Por una reforma política que genere una verdadera apertura democrática en Colombia

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!


La Reforma Política que actualmente se tramita en el Congreso busca implementar lo acordado en el punto sobre Participación Política del Acuerdo de Paz, bajo la premisa de cambiar el sistema excluyente que originó—y que hoy reproduce—la violencia en Colombia. Pero, si se aprueba tal como lo propone la ponencia del segundo debate de la Cámara de Representantes, al final terminará generando todo lo contrario.

El Acuerdo de Paz abrió el camino político a la constitución del partido político surgido de la desmovilización de las FARC, lo cual consideramos clave en la construcción de una paz sostenible. Pero, para lograr una verdadera apertura democrática, creemos que la Reforma debe permitir la participación electoral a múltiples fuerzas sociales que desde hace décadas construyen democracia y crean esperanzas de cambio desde la legalidad.

La reforma del artículo 108 fue producto de un amplio proceso de consultas con sectores sociales, académicos y políticos. Sin embargo, lo que hoy se plantea en la Cámara de Representantes en su segundo debate en plenaria, echa para atrás el resultado de ese proceso al modificar sustancialmente el texto aprobado por la Comisión Primera de la Cámara y va en contravía del espíritu del Acuerdo de Paz al incluir exigencias casi imposibles de alcanzar por nuevas fuerzas políticas:

1.     Aumenta el requisito para presentar candidaturas territoriales y nacionales, haciendo casi imposible que nuevas fuerzas políticas logren constituirse como un partido político.

2.     Elimina posibilidad de generar listas conjuntas al Congreso entre partidos y movimientos minoritarios. En este escenario sólo los partidos tradicionales se fortalecerán en cada elección.

Además de estas modificaciones, la nueva ponencia contiene otras propuestas que, sumadas a las dos que ya mencionamos, terminan de cerrar las posibilidades de competir en elecciones a nuevas fuerzas políticas. Por ejemplo, elimina la posibilidad de inscribir candidatos por firmas a través de grupos significativos de ciudadanos para elecciones territoriales y nacionales a partir del año 2019.

Tal como está entonces, la reforma desalienta a miles de jóvenes y grupos de ciudadanos que quieren transformar el país por caminos distintos a los que ofrecen los partidos políticos tradicionales, que hoy sufren una profunda crisis de legitimidad. Pues bien, no abre la democracia a nuevas fuerzas políticas como se pretende, sino que cierra de manera definitiva la posibilidad de refrescar y renovar la política.

Hoy firmamos para exigir a Congresistas y al gobierno una Reforma Política que 1) establezca condiciones realistas para que nuevas fuerzas políticas ciudadanas puedan obtener su personería jurídica, aprobando la versión del artículo 108 de la reforma acordada en la Comisión 1º de la Cámara de Representantes, 2) permita inscribir listas conjuntas al Congreso entre partidos y movimientos minoritarios, 3) permita inscribir candidaturas por firmas para las elecciones nacionales y locales.

Ayúdanos a compartir esta petición con el siguiente numeral: #OjoALaReforma

Movimientos ciudadanos que proponen la presente petición:

Compromiso Ciudadano

Compromiso Joven

Ojo A La Paz



Hoy: Jessica cuenta con tu ayuda

Jessica Stephenson necesita tu ayuda con esta petición «Congreso de la República: Por una reforma política que genere una verdadera apertura democrática en Colombia». Súmate a Jessica y 1,058 persona que han firmado hoy.