Victoria
Dirigida a CMAS

Ban totalbody swimsuites from finswimming - Prohibir el monopolio de los bañadores en CMAS

 ENGLISH VERSION

Finswimming is a non-Olympic sport whose rules and regulations are regulated by the World Underwater Federation CMAS. This sport rolls out national and international competitions (European championships, World championships etc ...) in which athletes compete with a monofin or bi-fins.

In recent years also in finswimming has spread also the use of more performant swimsuits, as in swimming, which improve the performance of athletes. Just a few years ago these swimsuits were purchasable in all sport-store, like any other swimsuit. Today it is no longer possible since any company that wants to sell their swimsuits to finswimmers (we're talking about big companies such as Arena, Diana, Jaked, etc ...) have to do it through a reseller assigned by the CMAS: a single dealer for each brand.

This clearly is a monopoly position since there is only one possible seller to buy the product thus eliminating all competition on price. Furthermore, virtually all of these brands have been assigned to a single vendor so there’s even no price competition between brands. In addition, in 2016 CMAS has introduced the use of an ultra-technological swimsuit which guarantee a plus in the performance with respect to all other products.

These swimsuits are only sold by a single reseller (always the same dealer) eliminating once more any competition in terms of pricing. This swimsuit creates obvious differences between swimmers who can afford it and those who do not: first and second class athletes, simply based on the economic power of each regional federation, team or athlete.

This fact is distorting the ending meaning of sport which is "the best athlete win", since it no longer depends on the abilities of the athletes but on their economic power.

Currently CMAS and the few companies that hold these concessions is profiting from monopolistic concessions selling highly technological swimsuits competition trough a single "dealer" which re-sell the products of the brand manufacturer doubling and sometimes tripling "normal" market price.

FINA federation few years ago detect this "distortion" and banned the use of these swimsuits defending equality of all athletes. We ask CMAS follow the decision of FINA and ban the use of these swimsuits or at least stops this forms of monopoly that only lead to inequalities.

 

VERSIÓN EN ESPAÑOL

La natación con aletas es un deporte no olímpico cuyos estatutos y reglamentos están reglados por la federación mundial de actividades subacuáticas CMAS. Este deporte cuenta con competiciones nacionales e internacionales (campeonatos de Europa, del mundo etc...) en las que los deportistas compiten con una monoaleta o unas aletas.

En los últimos años se ha extendido en este deporte también el uso de bañadores más performantes, al igual que en la natación, que mejoran las prestaciones de los nadadores. Hasta hace poco, estos bañadores eran adquiribles en cualquier tienda de deportes, como cualquier otro bañador. A día de hoy ya no es posible puesto que toda empresa que quiera vender sus bañadores a los atletas practicantes este deporte (estamos hablando de grandes empresas como Arena, Diana, Jaked, etc…) tiene que hacerlo a través de un revendedor asignado por la misma CMAS: un único revendedor por cada marca.

Este claramente es una posición de monopolio ya que existe un solo posible vendedor donde comprar dicho producto eliminando así toda competencia en cuanto a precios. Si además le añades el hecho de que prácticamente todas estas marcas han sido asignadas a un solo vendedor ya ni siquiera hay competencia en precios entre las marcas.

Por ultimo este año se ha introducido el uso de un bañador ultra tecnológico que garantiza un plus de prestaciones con respecto a todos los demás productos. Estos bañadores solo los vende un único revendedor (siempre el mismo) eliminando una vez más cualquier tipo de competencia.  Este bañador crea evidentes diferencias en entre los nadadores que pueden permitirse uno y los que no, provocando que existan atletas de primera y de segunda, simplemente basándose en el poderío económico de cada federación regional, equipo o incluso atleta.

De esta de esta manera se desvirtuando el sentido mismo del deporte que es el de que “gane el mejor”, puesto que esto ya no depende de las capacidades de los atletas sino de sus bolsillos.

Actualmente CMAS y las pocas empresas que detienen estas concesiones, se está lucrando con las concesiones monopolísticas de la comercialización de bañadores de competición altamente tecnológicos a un solo “concesionario” que se ocupa de re-vender los productos de la marca fabricante duplicando y a veces triplicando su “normal” precio de mercado.

La federación de natación FINA hace unos años detecto esta “anormalidad” y prohibió el uso de estos bañadores ultraperformantes defendiendo la igualdad de todos los atletas. Pedimos que CMAS siga los pasos de FINA y vete el uso de estos bañadores o por lo menos vete estas formas de monopolio que solo provocan desigualdades.

 

Esta petición fue entregada a:
  • CMAS


    Riccardo Galli ha iniciado esta petición con una sola firma, y ha conseguido el objetivo con 388. Inicia una petición para cambiar algo que te importa.




    Hoy: Dujardin cuenta con tu ayuda

    Dujardin Delphine necesita tu ayuda con esta petición «CMAS: Prohibir el monopolio en la venta de bañadores de competición en CMAS». Únete a Dujardin y 387 personas que ya han firmado.