Petition Closed
Petitioning Centro de Reclamos y Sugerencias Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) and 6 others
1 response

Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT): Control efectivo al servicio público de transporte interprovincial Chaco-Corrientes


Actualmente el traslado de pasajeros habituales (trabajadores, estudiantes universitarios, etc.) y ocasionales se realiza en condiciones que ponen en riesgo la seguridad de chóferes y usuarios.

Soy Francisco, un estudiante de 21 años de Corrientes, hace ya dos meses empecé a usar frecuentemente el transporte público ofrecido por las empresas TICSA y Ataco Norte, y desde el primer día he notado la inseguridad con la que se viaja.

La semana pasada varios de los pasajeros nos sorprendimos cuando el colectivo iba tan lleno que el chófer no alcanzaba a cobrar a los que estaban afuera esperando, por lo que el inspector parado desde la puerta delantera lo ayudo cobrando a los que faltaban y subiéndolos por detrás.

Es por todo eso que, con la ayuda de varias personas, he decidido crear esta petición.

Te pido que la firmes y la compartas, no te tomara más de 30 segundos.

¡Muchas Gracias!

Letter to
Centro de Reclamos y Sugerencias Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT)
Centro de Prensa y Difusión Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT)
Defensoria del Pueblo de la Provincia de Corrientes
and 4 others
Centro de Prensa Defensoria del Pueblo de la Provincia de Corrientes
Secretaría de Tránsito y Transporte de Resistencia
Defensoria del Pueblo de la Provincia de Corrientes
Ministerio del Interior y de Transporte
Me dirijo a Usted con el fin de exponer mis quejas sobre el servicio público de transporte interprovincial Chaco-Corrientes brindado actualmente por las empresas TICSA y Ataco Norte.

Si bien dicho servicio siempre ha tenido deficiencias de distinto orden, en los últimos años, con el aumento del número de pasajeros, la salida de la empresa COTAP y la imposibilidad de que otras empresas de transporte pudieran intervenir en el mismo recorrido, la situación se ha visto agravada. Actualmente el traslado de pasajeros habituales (trabajadores, estudiantes universitarios, etc.) y ocasionales se realiza en condiciones que ponen en riesgo la seguridad de choferes y usuarios.

Las quejas expresadas se refieren entre otros aspectos al escaso número de unidades en circulación en relación con la cantidad de usuarios, situación que se agrava en horas pico, en todos los recorridos (Directo, Barranqueras y Campus) y la frecuencia con que circulan los coches, especialmente en el servicio Campus, que une la Terminal de Resistencia (Chaco) con el Campus Deodoro Roca (Corrientes). Ambas situaciones, más la superposición de partes del recorrido de las líneas por Sarmiento (Directo) y por Barranqueras, conllevan a que cada unidad circule con un excesivo número de pasajeros que viajan en condiciones que ponen en riesgo su seguridad y que son violatorias de las reglas que regulan los servicios de transporte público. A ello debemos sumar el hecho de que la saturación de los coches, que inician los recorridos con pasajeros parados (tanto en las salidas de Resistencia –Campus- como de Corrientes –Campus D. Roca y Puerto-) deja sin la posibilidad de trasladarse a otros usuarios que pretenden abordar los micros en las paradas intermedias. Es habitual que los coches eviten parar en partes de los recorridos establecidos, y en ocasiones, que los modifiquen arbitrariamente para eludir paradas abarrotadas de usuarios que ya no pueden ingresar a unidades que viajan colmadas. Ello pone a muchos usuarios en situaciones que se ha dado en numerosas ocasiones, de ubicarse delante de los coches para impedir que estos arranquen dejando a pasajeros que deberán necesariamente esperar el siguiente coche. Esta saturación que está siendo sistemáticamente ignorada por los empresarios y las autoridades de las áreas con responsabilidad sobre el transporte público, viene generando numerosos inconvenientes a trabajadores y estudiantes que, por razones ajenas a su voluntad, se ven impedidos de cumplir con sus horarios laborales y de clases.

Por lo expuesto solicito su intervención ante los organismos nacionales, provinciales y municipales que corresponda a fin de que las autoridades encargadas de la regulación de estos servicios requieran de las empresas que lo tienen a cargo el cumplimiento de todas las normas de seguridad y la realización de los cambios e inversiones necesarias para que el servicio sea brindado en condiciones que nos permita viajar de manera digna y segura, o bien, se permita la incorporación de nuevas empresas que presten servicio de transporte público entre ambas ciudades.

Finalmente, creo necesario que se solicite a las empresas y las autoridades del área la realización de un estudio de usuarios que aporte la información necesaria para una reformulación del servicio, que incluya, de ser necesario, la revisión de los recorridos existentes y/o incorporación de otros para descomprimir la saturación actual, la cantidad de coches que deben ser incorporados, la frecuencia con que deben transitar, los horarios que requieren de refuerzos, etc.

Ofreciendo mi colaboración y confiando en el éxito de sus gestiones,