Plaza del Sol/ Lavalle/ Memoria: por la Declaración de Patrimonio Urbano y Arquitectónico

Plaza del Sol/ Lavalle/ Memoria: por la Declaración de Patrimonio Urbano y Arquitectónico

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1.000!
¡Con 1.000 firmas, es más probable que esta petición aparezca en recomendaciones!
Abrazo a la Plaza Plaza del Sol/ Plaza Lavalle/ Plaza de la Memoria lanzó esta petición dirigida a Ciudadanos Bahienses. Vecinos behienses. Honorable Consejo Deliberante de Bahía Blanca.
  • Por la defensa de los espacios públicos.
  • Por el derecho a un medio ambiente limpio y crecientemente verde, al esparcimiento y al encuentro.
  • Por una nueva conciencia urbana y del cuidado. 
  • Por la preservación de la memoria y la cultura colectivas.
  • Para garantizar la exclusión de toda intervención de interés privado que dañe el resguardo de lo común y/o afecte la integridad del arbolado publico. 

Sumate con tu firma para declarar a la Plaza del Sol como patrimonio urbano y arquitectónico de la ciudad de Bahía Bca.

               ¡La vida y la naturaleza no son un negocio!

                                  ¡La plaza es de todos!

Para que nunca corra el riesgo de ser cocheras ni ningún otro proyecto de interés privado. PATRIMONIO. 

                             ...................................

Copiamos aquí el Proyecto de Ordenanza para que puedan leer lo que fue entregado al HCD Bahiense:

 

TEMA: Declarando a la Plaza Ricardo Lavalle como Patrimonio Arquitectónico y Urbano del partido de Bahía Blanca. AUTOR: Grupo de Vecinas y Vecinos “Abrazo a la Plaza del Sol”.

                     PROYECTO DE ORDENANZA

El valor histórico y cultural de la Plaza Ricardo Lavalle de nuestra ciudad.

CONSIDERANDO:
Que el patrimonio constituye el conjunto de bienes que poseemos o que han sido heredados de nuestro pasado, ya sean éstos materiales o inmateriales. Los primeros tienen relación con los objetos que forman parte de una cultura, y los segundos, están asociados a las tradiciones y costumbres de la sociedad; que en un sentido más amplio, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), define al patrimonio de la siguiente manera: “El concepto de Patrimonio es amplio e incluye sus entornos tanto naturales como culturales. Abarca los paisajes, los sitios históricos, los emplazamientos y entornos construidos, así como la biodiversidad, los grupos de objetos diversos, las tradiciones pasadas y presentes, y los conocimientos y experiencias vitales. Registra y expresa largos procesos de evolución histórica, constituyendo la esencia de muy diversas identidades nacionales, regionales, locales, indígenas y es parte integrante de la vida moderna.” (ICOMOS, 1999:1); que conocer el patrimonio que poseemos es reconocer que desde nuestro pasado se puede construir un ideal de futuro. Que para lograr un progreso no debe olvidarse el pasado que le dio forma y constituye una parte del presente que vivimos. El patrimonio cultural es un bien público, perteneciente a todos, no solo a aquella población local que lo hereda del pasado, sino también para el disfrute de quienes se interesen en el conocimiento de otras culturas; que el patrimonio cultural está en nuestra memoria, en la historia que como sociedad poseemos. Es dinámico, cambiante a lo largo del tiempo, es la sumatoria de historias que forman parte de lo que somos y de lo que debemos rescatar y valorar, porque constituye nuestra identidad, nuestro presente; que para defender la protección del patrimonio natural y cultural ha de hacerse hincapié en la necesidad de integrar estrategias de conservación, gestión y ordenación de conjuntos históricos urbanos en los procesos de desarrollo local y planificación urbana y que la aplicación de un planeamiento paisajístico contribuiría a mantener la identidad urbana (UNESCO, 2011); que en el año 1842, el lugar donde está hoy se ubica la Plaza Lavalle, se convirtió en el primer cementerio de la ciudad. Hasta ese momento, se procedió a inhumar dentro el fuerte, en lo que es hoy calle O´Higgins, a la altura de la Galería Peuser y más tarde en el patio de la Iglesia Catedral. Hacia el año 1863, “…tuvo que buscarse lugar, por haberse ocupado totalmente el predio anterior…la zona de la actual Plaza Pellegrini…”, por lo cual se desprende que no hubo exhumación. De hecho el predio se vio desbordado en su capacidad por la epidemia de cólera de aquellos tiempos; que la comuna presentó su idea de diseñar una plaza en esa porción de tierra libre. El intendente Federico Baeza propuso, en 1966, hacer un jardín-paseo, con pérgolas y rosedales: "Bahía Blanca se está convirtiendo en una ciudad gris. Hay que evitar que sea triste e insalubre. Hay que alegrarla, colocarle pulmones verdes y lugares al aire libre"; que hubo particulares que también hicieron sus propuestas. La firma Taberner, por caso, planteó construir un mega-complejo de mercado-cocheras-viviendas, entregando a la municipalidad cierta cantidad de metros cuadrados a cambio del terreno. Ninguna de estas ideas prosperó; que un concurso de proyectos en 1967 permitió dar forma a la mitad del terreno, con una estructura de cinco pisos para el mercado municipal y estacionamientos. La obra fue inaugurada en 1971. La otra mitad, sobre O'Higgins, siguió sin destino pero con uso: la comuna improvisó un estacionamiento vehicular. Gratuito y elemental. Durante años sirvió para eso. Hasta que salió el sol; Que en 1892 un grupo de vecinos construyeron en el viejo cementerio las instalaciones para el funcionamiento de un Mercado de Abasto, un edificio con accesos por calles O'Higgins y Donado.
Al lugar llegaban las frutas y verduras de la ciudad y la zona, también carnes y pescados, que se vendían en sus varios locales. Ocupando toda la cuadra sobre O'Higgins y Donado se ubicaban varios negocios. El mercado fue expropiado por la municipalidad en 1954 y sus instalaciones demolidas en 1968. La mitad del terreno, sobre Donado, se utilizó para ubicar un nuevo mercado municipal y cocheras. El resto quedó sin uso y, en principio, sin un destino definido; que la comuna presentó su idea de diseñar una plaza en esa porción de tierra libre. El intendente Federico Baeza propuso, en 1966, hacer un jardín-paseo, con pérgolas y rosedales: "Bahía Blanca se está convirtiendo en una ciudad gris. Hay que evitar que sea triste e insalubre. Hay que alegrarla, colocarle pulmones verdes y lugares al aire libre"; que hubo particulares que también hicieron sus propuestas. La firma Taberner, por caso, planteó construir un mega complejo de mercado-cocheras-viviendas, entregando a la municipalidad cierta cantidad de metros cuadrados a cambio del terreno. Ninguna de estas ideas prosperó. En 1977 la firma Di Tullio anunció la construcción de un Depart-hotel en Saavedra y O'Higgins, al cual bautizó "Bahía del Sol". Como parte de la negociación, la firma aportó el proyecto y la construcción de la plaza lindera al emprendimiento. Así apareció la Plaza del Sol, según un diseño del arquitecto Juan Manuel Varcarcel, con desniveles, escaleras y un muro perimetral; que en el año 1978 se inaugura como Plaza del Sol; que el diseño único y tan particular de la plaza, de espacios delimitados por paredes bajas y un amplio anfiteatro, es ideal para espectáculos artísticos, recitales, ferias, encuentros, actos, etc;
que en 1984, a poco de la vuelta a la democracia y siendo el Partido Radical (UCR) gobierno, tanto nacional como local, la plaza se renombró como Dr. Ricardo Lavalle, en honor a la figura más destacada del Partido Radical, que tuvo una trayectoria de honestidad muy bien recordada por la ciudadanía; que el lugar también se convirtió en un espacio importante para la memoria luego de la última dictadura cívico militar; que en el esqueleto de hormigón que quedó del hotel se escribieron los nombres de las personas bahienses desaparecidas por el gobierno de facto;
que las inscripciones se fueron borrando pero en 2013 la plaza fue reconocida por la Comisión de Organización de los Juicios de Lesa Humanidad como la plaza de la Memoria y la Resistencia.
Muchos actos de repudio a la Dictadura concluían en esa Plaza. Se realizan actos diversos, como el de cada 24 de marzo, del día de los trabajadores, etc. Han pasado por ella: Norita Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel, militantes de Hijos, de Madres de Plaza de Mayo, etc.; que desde 1987 al 2000, se realizó allí la Feria de la Cultura. Cada año durante tres días, antes de Navidad, se congregaban todo tipo de artistas, artesanos, músicos de la talla de Mirta Colángelo, Ramiro Mussoto, Aníbal Vitali, Los Abajeños, entre otras figuras. Los shows eran gratuitos y la plaza se llenaba. Varias generaciones se reunían allí, en la Feria organizada por artistas, que se autogestionaba y que está en la memoria de quienes pudieron vivenciarlo. Hay un libro que guarda la memoria de este evento y recuerda a sus hacedores, bandas, etc.; Que es una Plaza plena de historia, muy significativa para la ciudadanía de Bahía Blanca. Enclavada al frente del Mercado Municipal, le otorga a la zona belleza, colorido y frescura. Un remanso en el microcentro, zona de alta contaminación aérea y sonora, por el smog y los ruidos de autos, camiones, motos y alarmas de estacionamientos vecinos; entre calles de cemento, rodeada de altos edificios, incluso con contaminación visual por tantos carteles comerciales; que esta Plaza, pulmón verde en el centro de la ciudad, cuenta con 13 árboles históricos. Todos tienen valor patrimonial en sí mismos: el almez, los jacarandás, el ombú, las palmeras, el palo borracho y el ginkgo. Cada árbol allí tiene historia propia, a saber: el almez se plantó en 1995, en simultáneo con la creación de la Plazoleta de los Lápices, en memoria de los 30.000 Desaparecidos. Los jacarandás tienen 43 años y son los más antiguos de la ciudad. Fueron plantados en el año de la inauguración de la plaza, de semillas traídas del norte del país, por un vecino de un edificio lindante. El primer placero, Miguel Torres Oro, cuidó afanosamente de ellos, especialmente en época invernal. El ombú fue plantado de semilla a partir del ombú de la Plaza Rivadavia, hace cerca de 20 años, por un matrimonio dueño de un comercio aledaño a la Plaza Lavalle. El palo borracho tiene cerca de 20 años y fue un regalo de una vecina de la ciudad, quien lo cultivó de semilla, que trajo de un viaje por el interior del país. Es hermano del palo borracho de flores blancas de la Plaza Rivadavia. Las palmeras californianas son dos hermanas, plantadas hace 43 años en la inauguración de la Plaza. El ginkgo, árbol legendario, considerado como “fósil viviente”, es uno de los tres ejemplares de la ciudad.


POR TODO LO EXPUESTO EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE EN USO DE SUS FACULTADES SANCIONA CON FUERZA DE ORDENANZA.

ARTICULO 1. Declarar a la Plaza Ricardo Lavalle (identificación catastral: circunscripción I, Sección A, Manzana 67 d, Parcelas 1, 2 y 3a, Partidas 13790, 123607 y 12360) como Patrimonio Arquitectónico y Urbano del partido de Bahía Blanca según lo estipulado por la ordenanza 7959.


ARTICULO 2. Facultar al Departamento Ejecutivo para la realización de las gestiones correspondientes ante el Congreso Provincial y Nacional al fin de lograr la incorporación de la Plaza Ricardo Lavalle como Monumento Histórico Provincial incorporándola definitivamente al Patrimonio Cultural de la Provincia de Buenos Aires, en los términos de la Ley 10419 y como lugar histórico nacional según Ley 12.665, modificada por su similar Ley 24.252.


ANEXO
Referencias bibliográficas:
1) “La obra edilicia de Adalberto T. Pagano en la puesta en valor del patrimonio arquitectónico en Bahía Blanca: Propuesta de creación de un circuito turístico” Fernández, Rocío. Repositorio Digital UNS, 2017
2) “Bahía Blanca, 175 años de historia en historias” Enrique César Recchi, 2002
3) “Informe técnico sobre las excavaciones en la Catedral Nuestra Señora de la Merced”, Lic. Alejandra Pupio, a cargo del Área de Arqueología del Museo Histórico de Bahía Blanca, Setiembre 1999
4) “Poblamiento, inmigración y cambio social. Bahía Blanca y el sudoeste bonaerense” (1991). Félix Weinberg, Norma Mabel Buffa, Adriana Susana Eberle, Bahía Blanca, UNS
5) Ribas, Diana I. (2008), Del fuerte a la ciudad moderna: imagen y auto-imagen de Bahía Blanca, Tesis doctoral, Bahía Blanca, UNS
6) “Aspectos de la vida en la frontera” (1985) pp 312-313, Buffa, Norma; Cernadas Mabel
7) La Tribuna, Bahía Blanca, año 2, nº38, 3/11/1889, Roberto Payró
8) El Porteño, Bahía Blanca, Año 11, nº2878, 25/4/1895, p.2, col 2
9) La Nueva Provincia, 22/12/2019
10) La Feria de la cultura de Bahía Blanca, 1987-2000. Una construcción colectiva. Compiladores: Jorge Carrizo y Victoria Corte
11) “Microclima Urbano: variaciones Termo-Higrométricas de Bahía Blanca, Argentina” Federico Ferrelli; Alejandro J. Vitale, María C. Piccolo, Anuário do Instituto de Geociências - UFR J Vol. 41 - 1 , 2018, p. 283-295
12) “Propuesta sostenible para mitigar los efectos climáticos adversos en una ciudad costera de Argentina” Ferrelli, F.; Piccolo, M.C. An. geogr. Univ. Complut. 36(2) 2016: 281-306
13) “Modificaciones en la distribución espacial de la temperatura y la humedad relativa como resultado del crecimiento urbano: el caso de la ciudad de Bahía Blanca, Argentina” F. Ferrelli, M. L. Bustos y M. C. Piccolo, Revista de climatología, vol. 16 (2016)
14) La Nueva Provincia, 18/11/2019
15) “Patrimonio Verde urbano, Municipalidad de Bahía Blanca” Ing. Agr. Norman C. Dicek, 2009.

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1.000!
¡Con 1.000 firmas, es más probable que esta petición aparezca en recomendaciones!