LAS MIGRAÑAS NO ME DEJAN VIVIR

Victoria

LAS MIGRAÑAS NO ME DEJAN VIVIR

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 1569 firmas!
Francisco de Asís Medina Rodríguez ha iniciado esta petición dirigida a José María Abad Díez (Dirección General de Asistencia Sanitaria) y

Mi mujer, Miriam, sufre migrañas desde siempre. Pero los últimos 15 años han ido a peor. Ha sufrido incontables dolores de cabeza y migrañas, que no le permiten hacer vida normal. Estos insufribles dolores ya se le diagnosticaron como migrañas invalidantes. No solo es un dolor físico, sino emocional. Es un dolor incapacitante en el ámbito social y laboral. Le han hecho decenas de pruebas, le han recetado medicación de todo tipo (meditación crónica, analgésicos de todo tipo, triptanes cuyo consumo afecta al corazón, tratamiento de 1 año con botox, bloqueos pinchados en la cabeza…) y ha acudido a urgencias decenas de veces. 

Ninguno de estos tratamientos le ha ofrecido una respuesta positiva. El problema es que le siguen denegando el último tratamiento disponible que podría funcionar: EMGALITY (GALCANEZUMAB), sin ninguna razón ni justificación. En el servicio de neurología del Hospital San Jorge de Huesca se están lavando las manos. Derivaron el asunto al “Departamento de Uso Racional del Medicamento” del que no nos dan ningún tipo de contacto o información para que podamos reclamar, ni nos dicen por qué se rechaza la posibilidad de obtener un tratamiento que está en el mercado, que la Administración ofrece y cuyos requisitos previos mi mujer cumple.


Miriam ya no disfruta de ninguna calidad de vida. Es imposible vivir así. Con varias crisis de migrañas al mes. Necesita YA un tratamiento para paliar el dolor, un respiro. 


Por eso te pido que firmes esta petición para ayudarme a ganar apoyo suficiente y pedir un tratamiento para Miriam, que no puede seguir con esa nula calidad de vida. Las migrañas NO LE DEJAN VIVIR EN PAZ. Necesitamos UN TRATAMIENTO.

Victoria

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 1569 firmas!

Comparte esta petición