Petición cerrada

Consolidación Policías Locales Interinos

Esta petición ha conseguido 2.796 firmas


El policía local interino es un empleado público que ha accedido a la función pública a través de un proceso selectivo abierto y que garantiza la concurrencia. La selección de dichos funcionarios se tuvo en cuenta los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad. Para adquirir la condición de funcionario interino, el aspirante tuvo que superar el proceso selectivo que le impuso el ayuntamiento, proceso selectivo que queda enmarcado dentro de la regulación existente.

Posteriormente el órgano o autoridad competente nombró a este aspirante, y lo publicó en el Diario Oficial correspondiente. Para poder tomar posesión, el aspirante tuvo que acatar la constitución y el Estatuto de Autonomía. Finalmente, el aspirante tomo posesión de la plaza de funcionario público dentro del plazo establecido. Todo Exactamente igual que un funcionario de carrera, pero interino.

Nos encontramos ante la siguiente situación: El policía local interino, funcionario público con todas las obligaciones que le atribuye la legislación, no tiene todos los derechos que debería tener. No tiene el principal derecho y garantía para el ciudadano, la inamovilidad. No tiene derecho a la carrera profesional ni a la promoción horizontal, ni a la promoción interna, ni a la movilidad, ni a la excedencia.

Queremos entender que el legislador crea la figura del funcionario interino para ciertas situaciones excepcionales, con la finalidad de darle agilidad a la administración para conseguir una mejor atención al ciudadano, en la defensa de sus intereses, pero la realidad es otra. La realidad es que hay un panorama de funcionarios, donde su labor esta más que justificada, perdurando en el tiempo, pero no consolidando los derechos inherentes a la condición de funcionario de carrera, algunas de ellas indispensables.

Nos encontramos entonces con interinos de más de 10 años en un puesto de trabajo. Como bien dice el preámbulo del EBEP, la función pública en España necesita un proceso de reforma, un proceso que ya en 2007 se definía como largo y complejo. Dentro de ese proceso de reforma para adecuar la función pública al marco de las directrices de la unión europea, se busca que, para dar un mejor servicio al ciudadano, las administraciones deben atraer a los profesionales que necesitan, proporcionándoles la formación adecuada y proporcionándoles las suficientes oportunidades de promoción profesional . Eso no se está cumpliendo como hemos visto anteriormente con el funcionario interino.

La base para la selección del funcionario interino también son los criterios constitucionales de mérito y capacidad. En ese sentido entendemos que no hay distinción entre funcionario de carrera y funcionario interino, los dos acceden a la función pública bajo un proceso selectivo dentro del mismo marco de garantías constitucionales. Una vez que el aspirante accede a la función pública, no hay mecanismos que evalúen el desempeño de las funciones, para valorar la eficiencia del funcionario para la administración pública, y para el ciudadano. En el preámbulo de la EBEP este elemento es destacado como fundamental, no solamente como elemento de reciclaje y actualización, sino como un factor de motivación personal y control interno, recalcando que es una de las reformas que ya se han adoptado o se están adoptando en el ámbito europeo. Hasta tal punto le otorga importancia, que llega a citar que la continuidad del funcionario en su puesto de trabajo debería de depender de la evaluación positiva de su desempeño. Finalmente se puede ver que se quiere que aquellos empleados públicos que, desde los niveles inferiores, tenga interés, con dedicación y esfuerzo, no se les limiten las oportunidades de promoción interna, oportunidades que ningún interino va a tener por mucho que se esfuerce, o por mucha dedicación que muestre en su puesto de trabajo.

Tenemos una norma de carácter general y estatal, que otorga unas líneas de actuación, una tendencia europea a la cual hay que adaptarse, valorando la realidad social, siempre en beneficio del ciudadano, y bajo las premisas de que al empleado público se le tiene que tener en cuenta la dedicación, el esfuerzo, la formación constante, la evaluación periódica y la eficiencia en su puesto de trabajo. Además, es una ley del 2007, más de 8 años, España es una España distinta del 2007 al 2015. Tenemos una situación social y económica distinta, Europa nos ha marcado el camino, pero hay que volver a revisar la situación del empleado público, y es lo que pretendemos en este escrito, al menos a nivel Autonómico y centrándonos en el funcionario interino Policía local por sus condiciones especiales.

Y es que la ley representa un escenario “perfecto” donde se supone que el funcionario interino va a estar el tiempo indispensable, marcado por ley, pero sabemos que no es así. Y muchos de nosotros estamos agradecidos a nuestros ayuntamientos por mantenernos en nuestro puesto de trabajo, ya que en muchas ocasiones ese puesto de trabajo sirve para mantener nuestras familias, y en algunos casos, es el único sustento. Pero una cosa no quita la otra, la relación es bidireccional: a los ayuntamientos también les interesa tener funcionario “a bajo coste”, sin todos los derechos que la ley les atribuye si fueran funcionarios de carrera. Esta relación policía local interino – Ayuntamientos provoca situaciones de empleados públicos interinos de más de 10 años en su puesto de trabajo.

Pasados tantos años, ni la situación social es la misma, ni la laboral, ni la personal. Hay muchos compañeros que no están en el mismo estado físico, a veces por sufrir accidentes laborales incluso, por enfermedades, por el transcurso de la vida personal de cada uno, porque no nos olvidemos que el funcionario interino a la vez es opositor, y llevar ese ritmo durante años es muy duro, todos sabéis de lo que estoy hablando, y llega un momento en la vida de todo opositor que bajas los brazos. Algunos compañeros saben que ahora mismo ya no podrían pasar una oposición, y en casos extremos, saben que no reúnen ya los requisitos. Este grupo de empleados públicos, que en su día pasaron una oposición, vemos que la ley no les proporciona una seguridad, una salida, un salvavidas. La ley da el mismo trato al que lleva 1 mes trabajando como interino, como al que lleva 15 años y ahora ya no puede opositar, por ejemplo, porque por un accidente trabajando ya no pasaría un reconocimiento médico. Y eso entendemos que no cumple el principio constitucional de igualdad, y no lo vemos justo.

Nosotros partimos de la base de que queremos el reconocimiento de esos años de experiencia laboral, no para un concurso de méritos, sino como un derecho real sobre la plaza. Hoy en día ninguna ley refleja este sentimiento, y esta es nuestra lucha.

Por todo esto, solicitamos vuestras firmas para desarrollar un proyecto de modificación de la ley de coordinación de las policías locales de la comunidad Valenciana. Con esta nueva regulación, el funcionario interino gozaría de más protección, de más seguridad, y de más estabilidad. El objetivo es ir consolidando plazas de policías locales interinos en funcionarios de carrera. Esta medida dotaría a los ayuntamientos de una posibilidad legal para que puedan consolidar a los policías locales interinos en sus plantillas, a la vez que daría una situación laboral, una estabilidad y una seguridad a todos los policías locales de la comunidad valenciana.

Nuestro trabajo es defender vuestros derechos, ¿quien defiende los nuestros?

Somos cientos de policías que vemos peligrar nuestro futuro, vamos a intentar llevar a cabo esta plataforma y conseguir todas las firmas posibles por nuestras familias, por nuestros hijos. Ayudarnos! 

 

Gracias a todos , amigos y compañeros.



Hoy: Consolidacion cuenta con tu ayuda

Consolidacion interinos necesita tu ayuda con esta petición «Consell de la Generalitat Valenciana, Les Corts: Consolidación Policías Locales Interinos». Únete a Consolidacion y 2.795 personas que ya han firmado.