No queremos que el equipo de la Policía represora de Nicaragua se presente en Costa Rica

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


El CD Walter Ferretti inició como equipo de la Policía Sandinista y actualmente la Policía Nacional de Nicaragua se mantiene como dueño del equipo. El comisionado de la Policía William Dávila es su Gerente General e incluso la Directora General de la Policía Aminta Granera ha recibido a los jugadores de su club con honores tras resultados importantes del equipo.

Humans Right Watch, la CIDH, así como otras organizaciones pro-derechos humanos responsabilizan a la Policía Nacional de Nicaragua y a sus altos mandos de los abusos, represión y asesinatos que el pueblo nicaragüense ha sufrido desde el 19 de abril, en el marco de protestas pacíficas en contra del régimen de Daniel Ortega.  Señalan a los altos mandos como Aminta Granera (Directora General), Francisco Díaz (Subdirector), Jaime Vanegas (Inspector General) y Daniel Ortega (Jefe Supremo de la Policía Nacional)  por el rol de la Policía en el baño de sangre en Nicaragua.

Estados Unidos ha aplicado la Ley Magnitsky a Francisco Díaz (Subdirector de la Policía). Esta Ley es aplicada a funcionarios corruptos y aquellos que cometen abusos de derechos humanos y en este caso responsabilizan a Díaz de la represión ocurrida contra la población desde abril pasado, lo que incluye ejecuciones extrajudiciales y en las que se cuentan entre las víctimas, incluso varios niños.

También ha sido evidente la participación de la Policía Nacional como cómplice de los paramilitares sandinistas que han atacado y asesinado a participantes de manifestaciones pacíficas, a pobladores que han participado en barricadas y han perseguido, ejecutado o capturado a líderes de los movimientos de protesta, llevándolos a prisión bajo cargos sin ningún tipo de prueba y en indefensión legal.

Costa Rica se ha manifestado fuertemente en apoyo al pueblo nicaragüense, solicitando el cese de la represión, la implementación de rutas de democratización en Nicaragua, apoyando firmemente las resoluciones en contra del régimen de Ortega en la OEA y brindando refugio a miles de nicaragüenses que han tenido que huir y dejar sus hogares y familiares atrás.

Si bien los jugadores del CD Walter Ferretti no son culpables de la situación de sus dueños y en general estemos de acuerdo en que no debe mezclarse deportes y política, en este caso no se trata de un asunto político, sino de la violación sistemática de los derechos humanos del pueblo nicaragüense.  Es por esto que consideramos vital que en todos los campos, nacional e internacionalmente, se visibilice la dura situación que está ocurriendo en Nicaragua y los crímenes cometidos por su Policía Nacional e instamos a las instituciones y organizaciones involucradas a que manifiesten su posición de apoyo y solidaridad con el pueblo sufriente y en contra del régimen y sus instituciones represoras.

Es por esto que solicitamos al Club Sport Herediano de Costa Rica que no permita en su estadio la participación del equipo de la Policía de Nicaragua, brazo represivo del régimen de Daniel Ortega y cómplice activo del asedio y asesinatos ejecutados por los paramilitares orteguistas, en solidaridad con el pueblo hermano de Nicaragua y de manera consecuente con la posición que ha tenido su país en esta crisis, tal y como anteriormente se ha manifestado la Liga Deportiva Alajuelense, en cuyo estadio se iba a presentar este equipo inicialmente.

Gracias Costa Rica, pueblo hermano y solidario! 



Hoy: Fuerza cuenta con tu ayuda

Fuerza Nicaragua necesita tu ayuda con esta petición «Club Sport Herediano: No queremos que el equipo de la Policía represora de Nicaragua juegue en Costa Rica». Únete a Fuerza y 474 personas que ya han firmado.