Petición cerrada
Dirigida a Soledad Becerril y 2 otros

Congreso de los Diputados: NO al millón de € de subvención para su cafetería.

Un millón de € de "compensación". Ni más ni menos que 1 MILLÓN de € de dinero público, el de nuestros impuestos, el de todos. ¿Hablamos de una cafetería o un/a PUB-WHISKERÍA? ¿Cámara BAJA de las Cortes Generales, órgano constitucional que representa al pueblo español o lugar de ASUETO y FIESTA para el "selecto" club de los elegidos por los votantes? Así:

 

"El Congreso compensa a la concesionaria del servicio por sus pérdidas, aunque dicen que no se deben a los reducidos precios de los que gozan sus "señorías", la mitad de los que rigen en la calle, los que tiene que pagar el ciudadano, sino a que el citado servicio en la Cámara requiere mucho personal".

 

Y yo me pregunto:

 

- ¿Por qué subvencionar con dinero PÚBLICO el alcohol en el Congreso de los Diputados? ¿Copazos a mitad de precio, Gin-tonics a 3.40€? ¿Acaso NO es un centro de trabajo? ¿O quizás estábamos equivocados y se trata realmente de una taberna, de un ambigú, de una cantina, de una venta, de una licorería?


- ¿NO es cierto que en el resto de los lugares donde SI SE TRABAJA, están prohibidas las bebidas espirituosas?


- ¿Acaso el parlamento alemán tiene siquiera cafetería? ¿Y en Finlandia, Suecia o Francia no expenden EXCLUSIVAMENTE infusiones, refrescos y agua mineral? ¿Por qué aquí ha de ser DISTINTO?


- Quizás la ingesta de alcohol mientras se “trabaja”, tampoco mucho pues son solo dos o tres días a la semana como mucho y sin fichar, ¿NO será la causa de la “toma” de algunas decisiones erróneas y de ahí la situación "errática" del país?


- ¿No sería lógico decir aquello de: ”si bebes, NO conduzcas y si gobiernas o al menos eso intentas, tampoco lo hagas jamás”?


- Después de los millonarios recortes que sufrimos los ciudadanos desde hace tiempo en sanidad o educación, me pregunto si en la carrera de San Jerónimo hay servidores públicos, “de lo público” o simplemente gentes muy dadas a la tala, a la corta y a la siega, pero SOLO en los gastos ajenos y NO propios.


- El "mucho personal del servicio", ¿se debe a la importancia de las gentes que por allí pasan, a su enjundia, al refinado trato exigido y necesario para ellos/as o al "exceso de aforo" constante en las instalaciones?


- ¿No es cierto que estas gentes están puestas allí SOLO por el voto de los ciudadanos, de los votantes y NO por designio divino? ¿Ellos/as lo tienen claro o quizás anden con los sentidos algo turbios, borrosos, velados?

 

Para terminar pues creo que viene como "anillo al dedo", un artículo publicado hace tiempo por el filósofo Antonio Fornés, titulado "Sumergidos en el gris". Así tenemos que:

“El político y psiquiatra David Owen, que fue ministro de Sanidad y de Exteriores británico, afirma que efectivamente muchos de los que hoy nos gobiernan son peligrosos ENFERMOS MENTALES. La enfermedad explicaría mucho de lo que al pueblo le resulta inexplicable, incluyendo las mentiras, los fracasos y las medidas CONTRA el ciudadano, la Injusticia y la SINRAZÓN implantada frente a la crisis”.

Algunos IDIOTAS creen que ser un buen político, significa poder adoptar medidas dolorosas sin que les tiemble el pulso, sin que esas decisiones les afecten, por muy duras que sean. En realidad debería ocurrir lo contrario, es decir, el mejor político es el que SIENTE DOLOR con sus administrados y el que duda, medita y sufre junto y CON ellos, las decisiones graves que conllevan sufrimiento humano”.

Los insensibles son enfermos o CANALLAS que han llegado al poder, mientras que los que sufren son seres humanos decentes que merecen la confianza de sus administrados. A algunos políticos el poder les hace perder la cabeza, los convierte en arrogantes y soberbios. Primero les aleja de la realidad, aún de la más simple, situándolos en una peligrosa alienación que les hace perder la noción de la realidad. Cuando acceden al poder se creen dioses o sus enviados en la Tierra, propician el culto a la personalidad y muchas veces se tornan crueles. Algunas pueden pensar que esa enfermedad se da únicamente en las tiranías, pero lo cierto es que también se desarrolla en las democracias, afectando a personas que han sido elegidas en las urnas”.

 

 

Esta petición fue entregada a:
  • Soledad Becerril
  • Presidente del Congreso, D. Jesús Posada
    Congreso de los Diputados
  • Defensora del pueblo
    Dña. María Soledad Becerril Bustamante

    Samuel Gómez ha iniciado esta petición con solamente una firma y ahora la petición ha conseguido 138 personas que la apoyan. Inicia una petición tu mismo para crear los cambios que quieres ver.




    Hoy: Samuel cuenta con tu ayuda

    Samuel Gómez necesita tu ayuda con esta petición «Congreso de los Diputados: NO al millón de € de subvención para su cafetería.». Únete a Samuel y 137 personas que firmaron hoy.