Yo apoyo la declaración de BIC para el Puerto de Viavélez

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


La iniciativa de solicitar la categoría de Bien de Interés Cultural (BIC) para el puerto de Viavélez, por parte de la asociación de vecinos "Santo Ángel" de Viavélez, responde al amor que tenemos a nuestra tierra, y la creencia firme de que puede significar un activo económico y cultural de primer orden para el concejo de El Franco y, por extensión a todo el noroccidente asturiano.

Necesitamos vuestro apoyo para conseguir que se acepte nuestra solicitud.

El puerto de Viavélez supone en estos momentos un ejemplo único de puerto tradicional de mampostería en todo el Cantábrico y su protección no sólo lo conservará para las generaciones futuras sino que contribuirá a su desarrollo económico y cultural, al dotarlo de un valor que no poseen otros puertos, y de un interés que contribuirá a generar autoestima local y beneficios sociales, económicos y culturales, máxime al tratarse de un puerto vivo.

 El puerto y sus pescadores son portadores de un rico patrimonio inmaterial relacionado con la memoria de los trabajos y las artes de pesca tradicionales. En estos momentos el puerto alberga aproximadamente unas 10 embarcaciones dedicadas a la pesca profesional.

Este puerto tiene un doble interés desde el punto de vista cultural. Por un lado, constituye un patrimonio de obra pública industrial único en el Cantábrico, por otro, representa el compendio de una serie de costumbres y tradiciones vinculadas a la mar, lo que le da un valor etnográfico también único.

Es un puerto vivo y la protección del entorno portuario es compatible con el uso, tanto para actividades pesqueras como recreativas y turísticas. De hecho, el aprovechamiento social y económico que se hace del puerto, lo convierte en testimonio de una forma de vida vinculada al mar con raíces en el pasado, y con futuro en la comunidad. Manteniendo este uso se cumplirían preceptos básicos de la Ley 1/2001, de 30 de marzo, de Patrimonio Cultural, que en su Preámbulo señala los objetivos siguientes: “Una gestión del patrimonio cultural comprometida con el progreso social y el bienestar colectivo”, ya que la protección de los bienes que propugna será “la mejor garantía de un desarrollo armónico y ordenado“; “la promoción de los bienes culturales en el marco de la sociedad del conocimiento del siglo XXI de forma que resulte un compromiso con el propio desarrollo e incremento de la riqueza, la calidad de vida, la equidad social” y “el derecho al disfrute por parte de todos los ciudadanos de esos bienes”.

Unas infraestructuras vivas y en uso garantizan la autenticidad y el valor patrimonial del puerto y la protección del puerto no sólo preserva una herencia histórica y arqueológica para las generaciones futuras, sino que contribuye a mejorar el atractivo de la zona, tanto turístico como residencial y laboral, lo que se traducirá en nuevas oportunidades de desarrollo.

 A ello debe añadirse que la declaración de BIC está de acuerdo con el objetivo 5 de la EDLP (Estrategia de Desarrollo Local Participativo del Navia-Porcía”): “defensa del patrimonio material e inmaterial ligado a la actividad pesquera” y debe contemplarse además, como un recurso que encaja, apoya, refuerza y aglutina el resto de los objetivos estratégicos del EDPL de la comarca Navia-Porcia.

 La declaración del puerto de Viavélez como BIC proporcionaría un recurso cultural de primera magnitud, polo de atracción de un turismo cultural que colaborará a la visibilidad y dinamización de la zona occidental de Asturias.

Dado que el núcleo urbano ya tiene, desde hace tiempo un nivel de protección, el BIC no va a alterar las restricciones urbanísticas, pero restituye las ventajas que debería tener todo espacio protegido.

Entre otras ventajas, la declaración como BIC:

  • Redundará en una mayor divulgación y conocimiento de la zona occidental de Asturias, de sus artes tradicionales de pesca y sus productos.
  • Permitirá la desestacionalización del turismo, mejorando, al tiempo que favorece la creación y modernización de empresas relacionadas con el sector pesquero y la aparición y desarrollo de otras actividades.
  • Auspiciará la conservación de las tradiciones, la implicación de la población reforzando sus valores y autoestima
  • Todo ello derivará en el desarrollo de nuevas oportunidades de trabajo y emprendimiento evitando el éxodo y la despoblación, y en última instancia la mejora de la calidad de vida de sus habitantes. Un BIC puede ser capaz de mejorar la sostenibilidad de la comunidad, ya que generan una mayor demanda de servicios y puede favorecer que revierta la disminución de la población.
  • Será un mecanismo para aumentar la unidad social y la cohesión mediante el aumento de oportunidades para la interacción y la participación dentro de la comunidad local.

 A estas ventajas habría que añadir: importante palanca para tirar de la financiación para una amplia gama de propósitos;  beneficios fiscales; estímulo a la sensibilización y las iniciativas educativas (programas de educación ambiental y patrimonio);  mayores oportunidades de nicho de la marca de los productos y servicios locales; favorece un nivel significativo de inversión pública.

 El rico patrimonio de este concejo de El Franco debe ser conocido y el BIC, supondría favorecer este conocimiento . Los valores culturales y estéticos son un motor económico de primera magnitud que repercutirá en todo el concejo

 



Hoy: Rosa María cuenta con tu ayuda

Rosa María Bernárdez Rodríguez necesita tu ayuda con esta petición «Consejería de Cultura del Principado de Asturias: Yo apoyo la declaración de BIC para el Puerto de Viavélez». Únete a Rosa María y 619 personas que ya han firmado.