Que la Copa América no esconda las violaciones a los DDHH en Colombia

Que la Copa América no esconda las violaciones a los DDHH en Colombia

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 200!
Al lograr 200 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.
Camilo Kraljevich lanzó esta petición dirigida para conmebol

Durante los últimos días hemos visto con preocupación cómo el Gobierno Colombiano -pese al llamado insistente de organismos locales e internacionales (Amnistía Internacional, Human Right Watch, Gobierno y Senado de Estados Unidos, Unión Europea, entre muchos otros) para que cese la represión, persecución y amedrentamiento contra la población colombiana, ha hecho oídos sordos y las masacres -nocturnas sobre todo- continúan sucediéndose a lo largo del territorio colombiano, especialmente en Cali, donde la movilización fue durante algunos días más constante y multitudinaria. Para el mundo es claro ya que el derecho a la protesta en Colombia está siendo atacado con brutalidad por instituciones del estado y por grupos paramilitares, con pleno conocimiento del Gobierno.

Sin embargo en estos momentos el Presidente Iván Duque sólo piensa, al parecer, en la realización de la próxima Copa América Masculina, para la cual la Conmebol había adjudicado a su país la organización y realización, en calidad de co-sede junto a Argentina. Su interés principal sería tratar de garantizar la “pacificación del país” con miras a la realización del torneo. Esto, no sólo por lavar la imagen de su gobierno, sino por su propia condición de aficionado.

Para esto ha dispuesto, en primer término, una mesa de diálogo con políticos de varios partidos, excluyendo de las mismas a representantes de la población más vulnerable y afectada por la represión estatal y las crisis actuales. No ha habido en ella lugar para voces afros, indígenas, gremios, campesinos, ni estudiantes, a pesar de la reiterada urgencia que estos sectores han manifestado en repetidas ocasiones para una reunión con el Jefe de Estado.

Y, en segundo término, el endurecimiento de las medidas de fuerza contra la población. Ha hablado de su deseo de declarar el Estado de Conmoción Interior, facultad de excepción que le otorga la misma Constitución Política que ha violado repetida y sistemáticamente durante estos días, y que equivale a un Estado de Sitio.

Un Estado de Excepción, aparte de recortar aún más las libertades ciudadanas, agravaría aún más la situación, aumentando la vulnerabilidad de la ciudadanía ante el avance impune de los grupos armados estatales y paraestatales. Al día de hoy el levantamiento pacifico del pueblo para solicitar mayor igualdad social y un estado que garantice a los colombianos y colombianas condiciones mínimas de vida, ha significado más de 30 muertes (38, víctimas de violencia homicida por parte de la fuerza pública. Infobae 05/05/21) agentes del Estado (Policia, Ejercito y Paramilitares) por lo que no queremos que se repita la historia infame del Mundial de 1978 , del Mundial Juvenil de 1987, realizados en contexto de dictaduras militares en Argentina y Chile (Dictadura de Videla y Pinochet respectivamente), si bien Colombia en este momento no vive bajo el régimen de Dictadura las violaciones a los derechos humanos de parte del Gobierno, no respetar el tratado de paz firmado en la Habana, y la crisis social y humanitaria que vive Colombia no hacen factible la realización de un evento deportivo de tamaña envergadura. Gabriel Garcia Marquez, el único premio Nobel Colombiano, resume muy bien el estado de sitio “En la noche, después del toque de queda, derribaban puertas a culatazos, sacaban a los sospechosos de sus camas y se los
llevaban a un viaje sin regreso”


Creemos, en cambio, que el fútbol como uno de los principales actores sociales, y siendo el mayor espectáculo deportivo del mundo, puede ofrecer una salida a esta crisis, desde el lado humanitario. Por eso queremos hacer un llamado, un SOS, al mundo del fútbol (hinchas, dirigentes, jugadores y jugadoras) para que pidamos a la CONMEBOL (Confederación Sudamericana de Fútbol) plantearle una salida humanitaria a Duque en favor de conservar para Colombia (junto con Argentina, por supuesto) la sede y realización del torneo, con la condición de que cese inmediatamente la represión contra la población, de que instale verdaderas mesas de diálogo con los sectores marginados y más afectados por las actuales contingencias, y de que se abstenga de declarar un Estado de Sitio o Conmoción Interior, que solamente generaría una mayor persecución contra una población y a de por sí vulnerable.

Ya algunos jugadores colombianos (entre ellos James Rodríguez y Radamel Falcao) se han manifestado. Pero faltan voces. Y esperamos que esta vez “la pelota no se manche” como dijo Diego Armando Maradona en su despedida del fútbol.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 200!
Al lograr 200 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.