NO DEJES QUE LA COMUNIDAD DE MADRID DEVUELVA 192 PERROS A UN PRESUNTO MALTRATADOR

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!

ANAA ANAA
ANAA ANAA ha firmado esta petición

Ayúdanos a salvar 192 vidas, firma esta petición y únete a la campaña #NoquieromorirenAltaneria para que 192 perros no vuelvan con un presunto maltratador; la empresa “ALTANERÍA, S.L.” . Ayúdanos a impedir que vuelvan a la fábrica de cachorros de “ALTANERÍA, S.L.”, y así garantizar que puedan seguir teniendo una vida digna, un hogar y una familia.

La empresa “ALTANERÍA, S.L.” se dedica desde hace más de diez años, a realizar una actividad de cría y venta de perros de manera ilegal en Paracuellos de Jarama, Comunidad de Madrid, manteniendo enjaulados y hacinados a cerca de 200 perros, junto a aves rapaces y jaulas de ratas criadas para alimentar a las aves.

ANAA (Asociación Nacional Amigos de los Animales) y FAPAM (Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid) denuncian otro presunto caso de maltrato y de indefensión animal y lanzan la campaña #NoquieromorirenAltaneria para que estos 192 perros no vuelvan con un presunto maltratador; la empresa “ALTANERÍA, S.L.”.

Todos esos perros fueron retirados el 31 de mayo de 2018 por parte de la Comunidad de Madrid y SEPRONA, que iniciaron un procedimiento sancionador y actuaron ante la presión ejercida por parte de las Asociaciones de Protección Animal para que se diese cumplimiento a la legislación vigente, y que llevaban años denunciando esta situación ya que cientos de perros han malvivido en unas instalaciones ilegales, donde han sido hacinados y explotados al menos desde 2012, año en que se presentó la primera denuncia.

Previamente a esa retirada y del mismo centro habían salido otros 31 perros (29 en enero y 2 a principios de mayo de 2018) respecto a los que la Comunidad de Madrid considero “que nos encontramos ante un presunto caso de maltrato continuado en los animales referenciados, por considerar que de acuerdo a los hechos constatados, el responsable/s del cuidado de los animales ha ejercido una conducta, tanto por acción como por omisión, que ha ocasionado a los animales un dolor, sufrimiento y estrés, graves, inútiles y evitables.”  Respecto a esos 31 perros los hechos fueron judicializados en los Juzgados de Torrejón de Ardoz dando origen a un procedimiento que se encuentra actualmente sobreseído y recurrido.

Ahora, casi un año después, ante los recursos presentados por la empresa “ALTANERÍA, S.L.”, la Viceconsejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid ha resuelto que existió por su parte un error de forma, que determina la nulidad de la retirada de los animales y resuelve que los 192 perros deben volver a “ALTANERÍA, S.L.”, un presunto maltratador, para lo que iniciará un procedimiento de devolución. Es decir ante un supuesto error suyo de forma y en vez de optar por asumir su error y plantear una alternativa acorde con el bienestar de los animales, opta por revictimizar a las víctimas.

Las Asociaciones de Protección Animal implicadas hemos recurrido esta sorprendente y cruel resolución, aportado informes veterinarios del deplorable estado en el que se encontraban los animales (del que fueron testigos presenciales Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Paracuellos del Jarama). Más de 80 veterinarios y expertos en comportamiento animal han aportado informes al recurso, indicando que devolver a estos animales al criadero después de llevar un año plenamente insertados en una familia, supone “una aberración desde el punto de vista de la deontología veterinaria: Salud y bienestar”, “una crueldad”, “claramente perjudicial para el bienestar físico y psicológico de los perros” o “promover el maltrato animal”, entre otros.

Es indignante que desde la administración que supuestamente vela por la protección animal y después de casi un año, se decida devolver a los animales al presunto responsable de un maltrato continuado, cuando los perros ya han salido de esa situación al haber sido, por fin, tratados de forma digna y acorde a sus necesidades físicas y psíquicas, por haber contado con la atención y los tratamientos individualizados necesarios, por haber conocido una caricia, la posibilidad de ejercitarse y relacionarse de forma adecuada con las personas y demás animales, por tener un lecho cómodo y limpio donde dormir, en resumidas cuentas, después de conocer lo que es ser tratado con respeto, de tener un HOGAR, AMOR y CARIÑO, la Comunidad de Madrid pretende devolverlos a su infierno anterior.

ANAA Y FAPAM declaran que “estos 192 perros no son un número, sino individuos con capacidad de sentir física y emocionalmente que llevan cerca de un año en casas de acogida suscritas a las Asociaciones de Protección Animal, donde les hemos ido curando y donde han estado recibiendo los cuidados, atención y tratamientos veterinarios y etológicos necesarios para garantizar su bienestar físico y psíquico. Los animales presentaban falta de socialización y miedo extremo, además de infecciones graves en aparato reproductor, boca, oídos, etc., así como hernias, anemia, desnutrición, debiendo ser algunos hospitalizados y operados de urgencia, incluso con fetos momificados en su interior.

Además, todo esto afecta a muchas familias, desconocedoras de que están adquiriendo un animal en un centro que carece de licencias, donde se cría con animales enfermos, muchos de ellos con enfermedades incluso genéticas y hereditarias, sin vacunar, con enfermedades y parásitos como leishmaniosis, giardias, trichuris y garrapatas, con el impacto y riesgo que ello supone para la salud de los animales y de las personas. Esta actividad se ha venido practicando de manera pública y notoria, ante la inactividad de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama.

La Comunidad de Madrid, máximo organismo encargado de velar por el bienestar y la protección de los animales de compañía está provocando indefensión, y en consecuencia sufrimiento a cientos de animales, por su inacción, por su inoperatividad, por su falta de control y seguimiento, y por haber cometido errores de forma en el procedimiento.

Luchando contra las Fábricas de Cachorros españolas

“ALTANERÍA, S.L.” es lo que suele definirse como una “Fábrica de cachorros”, ya que en sus instalaciones, deficientes higiénica y etológicamente se hacinan cientos de perros de muchas razas, algunas de las hembras son sometidas a varias cesáreas, “reventando” sus cuerpos a criar. Además, no contaba con el libro de registro actualizado y debidamente cumplimentado de entradas, salidas, y partos; sin un programa de cría responsable que implica la selección de los perros para favorecer que se mantengan las características positivas y evitar problemas hereditarios; sin protocolos higiénico-sanitarios ni veterinarios responsables que dieran un trato individualizado a los animales; sin un plan de vacunaciones, entre otras muchas deficiencias y sin un trato y condiciones que favorecieran la correcta socialización de los cientos de cachorros que vende. “ALTANERÍA, S.L.” dispone además de otra fábrica de cachorros en Pastrana, Guadalajara, donde mantiene otros tantos perros, esclavos de la cría irresponsable que practica y en la que se maximizan los beneficios a costa de una tenencia deficiente de los mismos.

De la fábrica de Guadalajara entre 2017 y 2018 salieron 75 perros y dadas las condiciones que presentaban los mismos se abrieron diligencias previas en los juzgados de Guadalajara.

La Comunidad de Madrid debe cumplir con sus obligaciones legales, y mirar por el bienestar de estos 192 animales, que no son máquinas sino seres sintientes con capacidad de sufrimiento, y no por los intereses de una fábrica de cachorros.

Firma y difunde esta campaña.

QUE LA COMUNIDAD DE MADRID NO DEVUELVA 192 ANIMALES A UN PRESUNTO MALTRATADOR, ALTANERÍA, S.L.;

QUE NO LOS DEVUELVA AL INFIERNO DE UNA FÁBRICA DE CACHORROS

www.noquieromorirenaltaneria.com

Noticia Seprona, que ha judicializado también el caso:

http://www.guardiacivil.es/es/prensa/noticias/6671.html?versionImprimible=true