No más multas por consumo responsable de drogas.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


Exigimos la derogación inmediata del segundo párrafo del artículo 14.1 del Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que dice lo siguiente "Tampoco puede hacerlo (conducir por la vía pública) el conductor de cualquier vehículo con presencia de drogas en el organismo, de las que se excluyen aquellas sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica, siempre que se esté en condiciones de utilizar el vehículo conforme a la obligación de diligencia, precaución y no distracción establecida en el artículo 10." 

Exigimos la derogación inmediata por las siguientes razones:

  • Consideramos que esta medida no tiene afán de garantizar la seguridad en la carretera, sólo tiene afán recaudatorio y en un estado libre y democrático es un abuso contra el ciudadano que utiliza sustancias para desestresarse, divertirse o curarse dolores en su tiempo libre, siendo ésto lícito mientras no lo haga en la vía pública. Siempre con la premisa de que no maneja vehiculos bajo la influencia de dichas sustancias, pues si vemos lícito castigar al ciudadano en ese supuesto.
  • El mero hecho de castigar con 1000 euros y 6 puntos a un ciudadano por haber consumido drogas 2 días antes y conducir, es un atentado contra la libertad personal que debería garantizar un estado democrático. No se valora la influencia, eso sería un delito contemplado en el código penal, sólo la presencia de drogas en el organismo las cuales pueden permanecer hasta 6 semanas si hablamos de barbitúricos, 22 días si hablamos de cocaína u 11 semanas si hablamos de cannabis (fuente:https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003578.htm y los efectos de estas sobre nuestro cuerpo desaparecerían en cuestion de horas.
  • Enfermos de Esclerosis múltiple, Esclerosis lateral amiotrófica, Cáncer, Glaucoma, Epilepsia, Corea de Huntington y demás enfermedades donde se ha demostrado de manera empírica que tiene efectos positivos el uso de cannabis, están condenados por el estado a no poder hacer vida normal, no pudiendo conducir por el hecho de que el cannabis permanece hasta 11 semanas en saliva. Se supone que estos supuestos serían excluidos por su finalidad terapeutica, pero si esa toma no la avala un facultativo, lo que pasa en un 90% de los casos en España, sería castigado. Y si no lo fuera por su prescripción facultativa pondría de relieve una doble vara de medir y demostraría, de nuevo, que no se busca proteger la seguridad vial. 
  • Las personas que consumimos cannabis de forma habitual o determinado tipo de drogas con una finalidad lúdica, espiritual o terapeutica, siempre llevando a cabo un consumo responsable de las mismas, en lugares privados, sin ocasionar daños ajenos y sin poner en riesgo la salud y seguridad de los demás usuarios de las vías públicas, puesto que nunca conducimos bajo los efectos de dichas sustancias, no deberíamos ser castigados bajo ningun concepto en países donde la libertad y democracia es su seña de identidad.
  • Se está castigando mediante una ley cuyo objeto es garantizar la seguridad vial una decisión de la persona sobre su cuerpo. Una decisión que no está prohibida por ninguna otra, es decir, el consumo en lugares privados de sustancias estupefacientes. Lo consideramos injusto siempre cuando dicho consumo no atente contra la seguridad de ningún usuario de la vía pública.

Estas son las razones por las que exigimos la derogación de dicho párrafo del articulo 14.1 de la LTSV, no somos delincuentes, ni irresponsables, tan sólo somos ciudadanos libres haciendo uso de nuestros derechos sin poner en riesgo a nadie. En su defecto exigimos informes científicamente válidos  de entidades independientes de prestigio, que indiquen detalladamente el tiempo de permanencia de los efectos de las drogas detectadas por los equipos y el lapso de tiempo de detección de las mismas, pues nos encontramos en una situación de indeterminación e indefensión jurídica, pudiendo considerarse incluso una vulneración de la Carta de los Derechos Humanos. 

No sólo afecta a los consumidores, nos afecta a todos. Esto no garantiza la seguridad, tan sólo demuestra el afán recaudatorio de nuestros gobernantes mediante injustas leyes, que mantienen a los ciudadanos en una posición más baja e inmóvil si cabe. Es deber nuestro ,de todos los ciudadanos de este estado y de todos los estados del mundo, impedir que los dirigentes cometan injusticias con total impunidad, sobretodo en países democráticos, donde el ciudadano es quien tiene el poder, sólo le da representación a un grupo político, pero la soberanía nacional está en manos de la ciudadanía, no de la clase política.

Los consumidores responsables, ya sea de forma recreativa o terapeutica, de cannabis u otras drogas vemos reducida nuestra libertad a la libre circulación por el Estado Español, garantizada en nuestra constitución.

SI NO HAY EFECTOS, NO HAY CASTIGO. 

Volvemos a recordar, que estamos de acuerdo en castigar con penas de prisión y/o grandes sanciones administrativas a los conductores que hagan uso de su vehículo bajo los efectos de cualquier tipo de droga, puesto que esto si lo consideramos un atentado contra la seguridad vial y una falta de responsabilidad, siendo necesario el castigo.

 



Hoy: Ciudadano cuenta con tu ayuda

Ciudadano Ejemplar necesita tu ayuda con esta petición «Congreso de los diputados: No más multas por consumo responsable de drogas.». Únete a Ciudadano y 109 personas que ya han firmado.