No quiero más retenciones del Gobierno de Entre Ríos

No quiero más retenciones del Gobierno de Entre Ríos

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!
Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Alfredo Grimaux ha iniciado esta petición dirigida a Ciudadanos entrerrianos que se sientan afectados por la medida

                                                                                                                                                      Paraná (ER), 01 de julio de 2020.-

Al Sr. Gobernador CPN Gustavo Bordet y autoridades provinciales

     En vistas a las noticias conocidas en estos días, de que los activos y jubilados tendrán que hacer un “aporte solidario complementario” debido a la situación de pandemia vigente y para reforzar los fondos disponibles para el sistema de salud provincial, ante posibles contingencias futuras. Que además se extendería a los aguinaldos de Junio/2020, a partir de pagarlos en varias cuotas, también con retenciones de este tipo

     Necesito decirle que, como docente jubilado y reingresado en forma voluntaria, después de 35 años de docencia, con horarios extendidos desde muy temprano por la mañana hasta bien entrada la noche, que me opongo expresamente a esta situación que nos involucraría a todo este grupo de personas. En primer término, porque es derecho adquirido de que los sueldos (de activos y jubilados) determinan que los ingresos son intangibles, mientras no haya sumario o causa judicial que permita esta novedad en sus montos.

     Siendo un docente plenamente activo, que se encuentra cursando su 6* carrera universitaria, tratando de que ello, sea un proceso de mejora continua para desempeñar el rol docente que tiene a cargo; además de permitirnos conocer de primera mano, el pulso de la realidad sería “muy regresivo” que se castigue a todos los que cobramos un poco más, porque ya tenemos un camino recorrido con muchas horas frente al aula más la antigüedad docente prevista en los convenios colectivos de trabajo. Por ello, es que cualquier docente con mucha antigüedad y/o responsabilidades, debería estar cobrando ingresos que estarían alcanzados por esta nueva disposición inconsulta.

     Para los jubilados que estarían comprendidos en esta medida, también pienso que seguramente tienen sus “dolores corporales y de los otros” que fueron bien ganados con muchos años de trabajo, y por lo tanto deben cuidarse y guardarse ingresos para los años que siguen; y más porque esos ingresos son fruto de trabajos honestos, prolongados, sacrificados, cada uno en lo suyo.

     Además, ¿cómo desde el Estado Provincial, se puede decidir hacia donde van mis “aportes solidarios extras” ?, sin conocer las situaciones personales de cada trabajador; sin conocer que muchas veces, ya hacemos donaciones voluntarias, como en mi caso que colaboró frecuentemente con los Hospitales San Martin, San Roque, Pascual Palma, Cáritas Sagrado Corazón, Bomberos Voluntarios, Fundación Emaús, Fundación Sales contra el cáncer. En nuestra actividad docente, también reforzamos “lo que falta” (tizas, marcadores, combustible, pasajes, etc) estando siempre bien dispuestos, especialmente en proyectos de extensión universitaria con intervención hacia la comunidad, que necesitan de fondos amplios casi nunca disponibles de manera suficiente (“situación de la frazada corta permanente”)

     En alguna medida, tratando de responder lo que nos enseñaron los mayores de la familia que, siguiendo el Evangelio dice “que tu mano izquierda, no sepa lo que hace tu mano derecha”, ya que las donaciones/aportes/contribuciones deben ser anónimas, discretas, sin llamar la atención nunca; y exclusivamente por tener grandeza de alma y de corazón, que nos hace compartir algo de lo mucho que hemos recibido antes. Además, esto es una parte fundamental del ejemplo y testimonio que le dejamos a nuestros hijos, para que se eduquen en estos valores simbólicos. Elo nos permite poder presentarnos con la frente bien alta en todos los lugares donde ejercimos nuestra labor docente, siendo recibidos con júbilo y respeto, por haber dado lo mejor de nosotros en esas tareas.

     Es muy llamativo, que esta medida no haya sido apoyada por nadie o casi nadie, sino sólo si por la “clase política histórica y beneficiaria de siempre”, que ha vivido muchas veces de cargos del Estado indefinidos en el tiempo, cambiando de lugar o de roles, pero que no siempre ascienden por méritos, sino por militancia política. No sería este el tiempo de “corregir o reducir gastos superfluos de la política”, como asesores, teléfonos liberados, choferes, gastos de representación, edificios sin ocupar, aires acondicionados sin medida de uso racional, cartelería en la vía publica excesiva para difundir actos de gobierno, etc; hechos, realidades o posibilidades de los cuáles no gozan ninguno de los otros trabajadores del Estado, menos aún los docentes.

Le saluda atentamente

Lic. Alfredo Grimaux – DNI 12.748.099

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!
Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas