayuda

Jaume Esteban necesita tu ayuda con esta petición «Cortes Generales: Eliminar los privilegios políticos». Únete a Jaume y 84 personas que ya han firmado.