LA CARTA DE LA INDEPENDENCIA

LA CARTA DE LA INDEPENDENCIA

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1.000!
¡Con 1.000 firmas, es más probable que esta petición aparezca en recomendaciones!
Ernesto Castellote lanzó esta petición dirigida a Ciudadanos argentinos (Concertación Republicana)

 9 de julio de 2021, Casa Histórica de Tucumán

 

              CARTA DE LA INDEPENDENCIA

 

Desde los umbrales de esta Casa sagrada, la misma que cobijó la primera llama viva de la independencia, de pie sobre su mismo suelo y bajo el calor del mismo sol, vienen sus hijos, los hijos de la independencia argentina, levantando sus voces al unísono, para decir con fuerza:

Que doscientos cinco años después que nuestros padres hicieran temblar la tierra al grito de ¡Libertad!

Esta misma República, amada sin igual por los aquí presentes, se encuentra seriamente amenazada y cruelmente amordazada en el imperio de su constitución.

Una tiranía neocomunista, que trabaja con un plan definido de fragmentación social, odio clasista, debilitamiento del sano juicio y la conciencia, el abatimiento moral, la naturalización de lo aberrante, para que pronto todo sea lo mismo y nada importe.

Ya un conjunto de intelectuales describió en detalle lo que constituye en esencia el kirchnerismo gobernante.

Aquí expondremos de qué manera lo sufrimos los ciudadanos comunes.

A diario somos asesinados a sangre fría por una horda de delincuentes, que se mueven a sus anchas amparados bajo un gobierno que legisla, ejecuta y vela por sus protegidos.

Cuando vamos en la búsqueda de justicia, nos encontramos con una maquinaria de impunidad que ha colonizado bastos espacios de la justicia, tanto provinciales como en los tribunales federales. Jueces puestos sólo para dormir y derrumbar causas, en favor de la delincuencia organizada y funcionarios corruptos al extremo.

La destrucción del trabajo en toda su dimensión no posee antecedente alguno en la historia argentina.

Este gobierno se vanagloria en sus esbirros, que van quemando campos y destruyendo los frutos de su producción. La destrucción del comercio privado y las empresas generadoras de recursos varios ha sido lisa y llanamente criminal.

Las expropiaciones y las usurpaciones de la propiedad privada, ya son una realidad y promete ser un motivo próximo de enfrentamientos entre argentinos, que puede llegar a costar vidas.

Ante la peor pandemia que azotó a la humanidad en más de cien años, este gobierno eligió destruir la economía con la intención de lograr rápidamente la cantidad de pobres necesaria para ganar elecciones y utilizaron la gestión por vacunas como una oportunidad para consolidar alianzas con los regímenes comunistas más salvajes. La supuesta “prioridad” dada a la salud, nos ha dejado al día de la fecha, cien mil argentinos muertos.

Del actual gobierno no esperamos ya nada bueno. Hasta aquí soportamos como pudimos.

Por todo lo antedicho, ahora vamos a interpelar a las fuerzas genuinamente opositoras a este gobierno:

A ustedes, partidos y dirigentes políticos y sociales:

En su mayoría ostentan cargos y son autoridades por que así lo quiso este pueblo, los hijos de los independentistas, los descendientes de los que nos legaron una República.

En sobradas ocasiones, y cada vez con mayor asiduidad, dejan entrever que pueden haber olvidado a quienes representan y qué instituciones soberanas han jurado defender.

El exceso de discusiones personalistas, llevadas sin el menor cuidado a la opinión pública, no constituye un hecho gratuito para gran parte de nuestro pueblo.

Nuestros ojos están más atentos que nunca, nuestra memoria ha dejado de ser débil y pronto podrán confirmarlo.

Exigimos, con fuerza e inusual firmeza, la construcción de amplios acuerdos que antepongan la recuperación de la República ante la velada amenaza de su destrucción, dejando de lado circunstanciales conveniencias personales o sectoriales.

En nuestro carácter de soberano, les encomendamos la constitución de coaliciones, en cada municipio y en cada distrito, en consonancia con una única construcción de alternativa política nacional, que se nutra de programas de acción conjunta y permita sentar las bases de programas de gobierno y políticas de estado, con vistas a las elecciones generales previstas para 2023.

Por nuestra parte, tengan por seguro que encontrarán entre nosotros activos colaboradores, tenaces protectores y verdaderos centinelas del proyecto de bien común que conviertan en oferta electoral.

La sombra que se yergue sobre nuestras generaciones actuales y futuras, nos precisan mancomunados como nunca antes.

Esta es la única garantía con que contamos para cumplir con los sagrados preceptos de nuestro preámbulo nacional.

La Carta de la Independencia dejará sentadas las bases de un mutuo compromiso, inclaudicable en el tiempo y en la convicción de ser conducido a todo el territorio nacional, para su correspondiente respeto y valoración.

Hoy, de pie sobre estos umbrales sagrados, y bajo el albor de un cielo nuevo, los hijos de la independencia clamamos a viva voz:

¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!

 

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1.000!
¡Con 1.000 firmas, es más probable que esta petición aparezca en recomendaciones!