Prohibir las terapias y practicas de conversion a la niñez y juventud LGBTI+ en Honduras.

Prohibir las terapias y practicas de conversion a la niñez y juventud LGBTI+ en Honduras.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1500!
Con 1500 firmas, es más probable que esta petición sea publicada en los medios de comunicación locales
Honduras Diversa ha iniciado esta petición dirigida a Congreso Nacional de Honduras y

Tres décadas después que la OMS eliminara de su lista de enfermedades metales la  homosexualidad. En Honduras sigue imperando el fundamentalismo religioso, Machismo y la LGBTI+ fobia. Los líderes religiosos que pertenecen a la Conferencia Episcopal de Honduras y la Confraternidad Evangélica de Honduras todavía señalan temas como la homosexualidad, bisexualidad y la transexualidad como enfermedades y pecados aberrantes, presentando como única salvación el someter a terapias de conversión y/o practicas reparativas, a la niñez y juventudes con orientaciones e identidades de genero diferentes a las heterormativas.

Las terapias de conversión son métodos no aceptados por la ciencia de la salud, se fundamentan en heterosexualidad como lo normal y social y moralmente aceptable. Los métodos que utilizan atentan contra los derechos humanos, ya que van desde castigos físicos, privación del sueño, humillación publica, aislamiento, pasar varios días sin alimento, promover la agresividad, además de trabajos forzados.

La Asociación Honduras Diversa ha recopilado una serie de datos donde estos grupos que promueven y practican estas terapias realizan la privación de la libertad, medicación de los cuerpos, violaciones correctivas, tortura, tratos crueles inhumanos y degradantes, todo ello con el objetivo y fin de modificar la orientación sexual, la cual no se modifica sino se reprime.

También se ha recopilado información sobre como los movimientos exgay o exhomosexuales tienen la misión de hacer sentir culpables a las personas, practicando ciertas técnicas fundamentadas en la “evangelización”, a través de la palabra de Dios, la lectura de la biblia, así como de charlas reflexivas, en las cuales las personas son manipuladas para creer que puede haber un cambio en su orientación sexual.

En Honduras es importante señalar que muchos psicólogos y psicólogas están influenciados por estas ideologías religiosas, abogando que su práctica está basada en la ciencia, lo cual es totalmente falso, porque organismos como la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) o la Asociación Psiquiátrica Americana, han establecido que dichas prácticas no tienen ningún resultado efectivo y deberían estar prohibidas.

Además, el código penal de Honduras vigente hasta el 10 de mayo de 2020: “Prohíbe la discriminación por orientación sexual e identidad de género, y por lo tanto genera una serie de obligaciones del Estado para garantizar la igualdad y Justicia”. Posteriormente, tenemos en el 2017 con la aprobación del nuevo código la discriminación por OSIG se contempla en el artículo 611 penal.

La Asociación Honduras Diversa, ALDARTE y Safe Space denuncian la impunidad en la que trabajan las clínicas de deshomosexualización. Denunciamos, entre otras cosas, la vista gorda que hace la justicia y la falta de voluntad política para aplicar la legislación.

Exigimos al gobierno de Honduras la protección de la niñez y juventud mediante la erradicación de las terapias de conversión y practicas reparativas.

Declaramos que ninguna persona LGBTI+ merece someterse a esas crueles prácticas. Nuestra orientación sexual e identidad de género son inherentes, por ello las practicas y terapias de conversión no funcionan, por el contrario, atentan contra la dignidad humana, y violentan los derechos a la identidad. Recordemos que la homosexualidad y la bisexualidad, han existido siempre, y ya no son consideradas enfermedades ni trastornos. Somos seres humanos y por eso queremos respeto.

Todo esfuerzo por corregir la homosexualidad y la identidad de género es una manifestación de discriminación ya que intenta inhibir, violentar y obstaculizar el derecho que tienen todas las personas a ejercer su sexualidad.

Ayúdanos a que esto cambie, tu firma puede ayudar a que miles de niños, niñas, adolescentes y jóvenes LGBTI+ en Honduras, no sean obligadas a someterse a estas terapias de conversión y practicas reparativas que pueden llevar al daño auto infringido y en muchas ocasiones al suicidio.

 

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1500!
Con 1500 firmas, es más probable que esta petición sea publicada en los medios de comunicación locales