LA JUSTICIA LENTÍSIMA ES EL ARMA DEL QUE LA UTILIZA A SABIENDAS

LA JUSTICIA LENTÍSIMA ES EL ARMA DEL QUE LA UTILIZA A SABIENDAS

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!
Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Ismael Raboso Martínez ha iniciado esta petición dirigida a CONSUMIDORES FINANCIEROS

Está aconteciendo algo insólito,  y es que las condiciones generales de la contratación abusvias están ganando más terreno, directa o indirectamente, que las fajanas del nuevo volcán de Cumbre Vieja:

Desde el prisma anterior, resulta necesario denunciar, porque realmente hay montones de  cuestiones objetivas en juego, el funcionamiento de los Juzgados especializados en asuntos de cláusulas abusivas a nivel nacional, especialmente en la Comunidad de Madrid. Si la comunidad de Madrid dispone de  más de 300 Juzgados, sólo UNO recibe a día de hoy, y en los últimos años, todas las reclamaciones relacionadas con condiciones generales de la contratación, lo que afecta a los consumidores, que somos  tomos y cada uno de nosotros. Eso hace inviable la función de la Justicia.


Aún celebrando un gran éxito en lo que tiene que ver con las resoluciones que resultan positivas para el consumidor a la postre, y digo a la postre, porque la tramitación de los asuntos resulta enojosa e infinita.


Si un Juzgado  de Primera Instancia conoce de 1000 asuntos de media al año, tenemos procedimientos con número de orden 30.000 iniciados hace dos años., en concreto en el Juzgado 101 Bis de Madrid, donde la plantilla probablemente resulte insuficiente para atender tal ingente cantidad de asuntos.


En particular, el Juzgado 101 bis de Madrid, acumula más de 30.000 reclamaciones iniciadas durante el año pasado, y a día de hoy está resolviendo las iniciadas en los años 2017 y 2018. Aplicando la media de tramitación en Juzgados de primera Instancia ordinarios, eso significaría obtener una resolución en TREINTA AÑOS. El sistema ha devenido total y absolutamente INEFICAZ.


Cuando el asunto se resuelve, tras varios años de espera, el Juzgado no tiene capacidad para hacer  frente a las consignaciones dinerarias, que permanecen abiertas "sine die" sin efectuar un abono efectivo al consumidor afectado, muchas veces en situación  cercana al umbral de la pobreza y con serias dificultades para abonar la cuota de la hipoteca que, no obstante, sigue llegándoles, muchas veces abultada.


Tópicamente, la Justicia lenta no es Justicia, y los profesionales estamos más o menos conformados con esa lentitud sin que nadie lo denuncie. Sin embargo, lo que está aconteciendo en estos Juzgados especiales, desnaturaliza la función de la Justicia, en tanto  estamos en presencia de un efecto inverso: una reclamación favorable al final termina por beneficiar al perdedor del pleito, por el larguísimo tiempo que tiene para enfrentarse a su responsabilidad, mientras el consumidor sigue obligado a cumplir, a veces acuciado y sin posibilidad de hacerlo.


Lo anterior está desembocando en una desincentivación a la hora de reclamar y por eso está revirtiendo en una ganancia en los bancos de todo punto inadmisible, pero fundamentalmente, está generando un gravísimo agravio a la tutela judicial efectiva consagrada en el artículo 24 de la Constitución española, afectante tanto a los que ya iniciaron reclamaciones y hoy esperan impotentes y a los que el agravio de otros hace conformarse con la abusvidad proscrita por el Derecno nacional y de la Unión Europea. Y también en una grave y recurrente penuria.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!
Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas