Petición cerrada

Por una Sanidad Animal que no sacrifique indiscriminadamente vacas sanas

Esta petición ha conseguido 2.105 firmas


Los ganaderos que vivimos en el medio rural hacemos de nuestra profesión nuestra vida. Nosotros también ponemos nombres a nuestros animales y creamos un vínculo emocional con ellos. Son animales de producción, pero merecen una vida digna y no una muerte prematura.

En Cantabria, al igual que en otras comunidades autónomas se practican vaciados sanitarios de acuerdo con las pautas y según las causas que aparecen en el Plan Nacional de Erradicación de Tuberculosis de la Dirección General de Sanidad de la Producción del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA). Muchas de esas vacas sacrificadas no se tiene la certeza de que estén enfermas, pero sin embargo se sacrifican.

Se entiende que esta situación es injusta porque además no se indemniza a los valores reales de mercado por los animales sacrificados al ganadero, que es quien ha alimentado a los animales y quien ha respetado todas las normativas de bienestar animal y otras que se imponen desde la Unión Europea y desde el Reino de España. El actual protocolo de Sanidad Animal aboca a los ganaderos a la ruina y por ello solicitamos estos mínimos:

1º Revisión de la eficacia y efectividad de las pruebas existentes para la detección de la tuberculosis bovina y búsqueda de nuevas pruebas alternativas que confirmen la enfermedad con fiabilidad. Unas pruebas que nos den garantías.

2º Actualizar los baremos de indemnización para que en caso de sacrificio de reses o vaciado sanitario el ganadero no se arruine y pueda seguir desempeñando su actividad que tantas positividades genera en las zonas rurales.  La tabla de indemnizaciones lleva décadas sin tener una actualización acorde a los precios de mercado.

3º Pago de las indemnizaciones en un plazo no superior a 3 meses (y no en 8 meses como se está produciendo actualmente).

4º Realizar estudios sobre las causas del contagio, especialmente en ganaderías de leche que a priori no tienen contacto con fauna salvaje. El objetivo de los estudios es saber cómo se producen los contagios para poder diseñar métodos de prevención.

5º Control de la fauna salvaje donde se encuentra el reservorio de esta enfermedad.



Hoy: ASAJA Cantabria cuenta con tu ayuda

ASAJA Cantabria necesita tu ayuda con esta petición «consejero de Medio Rural del Gobierno de Cantabria Jesús Oria: Por una Sanidad Animal que no sacrifique indiscriminadamente vacas sanas». Únete a ASAJA Cantabria y 2.104 personas que ya han firmado.