Reforma de la ley de los exámenes de Junio

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Petición de reforma de la ley referente al cambio de los exámenes de Septiembre a Junio.

 

Me gustaría denunciar la situación que se vive en los centros de Educación Secundaria en España durante el mes de Junio. Mi petición y la de la gran parte de los alumnos que sufrimos las consecuencias se debe a la Reforma de la Ley la cual adelantó en la mayoría de provincias la convocatoria para alumnos suspensos de Septiembre a Junio. Según la consejería de Educación de Madrid, esta ley beneficiaría a todos los estudiantes suspensos del programa educativo que en vez de examinarse unos días antes del curso siguiente, pasarían a demostrar sus capacidades a finales del mes de Junio. 

En la teoría, esta ley garantiza a todos los adolescentes la capacidad de tener un verano relajado, pero, llevado a la práctica, la realidad es que:

Los alumnos aprobados, y que hemos demostrado con anterioridad que demostramos con las capacidades requeridas para promocionar, durante las últimas tres semanas de curso, nos dedicamos a realizar actividades propuestas por el profesorado. El problema se encuentra en que estas actividades están muy mal organizadas, por lo tanto, no son entretenidas, ni aprendemos nada. Para solucionar este problema muchas personas han decidido saltarse clase,  pero al haberse expedido los resultados finales del curso, nada nos ata a permanecer en nuestros centros.

Por otra parte, las personas que han suspendido, se dedican a "estudiar y practicar" dichas asignaturas. Lo cierto es que esto sólo se produce en aquellos que se han esforzado durante el curso, pero que aún así, por serles muy difíciles los contenidos, no han conseguido llegar al 5. He de decir, que, afortunadamente, este colectivo es minoritario. Sin embargo, los demás estudiantes suspensos son aquellos que no han estudiado durante el año y que no piensan hacerlo en Junio, porque saben que no pueden recuperar un número de asignaturas tan elevado,o bien porque su interés por el aprendizaje es prácticamente nulo.

 

A todo esto, hemos de tener en cuenta que como ya decían nuestras abuelas "las prisas no son buenas consejeras", y aplicado a este tema significa que, durante todo el año, los alumnos hemos sido presionados para cumplir los plazos de evaluación continua para al final del curso tener tres semanas de inactividad lectiva. En pocas palabras, se ha contribuido en gran medida al fracaso escolar, por desgracia tan presente en nuestra sociedad española.

Para solucionar estos inconvenientes, expongo algunas medidas que se pueden tomar en consecuencia:

- Reforma de la Ley de educación, para volver al sistema anterior, donde la convocatoria de exámenes de recuperación se situaba a principios del mes de Septiembre.

- Más tiempo entre la semana de exámenes de la última evaluación y la final para poder preparar mejor los conocimientos., y en consecuencia obtener calificaciones más altas.

- Dar a los alumnos la posibilidad poder permanecer en sus residencias oficialmente si han aprobado todo, como premio por su esfuerzo a lo largo del año, siempre con el consentimiento de los padres o tutor a cargo del menor.

Espero que consideren mi propuesta,

                                                Pablo Martínez (2º Educación Secundaria Obligatoria)



Hoy: Pablo cuenta con tu ayuda

Pablo Martínez necesita tu ayuda con esta petición «Consejería de Educación: Reforma de la ley de los exámenes de Junio». Únete a Pablo y 72 personas que ya han firmado.