Alquiler Inmobiliario: Regulación contra el abuso de las agencias

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


Es una situación común para cualquiera que busca un alquiler en cualquier ciudad Española, aunque el problema se acentúa en ciudades grandes como Madrid y Barcelona:

La mayoría de los pisos ofertados en régimen de alquiler, tanto en las correspondientes plataformas online como en los medios más tradicionales, son gestionados por agencias inmobiliarias.

Este hecho, que no tendría por qué ser negativo en sí mismo, se convierte en un problema debido a las comisiones, absolutamente desproporcionadas, que exigen las agencias como contraprestación a sus servicios.

Pretender cobrar a un arrendatario una mensualidad del aquiler como comisión, lo cual, en el caso de Madrid o Barcelona, muchas veces supone una cifra cercana a los 1000 euros, por un servicio consistente en enseñar un piso durante unos minutos y formalizar un contrato de alquiler estándar, es estar a todas luces delante de un abuso manifiesto (pocos trabajos se me ocurren que tengan tanto rendimiento económico con tan poco esfuerzo invertido), ya que es únicamente es aceptado por los arrendatarios porque no se les deja ninguna otra opción, ya que la gran mayoría de pisos que se anuncia se encuentra bajo la gestión de una de estas agencias y por tanto no es nada sencillo de evitar.

Por todos es conocido el modus operandi de estas compañías: La mayor parte de las veces no es el arrendador o propietario el que accede por iniciativa propia a sus servicios sino al contrario: son las propias agencias las que rastrean el mercado buscando pisos en alquiler y ofreciendo a los dueños sus servicios de forma gratuita, ya que saben perfectamente que si les cobraran cualquier cantidad no tendrían apenas ninguna respuesta positiva a sus peticiones.

De esta forma, la comisión de las agencias se convierte ni más ni menos que en pura extorsión: Es decir, o se acepta "contratar", entre comillas, sus servicios, como digo, en ningún momento demandados  por iniciativa de ninguna de las partes, o no es posible acceder al alquiler de la vivienda, ya que evidentemente el contacto directo con el propietario del inmueble es imposible, al evitar la propia agencia en todo momento que podamos conocer dichos datos de contacto y con ello cualquier posibilidad de entendimiento directo sin su intermediación, imponiéndonos por lo tanto sus servicios.

Esta situación no sólo no tiene visos de mejorar, sino todo lo contrario, ya que debido al descenso en la compraventa en los últimos años, las agencias han visto en el alquiler la solución a sus problemas de solvencia, pretendiendo ahora cobrar la consabida mensualidad más el 21% de IVA (más de 1000 euros de media en las grandes ciudades), en una escalada de precios cada vez más evidente.

Por todo ello, es necesaria YA una regulación urgente que evite este abuso, que vuelva a hacer realmente voluntario el contar con su intermediación y que obligue a las agencias a prestar un servicio de calidad y satisfactorio para ambas partes si quieren recibir una contraprestación por el mismo.



Hoy: Miguel cuenta con tu ayuda

Miguel Rivero necesita tu ayuda con esta petición «Congreso de los diputados: Alquiler Inmobiliario: Regulación contra el abuso de las agencias». Únete a Miguel y 133 personas que ya han firmado.