Petición cerrada

Que Marina Verónica Breslin, no sea separada de su cargo

Esta petición ha conseguido 15 firmas


Me atrevo a hacer esta "contrapetición" al despido de Marina Verónica de su cargo como psicóloga en la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, a pesar de que no comprenda de qué forma podría ayudar o influenciar en algo.

Convoco a todos quienes honramos y apostamos por la igualdad (no solamente en términos de género aunque sea éste el que aquí nos concierne) a defender que no sea removida de su cargo por varias razones; y siendo que no soy politóloga ni mucho menos intentaré explicarlas: 

La iglesia Católica como institución -sin adentrarme demasiado en el tema sobre el nuevo testamento o retroceder más que a los primeros 280 años de la historia cristiana- ha sido establecida y desarrollada por antiguos grupos de poder, basándose en fundamentos mitológicos que por sí solos son, primordialmente, de un rango innegable de libre interpretación tanto política como espiritual, pero que han sido encaminados en términos políticos para el sostenimiento de su propia posición dominante e intereses, mediante, tanto la imposición de pensamientos hegemónicos comandados por aquello a lo que yo llamaría "moral" dentro del colectivo, como la posibilidad -fundamentada por estos mismos principios "morales"- de ejercer violencia sobre cualquier actor social que ponga en jaque su estabilidad como sector e institución dominante. Éste actor social, fue alguna vez un científico, un homosexual, así como también una mujer o cualquier ejerzor de pensamiento crítico. 

Ante todo, ésta mujer no puede ser despedida porque vivimos en una sociedad que debería ya haber comprendido que los rasgos culturales son subjetivos y los comentarios pueden y deben ser expresados libremente -aunque preferiblemente fundamentados-; y que, así como alguien que es maestro de guitarra no puede ser despedido si escucha punk, una licenciada en psicología no puede ser deslegitimada en el ámbito de la ciencia que la invoca por no concordar con las políticas que comandan a la iglesia católica como institución y sobre todo (con todo derecho y una fundamentación histórica a la vista de quien quiera investigar), con la violencia que ésta desde su lugar de poder ha ejercido hacia la mujer desde tiempos lejanos.

Pareciera, de hecho es, polémico el hecho de traer la imagen de la Virgen maría como símbolo digamos mitológico, dado que éste solo implica en el imaginario social un conjunto de consideraciones propias a cada creyente y afectivas. Pero, más allá de esta imagen relacionada con el estima personal, es la Virgen en un sentido político actual, relacionada con la santidad u opresión femenina impuesta por la institución de la Iglesia Católica sobre la figura mitológica de la Virgen María en particular, lo que se cuestiona. Y, sobre todo, es menos juzgable aún cuando, siendo la imagen simbólica la de apropiación por las artistas -ya comprendiendo actualmente a lo artístico independientemente de lo estético-, y el ámbito político con sus reglas correspondientes en el que se pone en juego el mensaje, las muchachas están representando su posición en un ámbito público y común como lo es la calle, y no en el territorio jurídico de la Iglesia Católica como institución de poder en el cual cualquier atribución simbólica  "no correspondiente", lamentablemente, se volvería ilegal al ser producida dentro del territorio en el que comandan sus propias leyes. Por lo que es justamente violencia no permitirle su derecho como mujer y ciudadana de expresar una necesidad como lo es el aborto legal, en pos de una institución que por cuestiones de fe está siendo represora.

Finalmente, mi último argumento es que la petición sobre el despido de María Verónica carece de fundamento profundo alguno. Puede leerse aquí: https://www.change.org/p/ministerio-que-marina-ver%C3%B3nica-breslin-sea-separada-de-su-cargo?recruiter=46932813&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=autopublish&utm_term=mob-xs-share_petition-no_msg



Hoy: Por la igualdad de género cuenta con tu ayuda

Por la igualdad de género necesita tu ayuda con esta petición «ciudadanos cordobéses y ministerio: Que Marina Verónica Breslin, no sea separada de su cargo». Únete a Por la igualdad de género y 14 personas que ya han firmado.