¡Vuelta al cole segura ya¡

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


UNA VUELTA AL COLE SEGURA
Móstoles 23 de julio de 2020
Estimados Señores y Señoras;
En el estado epidemiológico en que nos encontramos, en el seno de una pandemia, donde todavía muchos países no han alcanzado el pico de la curva y nuestro propio país esta inmerso actualmente en una oleada de rebrotes; con un futuro todavía incierto al no disponer de vacuna y sin tratamientos específicos y efectivos al 100 %, predecir en qué situación nos encontraremos el próximo mes de septiembre con el inicio del curso escolar es cuando menos complicado, pero no por ello debe de ser olvidado y aparcado.
Dada la situación reciente de confinamiento que hemos vivido y todo lo que ello ha generado a nivel económico, sanitario y social, y dada la posibilidad de vuelta a atrás, hace que una correcta planificación de la vuelta a las aulas en el curso 2020-21 sea prioritario y no demorable, valorando todos los escenarios posibles, pero centrándonos sobre todo en el que tenemos a día de hoy. Hoy por hoy no es posible una vuelta a clase normal y la reorganización y la necesidad de recursos deberían de ser los únicos requisitos no cuestionados en la planificación del inicio del curso.
Cada vez conocemos más sobre la Covid19 y sabemos que la improvisación y la espera no son armas para este enemigo. Sabemos que hasta la llegada de la vacuna tenemos sólo tres maneras seguras de evitar el contagio, mascarilla, distancia social ( en las aulas se consigue mediante la disminución de ratios) e higiene. Hasta ahora son los únicos que han demostrado su eficacia, por lo tanto, no es coherente ni ético no aplicarlos.
Sabemos también que hoy por hoy no vamos a poder tener un inicio de curso normal y que los rebrotes se están produciendo por el “abandono” de las medidas de seguridad.
Realmente sabemos todo lo necesario para poder tener una vuelta a clase segura desde el punto de vista sanitario que permita a toda la comunidad educativa respirar tranquila y que eso trasmitirá tranquilidad al resto del país y permitirá seguir trabajando en la reconstrucción del mismo.
¿Qué nos detiene para llevarlo a cabo? La falta de recursos. Solo eso, la falta de recursos económicos, humanos y de infraestructuras que permitan desdoblar clases, limpiar los centros acordes a unos mínimos perfectamente establecidos ya en otros sectores, y dotar a todos los nuevos grupos que esta situación vaya a crear de profesores y medios para poder desarrollar su actividad educativa en unas condiciones dignas y seguras.
ES INADMISIBLE E INASUMIBLE para nuestra sociedad, donde debería primar la protección a la infancia y la protección a la vida por encima de cualquier otro criterio , NO DOTAR A LOS CENTROS CON TODAS LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA EVITAR CONTAGIOS.
Necesitamos de manera imperiosa que la Consejeria de Educación de la Comunidad de Madrid revierta las decisiones hasta ahora tomadas y asuma un compromiso real que permita un curso 2020-21 SEGURO, porque no podemos olvidar el aspecto ético y legal que todo esto lleva aparejado, recogiéndose en el seno de nuestra Constitución, que en su articulo 43 reconoce el derecho a la protección de la salud y especifica que “compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios”
En esa dotación de medidas debe incluir como figura responsable dentro de cada centro para la aplicación del protocolo sanitario a los DUE, que por su formación pueden evaluar las situaciones que diariamente se vayan produciendo y coordinar su manejo dentro del colegio , con las familias y con los ambulatorios de referencia

Por todo lo expuesto anteriormente, y en el seno de la situación de pandemia que nos encontramos, exigimos a la Comunidad Autónoma de Madrid y a su Consejería de Educación lo siguiente:
1- Se dote a todos los centros de todos los recursos humanos y económicos necesarios (nos consta que cada centro ha emitido un informe y se lo ha trasladado a su DAT correspondiente) para que queden perfectamente cubiertos tanto a nivel humano como en infraestructuras, durante el inicio y desarrollo del próximo curso escolar, en condiciones de seguridad reales, evitándose así la improvisación y la demora que nos pueda llevar a una vulneración del derecho del ciudadano a la protección de su salud.
Si hay certeza, y la hay, sobre ratios, mascarillas y distancia social en todos los sectores, exigimos su aplicación sin demora y sin cortapisas en el ámbito educativo.
2- Designación de personal sanitario responsable en cada centro, dotando a los que no lo tengan de la figura DUE. Una responsabilidad sanitaria de este calibre nunca deberá recaer en el profesorado o equipo directivo sino en personas que, por formación sanitaria, puedan ejercer dicha responsabilidad; es decir: facultativo o DUE. Eliminando así, además, el agravio comparativo que pudiera crearse entre los diferentes colegios.
Ese sanitario responsable debería actuar en base a un protocolo sanitario conjunto perfectamente integrado en el organigrama de salud pública e individual con un engranaje claro entre el colegio, ambulatorio de referencia y direcciones o unidades de salud pública que se pudieran ver afectadas y debería incluir detalles concisos sobre cómo actuar en caso de la aparición de síntomas en alumnos y/ o profesores tanto durante el horario lectivo como en los domicilios, criterios de derivación y a dónde, centros de salud asignados para ello, consentimiento a las familias para el aislamiento inicial, lugar del mismo… No pudiendo dejarse a la arbitrariedad de muchos modelos diferentes cada uno realizado por cada colegio.
Dejar esta responsabilidad en manos de los centros crearía modelos de actuación diferentes, arbitrariedad e incluso improvisación, intolerables en el seno de esta pandemia.
HOY POR HOY EXISTEN LAS ARMAS QUE PERMITEN PROTEGER EL DERECHO A LA EDUCACIÓN Y EL DERECHO A LA VIDA DE LOS ESCOLARES EN LA SITUACIÓN ACTUAL (RATIOS, MASCARILLAS, INFRAESTRUCTURAS E HIGIENE). NO PROPORCIONARLAS POR PARTE DE LOS ORGANISMOS A LOS QUE LES CORRESPONDE HACERLO NO ES NI ETICO NI ACEPTABLE Y MUCHO MENOS HUMANO.