Defendamos la educación religiosa en Salta

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


Soy Andrés Suriani, concejal de la ciudad de Salta.

Mediante esta petición quiero que me ayudes a defender la educación religiosa en las escuelas públicas de la provincia, ante los recientes intentos de suprimirla por parte de la Procuración General de la Nación, encabezada por la Dra. Gils Carbó.

El Procurador Fiscal Víctor Abramovich presentó a la Corte Suprema de la Nación un dictamen recomendando esta medida, en respuesta al planteo patrocinado por la Asociación por los Derechos Civiles, de Buenos Aires. Abramovich sostiene que “el hecho de que la mayoría de la población de la provincia demandada profese una religión determinada no es argumento suficiente para justificar la instrucción en dicha religión vulnerando gravemente los derechos constitucionales de las minorías”.

En coherencia con nuestra cultura y en uso de la autonomía provincial en materia educativa, el Artículo 49 de la Constitución salteña establece que “los padres y en su caso los tutores, tienen derecho a que sus hijos o pupilos reciban en la escuela pública la educación religiosa que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. Con ello queda descartada una imposición de la educación católica, al permitirse que todas las confesiones puedan estar dentro de la escuela estatal. Por resolución ministerial a comienzo de año se consulta a los padres o tutores sobre en qué religión desean que sus hijos reciban instrucción, pudiendo optar por no recibir ninguna, caso en el cual el alumno es igualmente atendido en el aula con otras actividades. Esta modalidad es consecuencia directa del derecho consagrado constitucionalmente de libertad de culto.

Quienes se oponen al dictado de educación religiosa en los establecimientos públicos lo que realmente desean es que los niños salteños se vean privados de una importante formación, que viene a complementar y direccionar el aprendizaje general de todo individuo. Si hay algo que asimila a las diversas religiones es que comparten los valores de la paz, el diálogo, la solidaridad, la cooperación y la tolerancia a las diferencias, lo cual permite convivir en pluralidad, todas cuestiones que se canalizan luego en la vida en sociedad a través del accionar ciudadano.

Que los operadores judiciales no permitan que unas escasas minorías, cuyos derechos están totalmente garantizados, logren su cometido e impidan que miles de chicos salteños que asisten a la escuela pública reciban la educación religiosa que sus padres desean.



Hoy: Andrés cuenta con tu ayuda

Andrés Suriani necesita tu ayuda con esta petición «Corte Suprema de Justicia de la Nación : Defendamos la educación religiosa en Salta». Unite a Andrés y 2,620 personas que firmaron hoy.