Petición cerrada

Acciones para mitigar y prevenir desastres por deslizamiento de tierra

Esta petición ha conseguido 45 firmas


Manizales, 17 de Mayo, 2017

Señores,

HORNORABLES MAGISTRADOS TRIBUNAL CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DE CALDAS

LUIS EDUARDO ESPINOSA MEJÍA, CC.10.506.906 mayor de edad, domiciliado en Manizales, Campesino, Filántropo, Escritor y Comerciante, en calidad de representante de los abajo firmantes, formulo ante su despacho una ACCIÓN CONSTITUCIONAL DE GRUPO, regulada en el artículo 88 de la Constitución Política y en la ley 472 de 1998, y solicitud de MEDIDA CAUTELAR DE URGENCIA contra LA GOBERNACIÓN DE CALDAS, en representación de Ricardo Gómez, la ALCALDÍA DE MANIZALES,  cuyo representante es el respetado señor alcalde Octavio Cardona y CORPOCALDAS, cuyo representante es Juan David Arango Gartner, con el fin de garantizar la protección de los derechos e intereses colectivos amenazados y vulnerados debido a la negligencia en el manejo de laderas y descritos a continuación:

1.    Derecho fundamental a la vida

2.    Derecho fundamental a un ambiente sano (el medio ambiente es reconocido en la Constitución de 1991 como derecho colectivo, pero la sentencia T-092 de 1993 de la Corte constitucional lo decretó como Derecho fundamental por su conexidad con la vida)

3.    El principio de dignidad humana

4.    Derecho económico

HECHOS

1.    Es calamitoso el aspecto de Caldas a causa del invierno, pareciera que cualquier inviernito hace quedar muy mal a los programas de prevención de desastres y con los resultados de dichos programas fácilmente se comprueba la ineficiencia e ineficacia de las entidades encargadas del medio ambiente, algo que ha sido denunciado directa e indirectamente por la Personera de Manizales que ha expresado que la emergencia en sectores como el cerro de Sancancio que desencadenó en tragedia hubiera podido evitarse (ANEXO 1). Y si bien son múltiples las causas de los derrumbes, una de las causas principales son los manejos de aguas de escorrentía. Una loma, o como la llaman ahora, ladera, está esencialmente compuesta naturalmente de lomos y canales. Los profesionales de turno llevan los desagües que construyen al lugar más fácil, y con el tiempo cuando este lugar  colapsa  ordenan la construcción de grandes murallas a las que tampoco le canalizan las aguas al lugar seguro de la ladera, es decir hasta los canales naturales de los relieves montañosos y así este segundo desagüe en la nueva muralla construida empieza a morder el lomo que sigue…

2.    La guadua, según diversas entidades y personas competentes, es una especie vegetal que crece frondosamente hasta los 2200 msnm y que desempeña un importante papel en la protección de los suelos y aguas de cuencas hidrográficas pues: regula la erosión por su entretejido de raíces y tallos que amarra los suelos, permite la restauración de zonas degradadas debido a su rápido crecimiento, regula el caudal hídrico pues actúa como una bomba de agua que almacena agua en épocas de lluvia y que la libera a los ríos en épocas secas, actúa como filtro mediante la retención de sedimentos, propician la existencia y sostenibilidad de flora, microflora, entomofauna, mamíferos, reptiles y anfibios, tiene altas tasas de fijación del carbono; y finalmente, y no menos importante, es una planta perenne que se presenta en diferentes campos de la industria y el agro como una importante fuente de materia prima que ha permitido además mitigar los problemas económicos del campo y que en sectores como los de producción de papel, la construcción, las artesanías y el agropecuario es una excelente alternativa debido a sus cortos tiempos de aprovechamiento. Algunos de hecho sostienen que “un guadual se mantiene solo si es aprovechado” pues la permanencia del mismo depende de que sean cortadas sus cañas jechas de tiempo en tiempo, de lo contrario perecería.

3.    El cerro de Sancancio nos presenta una gran oportunidad de estudio por las características de su relieve y su posición dentro de la ciudad: posee canales y lomos debidamente visibles que podrían llenar de conocimiento a los niños para que estos no repitan acciones que desencadenen en sucesos lamentables como los que hemos vivido a lo largo y ancho de nuestra región y que atentan no sólo contra la economía sino sobre todo contra la vida humana, animal y vegetal

 

PRETENCIONES

1.    Que se ordene la conformación de una “junta salvadora” conformada interdisciplinariamente por “guardianes de la ladera”,  campesinos, representantes de los barrios aledaños, policía, profesores de escuela y diversos profesionales para la toma de decisiones que permitan enfrentar de manera inmediata esta desgracia biogeológica que vivimos. De manera inmediata se deben remover los barrancos que se cayeron en los últimos deslizamientos sobre las canaletas construidas que tiene el cerro de Sancancio para que disminuya el lavado de tierras que por escorrentía repetirían los hechos calamitosos en la zona. En lo sucesivo,  además de la unidad de gestión de riesgo y la secretaría de infraestructura vial, las curadurías del municipio deberán asumir la vigilancia en la hechura de las carreteras y canales de aguas para que los derrumbes no sigan siendo la causa principal de la ruina y que, ante todo se definan los lugares seguros o adecuados para los desagües o canalizaciones de agua de acuerdo con las particularidades en los relieves de las laderas para que las carreteras como la que conducen a la cruz del cerro de Sancancio no sigan siendo hijas de la improvisación del vecino o del vecindario y genere los desastres que ya hemos vivido.

2.    Que el derrumbe sea declarado  un símbolo de decadencia individual y colectiva que debe ser asumido con la mayor responsabilidad, para que así el gobierno central se decida a expropiar tierras donde por negligencia se fomente la existencia de derrumbes y que sin dilación alguna, los daños causados por desagües o cloacas malhechos por corruptos sean pagados. Y que los derrumbes expropiados y los que compre el Estado para compensar los daños sean sembrados con bambúes para que esta especie estabilice el suelo, sea símbolo del derecho al agua y para que también los pobres disfruten de su abundancia con la única condición de que sean cortadas las cañas “jechas” para asegurar la no extinción de la especie.

3.    Que se responda al miedo de la comunidad con el establecimiento de observatorios de las laderas de Sancancio dirigidos por profesores de biología y que se incluyan dentro de los currículos académicos de educación básica, media y superior este mismo tema para enseñarle a los niños y a los jóvenes sobre el manejo de laderas. Y que, a escala, se realicen simulacros de manejo de los relieves que no estén representados en el cerro.

Recuerden, que si las ventanas, puertas o portillos abiertas por nuestros vecinos hacia nuestra propiedad llevan más de 20 años, los asnos dicen que no hay que hacer nada porque ya se considera una servidumbre. El mal manejo de las aguas es la causa principal del desastre que es latente. No se recuesten en el hecho de que las vías del Sancancio son privadas y actúen en consecuencia.

 

Atentamente,

 

_______________________________

Luis Eduardo Espinosa Mejía

CC. 10.526.906

Teléfono: 317 761 7581 ó 315 5950 244

 

Copia: A Tulia Elena Hernández B., personera Municipal

 



Hoy: Luis Eduardo cuenta con tu ayuda

Luis Eduardo Espinosa Mejía necesita tu ayuda con esta petición «@CiudadManizales Acciones para mitigar y prevenir desastres por causa de deslizamiento de tierra». Únete a Luis Eduardo y 44 personas que ya han firmado.