Denuncia a la Comisión Europea para el cese del #PDCA

Denuncia a la Comisión Europea para el cese del #PDCA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!
Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Movimiento: Acciones por la Democracia (AxD) ha iniciado esta petición dirigida a Comisión Europea para las Américas

La Alianza Iberoamericana Europea contra el Comunismo (AIECC) ha suscrito y enviado a Bruselas una denuncia que les detallamos a continuación.

ALIANZA IBEROAMERICANA EUROPEA CONTRA EL COMUNISMO (en
adelante, “AIECC”), asociación española con N.I.F. , y domicilio en  Barcelona (ESPAÑA), , por medio del presente escrito se dirige a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo y DICE:

Que AIECC goza de la personalidad jurídica recogida en el artículo 35 del Real Decreto de 24 de julio de 1889 por el que se publica el Código Civil de España, al ser una asociación inscrita en el Ministerio del Interior del Gobierno de España, de conformidad con el artículo 5.2 de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación de España.

Que siendo residente en España, Estado Miembro de la Unión Europea, de conformidad con el artículo 20 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (“TFUE”) y con el artículo 41 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (“CDFUE”), y en relación con las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (“TJUE”) de 22 de abril de 2010 en el asunto C-427/07, de 2 de abril de 1998 en el asunto C-367/95, de 1 de marzo de 1966 en el asunto 48/65, de 14 de febrero de 1989 en el asunto 247/87 y de 17 de julio de 1998 en el asunto C-422/97, AIECC se encuentra legitimada para la interposición de la presente DENUNCIA.

Que AIECC, acude asistida por los letrados Don Reimel Ariosa Méndez y Don Julio Antonio Rodríguez Pellitero, colegiados en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (España), con domicilio profesional a efectos de notificaciones de la presente denuncia en (Valencia), ESPAÑA.

Que en base a lo anterior, con el presente documento se interpone,

DENUNCIA CONTRA LA UNIÓN EUROPEA

La presente denuncia se basa en la INFRACCIÓN DEL DERECHO DE LA UNIÓN, en concreto por la vulneración de los siguientes preceptos legales:

- Artículos 82 y 85 del Acuerdo de Dialogo Político y de Cooperación entre la Unión Europea y sus Estados miembros, por un lado, y la República de Cuba, por otro (“PDCA”).

- Artículos 205 y 208.1 TFUE.

- Artículos 21 y siguientes del Tratado de la Unión Europea (“TUE”).

- Artículos 1 al 54 CDFUE.

Todo ello con base en los siguientes,

FUNDAMENTOS

PRIMERO.- MARCO JURÍDICO DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LA UNIÓN EUROPEA

1. La Unión Europea (“UE”) está obligada por su TUE a promover los derechos humanos, la democracia, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho. La universalidad, la interrelación y la indivisibilidad de los derechos humanos, incluidos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, tal y como se reafirmó en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos de Viena de 1993, es el principio central que guía sus acciones.

2. La política de la Unión Europea se basa en marcos y normas acordados internacionalmente, lo que refleja la creencia de que los derechos humanos y la democracia no son valores "occidentales", sino valores universales que suscriben todos los miembros de la ONU. La UE declara esforzarse por lograr la ratificación y aplicación universal de los principales instrumentos internacionales de derechos humanos.

3. Base jurídica:

Artículo 2 del TUE: Valores de la UE. Los valores fundacionales de la UE son "la dignidad humana, la libertad, la democracia, la igualdad, el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías";

Artículo 3 del TUE: Objetivos de la UE. En "sus relaciones con el resto del mundo", la UE contribuye a "la erradicación de la pobreza y la protección de los derechos humanos, en particular los derechos del niño, así como a la estricta observancia y al desarrollo del Derecho internacional, incluido el respeto de los principios de la Carta de las Naciones Unidas";

Artículo 6 del TUE: la Carta de los Derechos Fundamentales y el Convenio Europeo de Derechos Humanos (“CEDH”). Aunque la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (artículo 6.1) sólo se refiere explícitamente a la aplicación del Derecho de la Unión, las instituciones y órganos de la UE y sus Estados miembros también deben respetar la Carta en las relaciones exteriores de la UE. Los países que se adhieren a la UE también deben respetar la Carta. El apartado 2 del artículo 6 obliga a la UE a adherirse al Convenio Europeo de Derechos Humanos;

Artículo 21 del TUE: principios que inspiran la acción exterior de la Unión. Estos principios son la democracia, el Estado de Derecho, la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos y las libertades fundamentales, el respeto de la dignidad humana, la igualdad y la solidaridad, y el respeto de los principios de la Carta de las Naciones Unidas de 1945 y del Derecho internacional. En el artículo 21, la UE hace suyo el principio de "indivisibilidad de los derechos humanos y las libertades fundamentales", comprometiéndose a considerar los derechos económicos y sociales tan importantes como los derechos civiles y políticos;

Artículo 205 del TFUE: disposiciones generales sobre la acción exterior de la Unión. Este artículo determina que las acciones internacionales de la UE deben guiarse por los principios establecidos en el artículo 21 del TUE.

4. En 2012, el Consejo adoptó un Marco Estratégico para los Derechos Humanos y la Democracia, acompañado de un plan de acción para aplicarlo. Actualmente se está elaborando el nuevo plan de acción para el periodo 2020-2024.

5. Aunque no son jurídicamente vinculantes, las directrices de la UE sobre derechos humanos adoptadas por el Consejo de la UE proporcionan instrucciones prácticas para las representaciones de la UE en todo el mundo sobre:

- Acción contra la pena de muerte

- Diálogos sobre derechos humanos

- Los derechos del niño

- Acción contra la tortura y otros tratos crueles

- Protección de los niños en los conflictos armados

- Protección de los defensores de los derechos humanos

- Cumplimiento del derecho internacional humanitario

- Combatir la violencia contra las mujeres y las niñas

- Promover la libertad de religión y creencias

- Proteger los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales

- Promover la libertad de expresión tanto en línea como fuera de ella

- No discriminación en la acción exterior

- Agua potable y saneamiento.

6. La UE cuenta con el Consejo de Asuntos Exteriores, que se reúne todos los meses y suele tratar cuestiones de derechos humanos relacionadas con la PESC o las políticas de comercio o desarrollo de la UE. El Grupo de Trabajo de Derechos Humanos del Consejo (COHOM), que realiza los trabajos preparatorios de los debates y decisiones de alto nivel sobre cuestiones de derechos humanos, está compuesto por expertos en derechos humanos de los Estados miembros y representantes del Servicio Europeo de Acción Exterior (“SEAE”) y de la Comisión Europea (la “Comisión” o la “CE”).

7. El Consejo de Asuntos Exteriores está presidido por el VP/AR, que contribuye al desarrollo de la PESC de la Unión y garantiza la aplicación de las decisiones. El VP/AR también representa a la UE en asuntos de la PESC y supervisa el SEAE y las delegaciones de la UE en terceros países. El SEAE cuenta con una dirección de derechos humanos, asuntos globales y multilaterales, y cada delegación de la UE tiene un "punto focal" de derechos humanos.

8. Un informe anual sobre los derechos humanos y la democracia en el mundo, preparado por la VP/HR y adoptado por el Consejo, ofrece una visión general de la situación de los derechos humanos en el mundo, así como de las acciones de la UE durante el año. Se han emitido informes anuales denominados INFORME ANUAL DE LA UE SOBRE LOS DERECHOS HUMANOS Y LA DEMOCRACIA EN EL MUNDO (INFORMES POR PAÍSES E INFORMES TEMÁTICOS), desde, por lo menos, el año 2009 y hasta el 2019 (los “Informes Anuales de DDHH de la UE”).

9. La UE ha instituido la figura del Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos, cuya función es aumentar la eficacia y la visibilidad de la política de derechos humanos de la UE, en estrecha colaboración con el SEAE.

10. Cada año, el Parlamento Europeo (“PE”) concede el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia a activistas de derechos humanos de todo el mundo.

11. El Parlamento Europeo también promueve los derechos humanos como parte de sus actividades más amplias de apoyo a la democracia, que incluyen la observación de elecciones, las acciones pre y postelectorales, el desarrollo de la capacidad parlamentaria, la mediación y el diálogo.

importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa (2019/2819(RSP), en la que, entre otras cosas:

“4. Expresa su profundo respeto por cada una de las víctimas de estos regímenes totalitarios y pide a todas las instituciones y agentes de la Unión que hagan todo lo posible para asegurarse de que los atroces crímenes totalitarios contra la humanidad y las graves violaciones sistemáticas de los derechos humanos sean recordados y llevados ante los tribunales, y que garanticen que estos crímenes no vuelvan a repetirse jamás; hace hincapié en la importancia de mantener viva la memoria del pasado, puesto que no puede haber reconciliación sin memoria, y reafirma su posición unida contra todo régimen totalitario sea cual sea su ideología de base;”

“6. Condena toda manifestación y propagación de ideologías totalitarias, como el nazismo y el estalinismo, en la Unión;” 

“13. Declara que la integración europea como modelo de paz y reconciliación ha sido una opción libre de los pueblos de Europa para comprometerse en favor de un futuro compartido y que la Unión Europea tiene la responsabilidad especial de promover y proteger la democracia, el respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho, no solo dentro sino también fuera de la Unión Europea;”

“15. Sostiene que Rusia sigue siendo la mayor víctima del totalitarismo comunista y que su evolución hacia un Estado democrático seguirá obstaculizada mientras el Gobierno, la élite política y la propaganda política continúen encubriendo los crímenes comunistas y ensalzando el régimen totalitario soviético; pide, por tanto, a la sociedad rusa que acepte su trágico pasado;” 

“16. Muestra su profunda preocupación por los esfuerzos de los actuales dirigentes rusos por distorsionar los hechos históricos y ocultar los crímenes perpetrados por el régimen totalitario soviético, esfuerzos que constituyen un peligroso elemento de la guerra de la información librada contra la Europa democrática con el objetivo de dividirla, y pide a la Comisión, por tanto, que luche firmemente contra ellos;”.

DE LOS DERECHOS HUMANOS EN CUBA, DENUNCIADA POR LOS DISTINTOS ORGANISMOS Y OBSERVADORES INTERNACIONALES. 

13.  Cuba es estado fundador de la ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS (“ONU”) y como tal firmante de la Carta de las Naciones Unidas de 26 de junio de 1945, la Declaración Universal de los Derechos Humanos (“DUDH”) (1948), la Convención Internacional para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio (1948). Cuba es firmante del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966), en 2008, aunque no lo ha ratificado, y del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966), en 2008, aunque tampoco lo ha ratificado.

14. Cuba es asimismo estado fundador de la ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS (“OEA”) y como tal firmante de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (1948) y Carta de la Organización de los Estados Americanos (1948).

15. Desde el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, los atropellos a los derechos humanos han sido constantes y públicos, viéndose especialmente afectados las libertades fundamentales, en particular los derechos civiles, políticos y económicos. Cuba es un Estado totalitario, que fue satélite de la U.R.S.S., desde por lo menos la declaración pública por Fidel Castro del carácter socialista de la Revolución cubana el 16 de abril de 1961, hasta la caída del campo socialista culminada con la disolución formal de la

U.R.S.S. el 25 de diciembre de 1991.

16. En el año 1962 , mediante la Resolución VI adoptada en la Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, Cuba fue expulsada formalmente de la Organización de Estados Americanos (OEA) por sus constantes vulneraciones de derechos fundamentales (véase Anexo A.1).

17. Desde entonces, las vulneraciones continuas y abrumadoras de los derechos humanos solo han aumentado. Pero lejos de hacer un análisis histórico, esta denuncia se centra en la situación actual de los derechos humanos en Cuba. A estos efectos, bastará con una relación breve de los más recientes informes sobre dichas violaciones, emitidos por autoridades u observadores internacionales y/o publicados por periodistas y medios de prensa de reconocido prestigio.

18. En materia específica de Libertad de Expresión destaca la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión del 31 de diciembre de 2018, de la COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS (“CIDH”), sobre la “Libertad de Expresión en Cuba” (véase Anexo A.2). En dicho informe se alcanzan las siguientes conclusiones:

“Cuba sigue siendo el único país del hemisferio en el cual no existe ningún tipo de garantías para el ejercicio del derecho a la libertad de expresión. Un Estado en el cual persiste la grave inobservancia de los elementos esenciales de la libertad de expresión, la democracia representativa y sus instituciones. A pesar de los años transcurridos y las reiteradas recomendaciones al respecto, la intolerancia sigue siendo la regla de las autoridades cubanas hacia toda forma de crítica u oposición, y la principal limitación a los derechos y libertades fundamentales en Cuba.

Permanece un modelo de monopolio estatal sobre los medios de comunicación y se mantiene la prohibición de fundar medios privados, todo lo cual es incompatible con los estándares internacionales sobre libertad de expresión. La persecución selectiva y deliberada en contra de medios y periodistas independientes continúa, y por periodos incluso recrudece. Como se constata extensamente en este informe, esta persecución de cuerpos estatales o tolerada por el Estado se manifiesta de modo concreto en detenciones arbitrarias, amenazas y actos de hostigamientos o censura en perjuicio de periodistas que difunden ideas, opiniones e informaciones críticas del partido del gobierno. Dan cuenta de ello también los múltiples actos y amenazas por parte de autoridades y funcionarios públicos para amedrentar a cualquiera que exprese ideas críticas a la política e instituciones del país como artistas, defensores y defensoras de derechos humanos, disidentes políticos, entre otros.

Las prácticas represivas en la actualidad parecen responder a una lógica que se ubica al margen de las estructuras jurídicas, pero están lejos de desaparecer.”

19. También la CIDH publicó el 3 de febrero de 2020 un Informe de País, titulado “Situación de los Derechos Humanos en Cuba” (véase Anexo A.3). En las conclusiones de dicho informe destacan los siguientes pasajes:

“(…) de acuerdo con la información recibida por la Comisión, en Cuba persisten las restricciones a los derechos políticos y el sistema electoral continúa sin brindar garantías para el ejercicio libre de estos derechos. Además, los activistas, opositores y defensores de derechos humanos serían objeto de múltiples restricciones a sus derechos de forma arbitraria. Preocupa en especial que se habría agudizado la violencia contra las mujeres activistas por parte de las autoridades estatales, así como sobre los múltiples obstáculos que ahora tienen los artistas activistas en el ejercicio de sus labores. Todo ello, encontraría fundamento en que persiste la vigencia de normas legales que establecen tipos penales ambiguos y amplias facultades discrecionales de las autoridades de Policía y Fiscalía. Del mismo modo, la Comisión encontró que en Cuba continuarían afectaciones a derechos humanos de poblaciones en situación de vulnerabilidad como las personas afrodescendientes, las mujeres, la población LGBTI, las personas con discapacidad, las personas migrantes y las personas privadas de libertad.

La CIDH también reitera sus conclusiones sobre la grave situación para la libertad de expresión en Cuba, emitidas en su Informe Especial de País de 2018.” 

20. La organización PRISONERS DEFENDERS, constituida en España, dispone de varios informes recientes sobre la situación de los presos políticos en Cuba, así como de una lista en la que se añaden y publican los nuevos prisioneros políticos que son detenidos y encarcelados por al dictadura cubana (véase Anexo A.4). Destaca el Informe de 2020 (véase Anexo A.5) y su último informe general del año 2021 (véase Anexo A.6), donde se informa de la adición de ocho nuevos presos políticos a la lista, y se realizan las siguientes afirmaciones:

“En los últimos 12 meses han formado parte de la lista de Prisoners Defenders 185 casos de presos y condenados políticos en Cuba. Con 128 presos y condenados se inició abril de 2020. Desde entonces hasta ahora han ingresado 57 nuevos casos (4,75 nuevos al mes). Los que han salido de la lista, 45 en el mismo período, la inmensa mayoría lo ha hecho por cumplimientos íntegros de las condenas. 

A 5 de abril de 2021, la lista de Prisoners Defenders cuenta con 140 presos y condenados políticos.(…)

Prisoners Defenders reconoce también 11 mil personas que se encontraban al terminar 2019 Convictas o Condenadas de Conciencia por las Medidas de Seguridad Pre- Delictivas, con penas de 1 hasta 4 años. Prisoners Defenders hizo público el día 13 de enero de 2020 este informe, así como trasladó los documentos probatorios a medios de prensa y diplomáticos. Dada el indubitado análisis de expertos presentado junto con los documentos, dicha información tuvo un relevante impacto en numerosos países (New York Times, Telegraph, ABC, Le Point...). Como ejemplos, además igualmente, Prisoners Defenders hizo público una parte representativa de los cientos de fichas de condena de dichos reos (Ver ejemplos reales de dichos expedientes).

En todos ellos se aprecia que los casos no son personalizados, sino cualificados con exactamente las mismas 3/4 frases: 

“PROBADO QUE EL ACUSADO NO SE ENCONTRABA VINCULADO LABORALMENTE NI PERTENECÍA A NINGUNA ORGANIZACIÓN DE MASAS

[organizaciones civiles subyugadas al Partido Comunista], ADEMÁS DE REUNIRSE CON  ELEMENTOS  ANTISOCIALES  Y  ALTERAR  EL  ORDEN  PÚBLICO  [sin

embargo, no le constan delitos ni juicios por alteración del orden público, es sólo una apreciación policial] EN ESTADO DE EMBRIAGUEZ [en todos los 8.400 casos las frases son similares, sólo hay unos pocos modelos]. FUE ADVERTIDO EN MUCHAS OCASIONES  POR SU JEFE DE  SECTOR Y  FACTORES  DE LA  COMUNIDAD

[dirigentes de las organizaciones del Partido Comunista] POR LO QUE SE PROCEDE A LA MEDIDA DE ASEGURAMIENTO POR PARTE DEL TRIBUNAL MUNICIPAL DE CENTRO HABANA. CONDENA: 3 AÑOS DE PRIVACIÓN DE LIBERTAD”

Un simple informe policial con aspectos valorativos, idénticos para todos los condenados, y en proceso judicial sumario, sin principio de contradicción, y de forma inquisitorial (sin principio de contradicción ni capacidad de presentación de prueba en contrario), sirve para que 11.000 personas sin delito alguno cometido cumplan condenas de 2 años y 10 meses de privación de libertad en prisión de media.”

21. La ONGD española OBSERVATORIO CUBANO DE DERECHOS HUMANOS también emitió un informe en 2020, el “Informe Anual de Derechos Humanos en Cuba” (véase Anexo A.7), y del cual pueden destacarse las siguientes afirmaciones:

“2020 ha sido nefasto para los derechos humanos en Cuba. Se han mantenido las prohibiciones y limitaciones al ejercicio de libertades, y la represión tomó una deriva peligrosa que coloca al país a las puertas de un proceso similar a la Primavera Negra de 2003.

El accionar represivo del gobierno ha consolidado la tendencia de los últimos años de ir más allá de la oposición política, alcanzando con ensañamiento a sectores de la sociedad civil como el de los artistas y periodistas independientes. 

El ataque sistemático a la libertad de expresión ha sido una de las constantes en el año recién concluido. Desde las instituciones del Estado, utilizando dinero público y los únicos medios de comunicación permitidos, se han emprendido intensas campañas contra el ejercicio de este derecho.

A las limitaciones de los derechos civiles y políticos, hay que añadir el agravamiento del ejercicio de los derechos sociales, situación que se ha evidenciado en el deterioro de los servicios públicos y en el empobrecimiento de la población. 

La pandemia del Covid-19 fue utilizada por las autoridades para limitar diversos derechos, en especial la libertad de expresión, de movimiento, el debido proceso y las libertades económicas.”

22. Un informe aún más reciente, de febrero de 2021, fue emitido por CENTRO CUBANO DE DERECHOS HUMANOS (véase Anexo A.8). En dicho informe se analizan de forma muy pormenorizada la situación de presos políticos en Cuba.

TERCERO.- SOBRE LA VULNERACIÓN DEL ACUERDO DE DIÁLOGO POLÍTICO Y DE COOPERACIÓN ENTRE LA REPÚBLICA DE CUBA, POR UN LADO, Y LA UNIÓN EUROPEA Y SUS ESTADOS MIEMBROS, POR OTRO (en inglés, “POLITICAL DIALOGUE AND COOPERATION AGREEMENT”). 

23. El primer encuentro formal y legal, a efectos de cooperación y colaboración entre Cuba y la Unión Europea fue la Posición Común de 2 de diciembre de 1996 (“Posición Común”) definida por el Consejo en virtud del artículo J.2 del Tratado de la Unión Europea, sobre Cuba.

24. En dicha Posición Común se establecía como primer objetivo el siguiente:

“El objetivo de la Unión Europea en sus relaciones con Cuba es favorecer un proceso de transición hacia una democracia pluralista y el respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales, así como una recuperación y mejora sostenibles del nivel de vida del pueblo cubano. Es muy probable que la transición sea pacífica si el régimen actual inicia por sí mismo o hace posible dicho proceso. La política de la Unión Europea no contempla provocar el cambio mediante la aplicación de medidas coercitivas que tengan por efecto incrementar las dificultades económicas del pueblo cubano.”

 

25. Durante su vigencia, no existió ni una sola revisión de la Unión Europea en que se constatase un progreso sustancial de Cuba en el respeto a los derechos humanos o las libertades civiles y políticas, o que indicase que el régimen totalitario cumplió con los objetivos definidos en el mismo, de manera seria y sostenida.

 

26. De hecho, las evidencias contradicen de forma amplia el cumplimiento por Cuba, especialmente las resultantes de los actos e informes de la Unión Europea sobre la situación de los derechos humanos en Cuba.

 

27. En el año 2003 se produjo en Cuba una detención arbitraria de periodistas y defensores de los Derechos Humanos, que obligó a la propia Unión Europea a pronunciarse públicamente contra ello. En la Declaración de la Presidencia 7735/03 se condenó los comportamientos del gobierno cubano, y en las Resoluciones del Parlamento Europeo sobre los Derechos Humanos en Cuba, de 10 de abril de 2003 y de 22 de abril de 2004, se condenó a Cuba por la violación de derechos humanos en abstracto y en específico respecto de individuos concretos.

 

28. En los Informes Anuales de DDHH de la UE de 2009 a 2015, la UE reiteradamente expresa su preocupación por la persistente negación de los derechos humanos y las libertades fundamentales en Cuba, y en particular de las áreas de interés clave designadas por la UE. Entre las denuncias de la UE a Cuba están:

 

- la existencia de presos políticos y presos de conciencia, incluidos los que habían sido detenidos y condenados en 2003, las restricciones de sus derechos tras su liberación, incluido obligarles -o impedirles- salir del país (Informe de 2009, Informe de 2010 - muerte del preso político D. Orlando Zapata Tamayo -, 2015;

- la no ratificación y aplicación por Cuba del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (en todos desde 2009 a 2015);

- La no abolición de la pena capital, existiendo solo una moratoria de facto (en

todos los informes, desde 2009 a 2015);

- violaciones sistemáticas a la libertad de expresión e información, libertad de prensa, la libertad de reunión, la libertad de asociación, incluido un mayor espacio para las actividades de la sociedad civil, y la libertad de circulación (en todos los informes, desde 2009 a 2015);

- deficiencias graves en el sistema judicial, especialmente la falta de independencia judicial (Informes de 2010, 2011), la existencia de delitos como el de "peligrosidad social" del código penal cubano (Informes de 2011);

- el hostigamiento y continuo acoso, intimidación y, en algunos casos, violencia, las detenciones arbitrarias, periódicas y temporales o de corta duración, de miembros de la oposición, activistas y defensores de los derechos humanos (Informes de 2010, 2011, 2013, 2015);

oposición, y en particular, para los ministros y altos funcionarios de la UE y de los Estados miembros en visita oficial (Informes de 2010, 2011, 2013, 2015);

- la abolición de la pena de muerte.

29. Sin embargo, pese al claro y reiterado incumplimiento de Cuba, reconocido año tras año en los Informes Anuales de DDHH de la UE, en fecha 12 de diciembre de 2016, la UE firmó con Cuba el PDCA, que derogaba la Posición Común anterior, y establecía mejores condiciones para la parte evidentemente incumplidora, Cuba, dilatando los periodos de revisión de cumplimientos de 6 meses a un año.

30. En efecto, en los Informes Anuales de DDHH de la UE de 2016 a 2019 (último emitido), la UE reitera su preocupación por la persistente negación de los derechos humanos y las libertades fundamentales en Cuba, que habían sido desoídas año tras año por Cuba, como se acaba de demostrar ut supra. Entre las denuncias de la UE a Cuba, vuelven a estar:

- la existencia de presos políticos y presos de conciencia designados por Amnistía Internacional, entre ellos el destacado dirigente disidente José Daniel Ferrer;

- la no ratificación y aplicación por Cuba del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (en todos los informes, desde 2009 a 2019);

- la no abolición de la pena capital, existiendo solo una moratoria de facto (en todos

los informes, desde 2009 a 2019);

- violaciones sistemáticas a la libertad de expresión e información, la libertad artística, la libertad de prensa, la libertad de reunión, la libertad de asociación, libertad de circulación, dentro de Cuba y para salir (en todos los informes, desde 2009 a 2019);

- deficiencias graves en el sistema judicial, especialmente la falta de independencia judicial y de las profesiones jurídicas (informes de 2016)

- el hostigamiento y continuo acoso, intimidación y, en algunos casos, tratos humillantes o violentos, las detenciones arbitrarias, periódicas, de larga duración, temporales o de corta duración y el arresto domiciliario arbitrario de miembros dela oposición, activistas, defensores de los derechos humanos y periodistas independientes (en todos los informes, desde 2009 a 2019);

- limitación de la UE a reuniones de carácter puntual y esporádico con algunos líderes de la oposición;

- deficiencias democráticas graves del sistema político de Cuba (“una democracia de partido único”, con el Partido Comunista de Cuba (PCC) como "la fuerza dirigente de la sociedad y del Estado") y de proceso electoral cubano (informes de 2016, 2017, 2018);

- retroceso de las libertades económicas y del sector privado (informes de 2017, 2018 y 2019)

- en el ámbito de la libertad de asociación, falta de independencia de los sindicatos e incumplimiento de las normas internacionales del trabajo (informe 2018);

- restricciones en el acceso libre a internet y a los medios de comunicación digitales independientes (informes de 2016, 2017, 2018, 2019);

- el uso de formas modernas de esclavitud y sobre la trata de seres humanos por las condiciones de trabajo y de vida de los médicos cubanos enviados en misiones internacionales en el extranjero (informe de 2019).

31. En el artículo 82 PDCA, donde se regula el organismo del Comité Conjunto, encargado de velar por el cumplimiento del acuerdo, se regula en el apartado quinto lo siguiente:

“El Comité Conjunto se reunirá normalmente una vez al año para realizar una revisión global de la aplicación del presente Acuerdo, en Bruselas y en Cuba, alternadamente, en una fecha y con un orden del día previamente acordados por las Partes. Podrán convocarse reuniones extraordinarias, de común acuerdo y a petición de cualquiera de las Partes. El Comité Conjunto será presidido alternadamente, de reunión a reunión, por un representante de la Unión Europea y un representante de la República de Cuba.”

32. Desde la celebración del PDCA solo se han organizado dos reuniones del Comité Conjunto, la última el 13 de enero de 2021. Dicha reunión sirvió de antesala para el Tercer Consejo Conjunto Cuba – Unión Europea que se celebró el 20 de enero de 2021.

33. Resulta sorprendente, sin género de dudas, que los resultados alcanzados en estas reuniones fuera el de cumplimiento de Cuba con el PDCA, cuando la abrumadora evidencia, incluida la producida por la propia UE, refleja precisamente todo lo contrario.

34. El Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia que otorga el Parlamento Europeo pretende honrar a personas u organizaciones de cualquier parte del mundo por sus esfuerzos en favor de los derechos humanos, la democracia y la libertad de expresión y su lucha contra la intolerancia y la opresión. El Parlamento Europeo ha otorgado hasta en tres ocasiones el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia a cubanos merecedores de este por su lucha a favor de los derechos humanos en Cuba, reprimidos por el régimen dictatorial: a Oswaldo José Payá Sardiñas y las "Damas de Blanco" en 2008, con ocasión del 20º aniversario del premio y a Guillermo Fariñas en 2010, quien llevó a cabo a lo largo de los años 23 huelgas de hambre para protestar contra el régimen cubano, con el objetivo de lograr un cambio político pacífico, la libertad de expresión y la libertad de palabra en su país. Las Damas de Blanco solo pudieron recoger el premio ocho años después, en 2013, y Guillermo Fariñas, tres años después, en también en 2013, cuando el régimen les concedió “permiso” para salir de Cuba, en una flagrante violación más de sus derechos humanos.

35. Más de 14 mil personas han firmado una solicitud a la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, para que interceda ante las autoridades de Cuba y se investiguen las muertes del fundador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), Oswaldo Payá y del activista Harold Cepero, ocurridas el 22 de julio de 2012 en circunstancias que indican un Crimen de Estado (véase Anexo A.9). La comunidad del Premio Sájarov ha pedido "una investigación sobre la muerte del Premio Sájarov 2002 Oswaldo Payá" (véase Anexo A.10).

36. En el artículo 85 del PDCA se establece el siguiente régimen de infracciones:

“1. Las Partes adoptarán todas las medidas generales o específicas necesarias para dar cumplimiento a las obligaciones que asumen en virtud del presente Acuerdo, y velarán por que se adecuen a los objetivos establecidos en el presente Acuerdo.

2. Si una Parte considera que otra Parte ha incumplido una obligación derivada del presente Acuerdo, podrá adoptar las medidas apropiadas. Antes de hacerlo, salvo en los casos de especial urgencia, presentará al Consejo Conjunto en un plazo de treinta días toda la información pertinente necesaria para un examen detallado de la situación con el fin de hallar una solución aceptable para las Partes. Al seleccionar las medidas que se van a adoptar, se dará prioridad a las menos perjudiciales para la aplicación del presente Acuerdo. Dichas medidas se notificarán de inmediato al Comité Conjunto y serán objeto de consultas en el Comité si una Parte así lo solicita.

3. Las Partes acuerdan que el término «casos de especial urgencia» a tenor del apartado 2 significa un caso de infracción importante del presente Acuerdo por una de las Partes. Las Partes acuerdan que el término «medidas apropiadas» contemplado en el apartado 2 significa medidas adoptadas de conformidad con el Derecho internacional. Se entiende que la suspensión es una medida de último recurso. Una infracción importante del presente Acuerdo consistirá en:

a) la denuncia de la totalidad o parte del presente Acuerdo no sancionada por las normas generales del Derecho internacional;

b) una infracción de los elementos esenciales del presente Acuerdo, tal como se describe en el artículo 1, apartado 5, y el artículo 7. 

4. Si una Parte adopta una medida en caso de especial urgencia, la otra Parte podrá solicitar que se convoque a las Partes a una reunión urgente en un plazo de quince días.”

37. Mientras que el artículo 1.5 del PDCA establece como principios regidores del acuerdo los siguientes:

“El respeto y la promoción de los principios democráticos, el respeto de todos los derechos humanos y libertades fundamentales establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en los principales instrumentos internacionales de derechos humanos y sus protocolos facultativos que sean aplicables a la Partes, y el respeto del Estado de Derecho constituyen un elemento esencial del presente Acuerdo.”

38. La vulneración de los Derechos Humanos en Cuba ha continuado y se ha agravado en el tiempo, extremo evidenciado no solo por multitud de organismos internacionales como se indica en el Fundamento SEGUNDO anterior, sino también evidenciado por la Unión Europea en sus varias Resoluciones del Parlamento Europeo, como la de 28 de noviembre de 2019 y del 15 de noviembre de 2018, y en sus Informes Anuales de DDHH.

39. Las actuaciones de la Unión Europea han sido permisivas ante la conducta lesiva de Derechos Humanos por Cuba, y son contrarias a las normativas en materia de Derechos Humanos que vinculan a la misma. Pero además, vulneran el propio contenido del PDCA, motivo por el cual esta asociación se ve obligada a la interposición de la presente denuncia ante la Comisión Europea.

CUARTO.- SOBRE LA VULNERACIÓN DEL TFUE Y DEL TUE

40. El incumplimiento del PDCA, en tanto instrumento internacional emanado por la Unión, es por sí mismo suficiente como para entender que se está incumpliendo la normativa comunitaria, no por Estados miembros, sino por la propia Unión Europea, y ello conlleva la obligación de investigar y procurar el cumplimiento por parte de la Comisión.

41. Sin embargo, este incumplimiento no es el único. El artículo 205 TFUE, sobre la acción exterior de la Unión Europea, determina lo siguiente:

“La acción de la Unión en la escena internacional, en virtud de la presente parte, se basará en los principios, perseguirá los objetivos y se realizará de conformidad con las disposiciones generales contempladas en el capítulo 1 del título V del Tratado de la Unión Europea.” 

42. En este sentido, debemos remitirnos a lo determinado en el TUE como indica el artículo. En dicho texto legal de la UE se establecen parámetros para la política exterior de la Unión, en los artículos 21 y siguientes, donde queda meridianamente claro que la Unión Europea deberá respetar y procurar en sus actos el respeto por los Derechos Humanos. En concreto, el artículo 21.1 TUE especifica:

“La acción de la Unión en la escena internacional se basará en los principios que han inspirado su creación, desarrollo y ampliación y que pretende fomentar en el resto del mundo: la democracia, el Estado de Derecho, la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, el respeto de la dignidad humana, los principios de igualdad y solidaridad y el respeto de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho internacional.

La Unión procurará desarrollar relaciones y crear asociaciones con los terceros países y con las organizaciones internacionales, regionales o mundiales que compartan los principios mencionados en el párrafo primero. Propiciará soluciones multilaterales a los problemas comunes, en particular en el marco de las Naciones Unidas.”

43. Sin embargo, ya desde la creación y adopción de la citada Posición Común, la Unión Europea vulneró este artículo fundacional, que anteriormente se encarnaba en el Tratado de la Comunidad Europea, estableciendo relaciones internacionales con Cuba, un país donde no existía democracia ni respeto a los Derechos Humanos.

44. Hechos estos últimos conocidos sobradamente por la Unión Europea, que es el motivo por el cual se adopta en el marco de la Posición Común el objetivo citado en el Fundamento TERCERO anterior.

45. El incumplimiento grave de dicha normativa es con la adopción del PDCA. Si bien la Posición Común podría estar avalada por una política encaminada a crear en Cuba una democracia y conseguir el respeto a los Derechos Humanos, en el año 2016, cuando se adopta el PDCA, Cuba no había avanzado absolutamente nada en estos sentidos.

46. En el año 2003, siete años después del primer acuerdo, Cuba había recrudecido sus represiones políticas al punto de generar un rechazo público en la propia Unión Europea.

47. En el año 2016 en Cuba no se habían producido ningunas elecciones libres ni tampoco ningún avance hacia la democracia. Y las organizaciones internacionales, así como las asociaciones de la Unión Europea, continuaban denunciando las constantes vulneraciones de los Derechos Humanos en la isla.

48. La adoptada Posición Común en el año 1996 había demostrado ser un fracaso, y sin embargo, la Unión Europea decidió, en contra del artículo 205 TFUE y 21 TUE, adoptar en 2016 un acuerdo internacional con un país donde existe una dictadura y donde no se respetan los derechos humanos.

49. A estos efectos, esta asociación adelanta y advierte que no puede valerse la UE en su defensa de las falsas iniciativas populares adoptadas en Cuba. En el año 2019 se adoptó mediante elecciones controladas por las autoridades un simulacro de referéndum para la aprobación de una nueva Constitución Comunista que consagra la supremacía del Partido Comunista de Cuba con todas las características de un Estado totalitario:

“ARTÍCULO 5. El Partido Comunista de Cuba, único, martiano, fidelista, marxista y leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, sustentado en su carácter democrático y la permanente vinculación con el pueblo, es la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado.”

50. Sin embargo, el proceso de confección, adopción y ratificación de la constitución comunista de 2019 fue (1) antidemocrático y contrario al derecho internacional público,

(2) no participó ninguna fuerza política fuera del Partido Comunista de Cuba, (3) no se eligió democráticamente una convención constituyente distinta de la Asamblea Nacional del Poder Popular, conformada exclusivamente por miembros del Partido Comunista de Cuba, (4) no fue votada en un referendo con las debidas garantías democráticas internacionalmente admitidas, (5) fue contrario a la última constitución cubana democrática proclamada en el año 1940.

51. Dicha constitución comunista:

- Declara al Partido Comunista como “la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado” (art. 5), convirtiéndolo de iure en un ente supra- constitucional, sustrayendo ilegítimamente la soberanía al pueblo cubano;

- Declara al sistema político totalitario como “irreversible”, instando a todos los civiles a “la lucha armada” frente a un cambio de sistema (art. 4 y art. 229),

“Los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución.”
 

- Afianza la violación de la libertad de conciencia al indicar en el artículo 13.g que “El Estado tiene como fin esencial” (…) “afianzar la ideología y la ética inherentes a nuestra sociedad socialista”;

- Frustra la separación de poderes al refrendar el poder exclusivo y superior del Partido Comunista y no establece en ninguna parte la separación de los poderes;

- La Carta Magna y su articulado de derechos (todos los artículos del capítulo II, de “derechos”, como el 45, 49, 50, 52, 54, 55, 56, 57, 62, 66, 67, 79) no se dotan de una jerarquía de orden superior frente al resto de leyes y normas, sino que supeditan a las leyes ya existentes, que los contradicen;

- La regulación de la propiedad privada (artículo 22) se fracciona en varios tipos, de los cuales ninguno aisladamente cumple con los estándares del Derecho Fundamental. La Propiedad Personal reconocida en la constitución cubana afecta a bienes muebles y medios de producción, mientras que la propiedad privada se limita a inmuebles, excluyéndose la tierra o terrenos (artículo 29);

- Desampara a los ciudadanos al no recoger el derecho de recurso legal ante un (inexistente) Tribunal de Garantías Constitucionales, ni establecer un procedimiento para ello.

52. Se aporta como Anexo A.11 el informe titulado “Referendo Constitucional de Cuba. Un proceso ilegítimo e irregular que debe ser deslegitimado”, de fecha 17 de febrero de 2019 (actualizado 28/02/2019) elaborado por Prisoners Defenders y remitido a la UE por esa organización, que realiza un pormenorizado estudio jurídico de dicha constitución y de la legislación preexistente en vigor, fuente para la violación de los derechos humanos en Cuba.

53. Como quedó probado en el Fundamento TERCERO anterior, la represión se ha recrudecido sin parar, en índices que los defensores y observadores internacionales de Derechos Humanos comparan al año 2003. Algo que solo evidencia que el PDCA ha fracasado de la misma forma que fracasó la Posición Común, y que su mera adopción es un incumplimiento del TFUE y del TUE que no puede continuar.

54. El mantenimiento de acuerdos y pactos de colaboración por la Unión Europea en particular, y diferentes Estados, miembros y no miembros, en general, son precisamente los que han permitido que en Cuba siga existiendo un régimen dictatorial que vulnera de forma diaria los derechos humanos del pueblo cubano. Solo el rechazo más absoluto a la legitimidad del Partido Comunista Cubano y al régimen totalitario en Cuba, su reconocimiento y sanción como entidad vulneradora de los derechos humanos, y su repudio político, podrá conseguir el deseado fin de la dictadura.

55. A fecha de esta denuncia, en el año 2021, habiendo transcurrido 25 años desde 1996, no ha conseguido la Unión Europea el avance de Cuba hacia una democracia y las garantías del respeto pleno de los derechos humanos de su gobierno, tirano y opresor.

En virtud de todo lo anterior,

Esta asociación SOLICITA a la Comisión Europea que admitiendo y tramitando la presente denuncia, articule el mecanismo previsto en el artículo 85 del PDCA, y en su virtud, derogue el PDCA y cualquier otro acuerdo de cooperación con el gobierno de Cuba, procediendo a la declaración de ilegitimidad de la dictadura cubana.

En Valencia, a 5 de mayo de 2021. 
 

 
 
 
 
 
 
LISTA DE ANEXOS
 

 

Número
Descripción
Número páginas
de
Primera y última página

del Anexo
Referencia el Texto
en
A.1
Resolución OEA

expulsión de Cuba
de 
pfo. 6, pág. 7
A.2
Informe CIDH de 31 de diciembre de 2018 sobre la Libertad de Expresión enCuba
 
 
pfo. 8, pág. 8
A.3
Informe de la CIDH de 3 de febrero de 2020 sobre la situación de los Derechos

Humanos en Cuba
 
 
pfo. 9, pág. 9
A.4
Informe de Prisoners Defenders sobre la situación de los presos políticos en

Cuba
 
 
pfo. 20, pág. 9
A.5
Informe de 2020

Prisoners Defenders
de
 
 
pfo. 20, pág. 9
A.6
Informe de 2021de

Prisoners Defenders
 
 
pfo. 20, pág. 9
A.7
Informe Anual de Derechos Humanos en Cuba de 2020 del Observatorio Cubano de

Derechos Humanos
 
 
pfo. 21, pág. 11
A.8
Informe de febrero de 2021, del Centro Cubano de

Derechos Humanos
 
 
pfo. 22, pág. 12
A.9
Petición en Change.org para

que la Alta Comisionada de
 
 
pfo. 35, pág. 16

 

 
Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, investigue las muertes de Oswaldo Payá y Harold

Cepero
 
 
 
A.10
Petición del Premio Sájarov de "una investigación sobre la muerte del Premio Sájarov 2002 Oswaldo

Payá"
 

1
 
pfo. 35, pág. 17
A.11
Informe sobre el Referendo Constitucional de Cuba de fecha 17 de febrero de 2019

de Prisoners Defenders
 

38
 
pfo. 52, pág. 22
 

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!
Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas