Petición Cerrada

Irregularidades del Estado, sistema financiero FICREA

Esta petición conseguió 1,369 firmas


FICREA es una Sociedad Financiera Popular actualmente en quiebra, autorizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para operar y supervisada por la Comisión para la Protección de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) y que contaba con más de 6,700 ahorradores ahora defraudados, quienes en su mayor parte invertimos en dicha entidad los ahorros de toda nuestra vida, el dinero de 30 o 40 años de trabajo para complementar su ingreso mensual para vivir, costearse una operación y tratamientos médicos, para pagar los estudios de sus hijos, para forjarnos un mejor futuro, mantener nuestro nivel de vida en fin, personas cuyo patrimonio al día de hoy ha quedado congelado, inmovilizado, menoscabado y devaluado.

El 31 de octubre de 2014, la misma CONDUSEF publicó que esta misma institución “beneficia a los usuarios de FICREA”, con la respectiva evaluación de SOFIPOS, donde FICREA está aprobada, arriba del promedio, entre las recomendadas para invertir.

FICREA, S.A. DE C.V., S.F.P., incurrió en conductas irregulares que estaban sujetas a un período “de solventación”, que incluía no sólo la corrección, sino también el acreditamiento por parte de la autoridad, de las imprecisiones, vicios y omisiones en que incurrió. Es entonces que el deber de control por parte de la comisión nacional bancaria y de valores, necesariamente implicaba acciones inmediatas, urgentes y contundentes que permitieran darle contenido y sentido a su facultad de control, vigilancia y regulación.

La comisión nacional bancaria y de valores no actuó con la rapidez, celeridad, oportunidad, prontitud y eficacia con que estaba obligada a hacerlo para evitar que FICREA, S.A. DE C.V., S.F.P. siguiera operando y, consecuentemente, causando daños patrimoniales a todos los ahorradores que depositaron ante dicha entidad su confianza y su dinero.

Ahora bien, según consta en medios públicos y privados de comunicación, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores realizó el 7 de noviembre de 2014,  la intervención gerencial a FICREA S.A. DE C.V. S.F.P., argumentando que desde el mes de febrero de dos mil catorce, detectó operaciones financieras irregulares, ordenando la suspensión de sus operaciones, congelando por un lado todos los fondos, entre los que se encuentran los ahorros e inversiones de los hoy peticionarios y por otro lado, determinando unilateralmente la renovación automática en los mismos términos y plazos ya convenidos  de los pagarés.

Con dicha intervención gerencial, se informó a los ahorradores afectados en comunicado de prensa, publicado en la página de CONDUSEF con fecha 11 de noviembre de 2014, que con el objeto de salvaguardar los intereses de los ahorradores y preservar la estabilidad de la SOFIPO, lo primero que se haría es preservar la solvencia y operación de FICREA, por lo que de manera temporal los clientes que tuvieran cuentas de depósito a la vista o inversiones a plazo no podrían retirar su dinero; y de acuerdo a sus vencimientos, las inversiones en pagarés o certificados de depósito se “renovarían de manera automática en los mismos términos y plazos ya convenidos”.

Asegurando que la intervención fue realizada en tiempo y que los fondos y patrimonio de los ahorradores estaban plenamente asegurados y que no corrían ningún riesgo, situación que al día de hoy es totalmente falsa en razón de nuestro patrimonio, ya que en ningún momento han sido salvaguardados, convirtiendo nuestro patrimonio de inversión de rendimiento fijo en capital de riesgo, en virtud de no contar a la fecha con la certeza de su recuperación, juntamente con sus intereses, así como tampoco del tiempo en que nos veremos retribuidos o resarcidos de él.

Es innegable que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y particularmente la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, no ejercieron sus facultades a efecto de proteger el patrimonio de los ahorradores, ahora defraudados, incumpliendo en todo con el comunicado referido. Inexplicablemente el titular de la CONDUSEF, el señor Mario Di Costanzo Armenta, actuó parcialmente defendiendo al ente fiscalizador (CNBV) y menospreciando las justas pretensiones de los ahorradores, acusándonos de “AMBICIOSOS POR PRETENDER OBTENER MEJORES TASAS DE INTERÉS Y CARECER DE CULTURA FINANCIERA”, lo que resulta un verdadero agravio a la inteligencia de los afectados que decidieron invertir en una institución financiera registrada, avalada y supervisada por el sistema financiero mexicano.

El 19 de diciembre de 2014, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores por conducto de su presidente, Jaime González Aguadé, sorpresivamente informó que determinaron revocar la autorización de FICREA, S.A. DE C.V.,S.F.P., para continuar como sociedad financiera popular y que procederían a su liquidación, por lo que los ahorradores y ahora peticionarios deberían solicitar el pago del seguro de protección a los ahorros equivalente a 25 mil unidades de inversión “UDIS” (son unidades de valor que establece el banco de México para solventar las obligaciones de los créditos hipotecarioso de cualquier acto mercantil o financiero) que en pesos mexicanos es el equivalente aproximado a $131,500.00 (ciento treinta y un mil quinientos pesos 00/100 m.n.), y que de manera inmediata harían líquidos todos los bienes de FICREA, S.A. DE C.V. S.F.P. y con su valor, pagar proporcionalmente a cada ahorrador, pero ya no el total de su inversión, sino sólo lo que alcanzara de la venta de activos, dejando con esto en total estado de indefensa a los ahorradores que tenemos invertidos cantidades mayores al citado seguro, e incumpliendo con la palabra y la firma de documentos que comprometían la continuidad a las operaciones de la sociedad financiera y salvaguarda de las inversiones. 

Es sorprendente la indolencia e irresponsabilidad en la observancia de aquellas operaciones que conoció y debió acotar o impedir la autoridad cuando incluso fue permisiva conociendo de inversiones millonarias efectuadas por gobiernos de los Estados de la Unión así como de municipios e incluso instituciones bancarias, como lo son Banco Santander y Banco Multiva, que a su vez reinvirtieron capital depositado en ellas para obtener mayores rendimientos en FICREA S.A DE C.V., S.F.P., incluyendo al propio TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL DISTRITO FEDERAL Y DEL ESTADO DE COAHUILA que invirtieron en esta institución, depositando en ella sus recursos y/o fondos de jubilación. Cabe mencionar, en entrevista pública el magistrado presidente del tribunal superior de justicia del distrito federal declaró que realizaron una investigación exhaustiva sobre la viabilidad de invertir en FICREA, recurriendo a las instancias competentes como CNBV y CONDUSEF, habiendo obtenido respuesta positiva y sin el menor riesgo para realizar las inversiones.

Es por eso que exigimos a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores que asuma su responsabilidad en el daño patrimonial ocasionado a todos los ahorradores de FICREA y repare el daño ocasionado por su operación irregular y las omisiones que al día de hoy, después de dos años nos siguen impidiendo tener acceso a nuestros ahorros y que ha ocasionado ya la muerte de 18 personas. Consecuentemente exigimos la devolución de la totalidad de nuestro capital, más los intereses que se han generado a la fecha, colocándonos en posibilidad de recuperar nuestro nivel de vida, así como la seguridad que nos hemos procurado denunciando con la actuación de las autoridades el grave riesgo en que no sólo se encuentran los inversionistas de FICREA, sino todo aquel ciudadano que confíe en el desempeño de las autoridades financieras mexicanas. 

https://www.youtube.com/watch?v=hlsNUdEYXb0

http://www.ficrearobodeestado.com/

 



Hoy Roberto necesita tu ayuda

Roberto Delgado Fonseca necesita tu ayuda con esta petición «Comisión nacional bancaria y de valores : Irregularidades del Estado, sistema financiero FICREA». Súmate a Roberto y a las 1,368 personas que han firmado hoy.