Construir una Colombia más humana

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!


El autoritarismo de los verdaderos “bandidos resentidos”

Esta mañana, como de costumbre, me metí a Twitter a ver qué había de nuevo en el trágico mundo de la política colombiana, y vi que mi hermano acababa de publicar un tuit con un mensaje que le envió el Senador Álvaro Uribe Vélez, el cual decía “los bandidos resentidos hablando de paz”. A pesar de que no se tratara de una amenaza directa hacia mi hermano, sino más bien de un mensaje intimidante, temí por su vida y recordé lo que mi mamá muchas veces nos ha dicho: “no se pongan a dar lora por redes sociales, que esa gente es muy peligrosa y ya sabemos de lo que son capaces”.

Es bien sabido que el modus operandi del expresidente es ese: intimidar, calumniar y lanzar acusaciones graves y sin fundamento a sus opositores, con el fin de silenciar a todo aquel que se atreva a cuestionarlo. En contadas ocasiones han salido victoriosos quienes han sido víctimas del autoritarismo del tuit-iritero, logrando que a través de la acción de tutela, se retracte. Paradójicamente, fue gracias a ese maravilloso legado que nos dejó la Constitución del ’91 (de la cual fue partícipe Gustavo Petro) que Daniel Samper Ospina logró que Uribe se retractara de haberlo llamado “violador de niños”. Con todo y eso, Samper prefirió votar en blanco en segunda vuelta, pues cualquiera de los dos candidatos representaba un peligro enorme para el país.

A diferencia de mi hermano, yo no quise hacer activismo político por las redes sociales, pues me hastié de tanta desinformación y propaganda negra al estilo Goebbels (léase J.J. Rendón), y sentí que mis esfuerzos por debatir con un uribista serían en vano. Aún sigo pensando que es inútil pretender que los que votaron por la guerra, el extractivismo, la corrupción, una Corte de bolsillo, etc., entren en razón. Sin embargo, hoy, después de casi una semana de tusa poselectoral, decidí volver a las redes a “dar lora” y a convocar a todo el que esté dispuesto a hacer oposición propositiva, para que entre todos construyamos esa Colombia Humana con la que soñamos ocho millones de colombianos.

Se vienen retos enormes en los próximos cuatro años, y uno de ellos es luchar contra la desinformación y la propaganda del miedo. Es difícil hablar de una verdadera democracia cuando no hay democratización de los saberes. No podemos esperar cambios reales en la sociedad colombiana si no logramos que haya una mayor cobertura educativa; en Colombia, hay casi tres millones de personas analfabetas, y más del 40% de los bachilleres no acceden a la educación superior. Así las cosas, propongo que entre todos unamos esfuerzos para sacar adelante uno de los pilares del programa de la Colombia Humana: educación superior de calidad y gratuita.

Sé que es una propuesta loca y utópica, pero tal vez no sea del todo imposible. Haciendo uso de la tecnología, podemos construir una plataforma similar a Coursera.org con contenido en español, y buscar alianzas con universidades públicas y privadas que estén acreditadas, para crear cursos de todo tipo, y demostrarles a los que, como Héctor Abad Faciolince, tildaron a Petro de demagogo y populista, que sí es posible reformar el sistema educativo en Colombia, que sí podemos alterar el statu quo, y que nuestros jóvenes sí merecen una educación superior de calidad y gratuita.

Para ello, necesitaremos voluntarios de todos los saberes posibles: programadores, diseñadores, educadores, historiadores, sociólogos, antropólogos, artistas, juristas, ingenieros, etc. Vamos a construir un país en paz y educado, y no vamos a dejarnos amedrentar por los verdaderos bandidos resentidos que no soportan que Colombia pueda llegar a ser un país mejor. ¿Me ayudan a viralizar esta idea? ¡¿Quién conmigo?!

¡GRACIAS!



Hoy: Estefanía cuenta con tu ayuda

Estefanía Villegas necesita tu ayuda con esta petición «Colombia: Construir una Colombia más humana». Súmate a Estefanía y 42 persona que han firmado hoy.