TOMEMOS CONCIENCIA Y PROSCRIBAMOS LA MENTIRA

Petición cerrada

TOMEMOS CONCIENCIA Y PROSCRIBAMOS LA MENTIRA

Esta petición ha conseguido 78 firmas


Leo que Abraham Lincoln dijo: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”. Casualmente llevo dándole vueltas a la idea de la mentira y su entorno pues, aventuro que, sin entrar a discriminar por entre la teoría del caos en la que apenas el aleteo de una mariposa pueda ser devastador, no dejo de constatar cómo una pequeña mentira es una gran bola de nieve destructora llegado el caso, pues se fija en el imaginario del oyente, del engañado, dando por cierto lo que nunca ha sido, validando humo como algo sólido, lo cual acaba siendo insostenible hasta para el propio mentiroso que ve como ha de rellenar huecos y lagunas con nuevas mentiras que retroalimentan la falsedad vital en que se incurre cuando se decide engañar por primera vez. Pasaré por alto desde esta petición todo lo que encubre el mentiroso de su propia inseguridad, falta de amor propio, miedos, o la certeza de su propia incompetencia, desde luego, el que miente se juzga y por eso en esa derrota intenta camuflar, tornar, lo que ni el propio mentiroso acepta pero que pretende que el resto acepte porque sí. Con la mentira la persona se convierte en personaje, en fraude, en la necesidad de aceptación por encima de todo, en la falta de medida y desde luego en la cara poco amable de la mediocridad, pues lo que se hace precisamente es huir de la excelencia, del esfuerzo, de la lucha y el trabajo interno y personal, de lo justo, de lo que corresponde. Claro que hoy uno no puede disertar sobre esto y no caer en la cuenta de cuántos de los políticos dan el perfil descrito y que decir esto sea absolutamente verdad. Propongo, por lo tanto, la proscripción de la mentira, que sea intolerable el engaño, que sea perseguida la más mínima falsedad, pues ese mínimo aleteo para el mentiroso, causa estragos al resto. Comprometámonos con la excelencia personal y no con lo fatuo, seamos el hacha pequeña contra el árbol grande, corrupto y desecado de estos días y de todas las mentiras. 

Proscribiendo la mentira es impensable que se incumpla un programa electoral, aún menos que se den explicaciones falsas ante cualquier suceso, tampoco que en el Congreso se defienda lo que no es, ¿acaso no es traición a la ciudadanía y por ende al propio Estado? Proscribiendo la mentira, la información no podrá ser manipulada ni censurada, la televisión pública será transparente, el propio ciudadano habrá de poner en solfa lo que lea u oiga. Proscribiendo la mentira ganaremos en confianza y autoestima, llegaremos al acuerdo y pacto correctos, pondremos en común un mínimo necesario, cual es dar por hecho que no se puede engañar y que si se hiciera no habrá impunidad. Proscribir la mentira es ganar en derechos y desde luego evita perder el tiempo más de lo que ya lo hacemos. Proscribir la mentira es evitar más muertes. Proscribir la mentira es no estar de acuerdo, no ya con los colores políticos, sino con quien hace lo incorrecto sea quién sea. Proscribir la mentira es la primera piedra de una nueva cosntrucción. AYUDADME A DETERMINAR CÓMO. COMPROMETÁMONOS EN ESTE MÍNIMO COMÚN. DIGAMOS BASTA. MOSTREMOS QUE ES POSIBLE UN NUEVO MODO Y UNA NUEVA MANERA DE VIVIR LOS DÍAS. PROPONED CÓMO, YO SÓLO NO QUIERO, NO SIN VOSOTROS. GRACIAS, OS ESPERO.



Hoy: Hernán cuenta con tu ayuda

Hernán Pacheco Puig necesita tu ayuda con esta petición «Ciudadanía Española: TOMEMOS CONCIENCIA Y PROSCRIBAMOS LA MENTIRA». Únete a Hernán y 77 personas que ya han firmado.