Permiso a los conservacionistas para circular por caminos restringidos

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


Hace cuatro décadas, los naturalistas vocacionales consagrados recorrían los hoy declarados espacios naturales sin traba alguna. Controlaban la fauna y la flora, denunciando los desaguisados que hacían en ella funcionarios públicos (que cumplían leyes entonces vigentes de exterminio de la fauna, talas, o plantación de árboles exóticos), así como a la población rural, o urbana, que destruía los recursos naturales. Una labor de denuncia que forzó la legislación y el cambio que llevó a que esos territorios se protegieran.
En aras de la conservación, la Administración Pública prohibe ahora el paso por pistas que llevan a esos espacios “Salvo a vehículos autorizados” de persona que tengan permiso para circular por ellas. Una medida para frenar furtivos, incendios, talas, molestias a la fauna sensible y masificación.
Los conservacionistas que controlaban el territorio tienen hoy que solicitar con antelación un permiso, como cualquier otro ciudadano, para entrar por dichas pistas, una gestión que no tienen que hacer de forma reiterada ganaderos, cazadores y personas locales ni los guardas, los técnicos y los funcionarios de cada uno de esos territorios donde trabajan.
Para los conservacionistas es un trámite imposible de hacer en la mayoría de los casos, ya que un naturalista no puede prever la mayoría de las veces los movimientos que hace y donde va a poder parar y realizar un itinerario en sus constantes y a veces erráticos desplazamientos por la geografía española. Con ello se pierde aquella aportación que forzó a proteger la naturaleza.



Hoy: Wild cuenta con tu ayuda

Wild Europe necesita tu ayuda con esta petición «Consejerias de Medio Ambiente y Organismo de Parques Nacionales: Otorgar permiso a los conservacionistas para circular por caminos de acceso restringido.». Únete a Wild y 240 personas que ya han firmado.