El pueblo de Córdoba por el Rescate y la Argentinización de Vicentín

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Los abajo firmantes, vecinos de la ciudad de Córdoba declaramos nuestro apoyo a la histórica decisión del gobierno nacional de intervenir y expropiar el complejo VICENTIN, para impedir su extranjerización, rescatarlo y crear –con participación del Estado, los productores y las cooperativas relacionadas con la empresa y los trabajadores de la misma, asociados y respaldados en la gestión por YPF-Agro– una sociedad mixta, involucrada en la elaboración de producción agrícola, la comercialización de granos y la factura y comercialización de alimentos. Una sociedad que opere como regulador en ese ramo y nos permita avanzar en el estratégico campo de la soberanía alimentaria, romper la monopolización actual en el ramo, con variedad de productos y precios accesibles a las grandes mayorías.


No tomar esa decisión, dejar librado el destino de Vicentin al sólo arbitrio del Concurso de Acreedores tramitado judicialmente, como proponen los núcleos del poder económico concentrado, es llevar este tema a la misma parálisis –facilitando la estafa a los bancos públicos, los productores y el Estado– que se advierte en casos como el Correo Argentino, cuyo trámite lleva casi dos décadas y en el cual los opacos trámites de la Justicia, cuando se trata de firmas tan poderosas, permiten que un ministro, en ese caso Aguad, intente condonar a la familia Macri el 91% de su deuda con el fisco, cifra que alcanzaba los 71.000 millones de pesos.


Ni el Estado argentino, ni nuestra ciudadanía puede permitir que estas cosas se reiteren, convalidando estafas a la fe pública y el interés general, sin sancionar los latrocinios. Al mismo tiempo, es necesario rechazar las presiones que despliegan hoy los “dueños del país” y su prensa adicta, que dicen defender contra el intervencionismo estatal “la transparencia de los mercados”. Una transparencia, la suya, tan oscura que incluye la evasión de impuestos y la fuga de divisas hacia paraísos fiscales, sub-facturando exportaciones hacia filiales de los mismos grupos en Paraguay y otros países, con el uso de puertos propios que nadie controla, insólitas creaciones de la década del 90, con ese “Estado ausente”, que se torna “bobo” siempre que se trata de proteger a la patria y a sus impotentes mayorías.


Por las razones expuestas, respondiendo a la convocatoria que interpretó el clamor de los ciudadanos y las ciudadanas de diversa identidad política sensibilizados por la decisión del presidente de la Nación, Alberto Fernández de enfrentar esta crisis, desatada por los vaciadores del complejo Vicentin, hemos decidido llamar a los vecinos y vecinas a manifestar públicamente esta posición.