Petición cerrada

COMISIÓN DE LA VERDAD SOBRE CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD EN CATALUÑA Y PAÍS VASCO

Esta petición ha conseguido 76 firmas


ASUNTO: SOLICITUD DE UNA COMISIÓN DE LA VERDAD SOBRE CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD EN LOS TERRITORIOS ESPAÑOLES DE CATALUÑA Y PAÍS VASCO.

Solicito tu respaldo para esta petición enviada el pasado 6 octubre al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos con la finalidad de encontrar un relato veraz y sostenido que nos ayude a dignificar y sanar las profundas heridas que ha ocasionado la ideología nacionalista en nuestro país durante los últimos 40 años.

En Madrid, a 6 de octubre de 2017

A la atención del Excmo. Sr. Zeid Ra'ad Al Hussein
Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Excelentísimo señor:

Yo, Antonio Almendros Cuenca, director ejecutivo de Euphonía Ediciones, en mi propio nombre,

RUEGO al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos la constitución urgente de una Comisión de la Verdad, con la finalidad de determinar y esclarecer los posibles delitos de odio, xenofobia, violación de la Convención de los Derechos del Niño y crímenes de lesa humanidad en los territorios españoles de las comunidades autónomas de Cataluña y País Vasco.

Por razones de urgencia humanitaria, le ruego dé las órdenes oportunas a los departamentos que corresponda para que se agilicen los trámites con las autoridades del Estado español y de las comunidades autónomas indicadas para dar entrada a observadores internacionales sobre el territorio y proceder a la observación de los graves acontecimientos que están ocurriendo no solo en la vía pública, sino también en los centros de enseñanza, desde la educación infantil hasta la universitaria.

Entiendo que puede estar suficientemente motivada la calificación de crímenes de lesa humanidad en lo que se refiere a la «persecución de grupos y colectividades con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos y culturales».

En lo que concierne a otros derechos cuya vulneración es universalmente reconocida como inaceptable con arreglo al derecho internacional, incluyo graves delitos contra la libertad de cátedra, adoctrinamiento a menores de edad en el odio dentro de los sistemas educativos catalán y vasco, falseamiento consciente y sistemático de textos humanísticos y posibles daños psíquicos inducidos en fases críticas de la formación de estos menores, que son nuestro futuro más cierto e inmediato.

Dado que la Organización de Naciones Unidas ha solicitado al Estado español que se investigue la violencia en Cataluña por los recientes acontecimientos allí sucedidos, me permito poner en su conocimiento que la violencia a la que me acabo de referir se ejerce y se ha ejercido a lo largo de toda la historia de nuestra democracia con un absoluto desprecio por los más elementales juicios del sentido común y de los criterios educativos. El profesor John H. Elliot nos ha recordado recientemente la peligrosa deriva de lo que está ocurriendo en España. La ideología nacionalista, calificada por una amplísima bibliografía de primer orden como patología social (v. Lengua y nacionalismo, Snježana Kordić), solo deja espacio para una apariencia de diálogo, pero el tejido social está roto y una parte de él ha sido silenciada, siendo la situación especialmente grave en lo que concierne a los menores de edad.

Habida cuenta de las numerosas peticiones nacionales e internacionales para que se investigue en España esta violencia, ruego traslade al señor Urkullu, presidente de la comunidad autónoma del País Vasco, la necesidad de una Comisión de la Verdad que ampare el «derecho a saber y conocer», con todos los pormenores, la verdad, con ayuda de observadores imparciales y legitimados que analicen con rigor los textos, la metodología y los criterios educativos, y realicen un análisis exhaustivo de la convivencia escolar, fuertemente violentada durante largo tiempo.

Los españoles que no residimos en los territorios indicados tal vez nunca lleguemos a entender cabalmente la generosidad con la que millones de compatriotas vascos y catalanes se esfuerzan a diario por convivir en paz con sus conciudadanos y dignificar la mera experiencia de vivir. A pesar de todo, en estos días tan amargos, hemos encontrado renovadas razones para sentirnos más orgullosos de sus inestimables logros y para hacernos más conscientes de lo que han soportado durante los últimos cuarenta años.

Por todas estas razones, ruego al Alto Comisionado de Naciones Unidas su más enérgica determinación en ayudarnos a investigar, esclarecer, condenar y extirpar de nuestros centros educativos y de la vida social las violencias del día a día a las que se ven sometidos los escolares y familias de esas autonomías, y la que nos ha acompañado a lo largo de nuestra joven, próspera y perfectible democracia.

Gracias por su atención. Confío en su diligencia, amor a la verdad y buen hacer para atender esta petición.

Con todo respeto,

Antonio Almendros Cuenca - Editor

 



Hoy: Antonio cuenta con tu ayuda

Antonio Almendros Cuenca necesita tu ayuda con esta petición «COMISIÓN DE LA VERDAD SOBRE CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD EN CATALUÑA Y PAÍS VASCO». Únete a Antonio y 75 personas que ya han firmado.