PRISION PERMANENTE REVISABLE para el parricida de Moraña. Y para violadores.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


El parricida de Moraña drogó a sus hijas para adormecerlas antes de matarlas con la radial. (A una de ellas no le hizo efecto y fue consciente, según el fiscal)

Un cóctel de nordiazepam, oxacepam y tizanidina fue lo que, según el fiscal, proporcionó a sus hijas, de 9 y 4 años, el parricida de Moraña, David Oubel. Intentando adormecerlas antes de ser asesinadas el 31 de julio del 2015. «Con evidente ánimo de acabar con su vida -relata en su escrito de acusación- y con la finalidad de evitar cualquier posibilidad de defensa o huida de las menores».

Entró en la habitación de la primera, según el escrito de acusación del fiscal, encendió la sierra radial y le produjo varios cortes profundos en el cuello. Además, «finalizó la incisión en el cuello con un arma blanca», tipo de un cuchillo de cocina, precisa la propia Fiscalía. La niña murió de un «‘shock’ hemorrágico».

Sin embargo, no habría hecho el mismo efecto en Candela, su otra hija de nueve años. A ella, la ató previamente «con una cinta americana, puesto que esta presentaba un elevado nivel de consciencia, ya que no le habían hecho casi efecto los fármacos ingeridos ya que llego a forcejear con su padre tras liberar una de sus manos», precisa el fiscal.

David Oubel no se detuvo ante la desesperación de su hija, herida y tratando de escapar de su padre, que llevaba la radial en las manos. La niña «intentó darse la vuelta y huir, momento en el que el imputado finalizó la incisión en el cuello con la sierra eléctrica en marcha y el cuchillo de cocina, con lo cual le ocasionó el degüello y la muerte inmediata por una hemorragia masiva».

Estos hechos han ocasionado que la Fiscalía solicite por PRIMERA VEZ en España la prisión permanente revisable, una suerte de cadena perpetua. Lo hace en base a que, legalmente, los hechos relatados constituyen, a juicio del fiscal, «dos delitos de asesinato cualificado por alevosía y agravados». Además una pena de alejamiento hacia su exmujer, a la que no podrá acercarse a menos de mil metros, ni comunicarse con ella por cualquier método durante los próximos treinta años. En concepto de responsabilidad civil, se pide que se le condene al pago de 245.000 euros a la perjudicada, en este caso su exmujer. 



Hoy: Isabel Maria cuenta con tu ayuda

Isabel Maria Fernandez Sanchez necesita tu ayuda con esta petición «Consejo de Ministros: PRISION PERMANENTE REVISABLE para el parricida de Moraña. Y para violadores.». Únete a Isabel Maria y 584 personas que ya han firmado.