No al código penal de la impunidad en Honduras que favore

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Honduras es considerado Narco Estado que como cáncer se propagará en el resto de países porque los delitos menores reciben penas mayores, para crímenes graves que hoy afecta a la sociedad hondureña mañana a la centroamericana, con la impunidad a los que trafican mujeres, niños, drogas, etc. violaciones sexuales. Facilita la corrupción de las instituciones públicas y privadas con el blanqueo de estos delitos y dinero poniendo de rodillas a los funcionarios honrados, deseosos de cambiar la triste realidad de atraso e inhumana, imperando la delincuencia. Un ejeemplo, mientras el Código vigente contempla una pena de 15 a 20 años a quién realiza actos de fabricación y tráfico de drogas tóxicas. 

Mientras que el nuevo código penal de la impunidad ese mismo artículo referente le aplica una pena de 4 a 7 años. De este código penal de la impunidad se espera el deterioro psicológico, mental, social, cultural, con ello, ocasionando el trastorno del sistema de vida democrática y las aspiraciones de tener un mejor país, una Centroamérica más digna.

La influencia, el poder de las leyes, vendrían a favorecer la conducta delincuencial de los funcionarios que operan en el tráfico de drogas, en el lavado de dinero, tráfico de influencias. Asimismo, el desorden social y de las buenas costumbres al exonerar responsabilidades falta de cumplimiento de sus deberes de vigilancia control administrativa y de Seguridad pública y en todos los sentidos.

También atenta contra la libertad de expresión contemplando delitos contra la difamación y contra el honor de las personas, claro, esto sirve más de protección a los delincuentes que ostenten el poder del país qué a una persona en particular.

El Código Penal de la Impunidad al entrar en vigencia transtornará el orden medianamente conseguido con el sistema democrático y protege con castigos blandos a los que saquean al Estado y enferma a la juventud con las drogas, el terror a las personas indefensas y desvalijan de los más caros sueños de la familia de procrear y darle una vida mejor a sus hijos.