Petition Closed
2,832
Supporters
La especie es diferente, pero las rejas, la soledad, la incertidumbre, la separación de su hogar, la locura y la tristeza son las mismas.
Letter to
Jefe de Gobierno del Distrito Federal
Lic. Marcelo Ebrard

Jefe de Gobierno del Distrito Federal

Ante el periodo vacacional, recientemente se han instalado en la Ciudad de México diversos circos con animales. Los circos sacan a los animales de su habitat natural, los fuerzan a vivir la mayor parte de sus vidas encadenados dentro de camiones que viajan por cientos de millas, y después los obligan a actuar bajo la amenaza constante de castigos.

El estado cautivo de los animales no provee valor educativo alguno. No nos dice nada sobre su comportamiento natural, porque los animales son obligados a actuar en un entorno totalmente artificial. Los circos ofrecen una visión de la realidad distorsionada y por lo tanto no son educativos para los niños, que son el público mayoritario.

Por el contrario, los circos que utilizan animales en sus espectáculos, envían a los niños un mensaje de maltrato y humillación hacia los animales.

En circos como el Chino de Pekin, Fuentes Gasca, Vázquez, Bardum, etc., los tigres, elefantes, jirafas, rinocerontes, caballos, focas e incluso chimpancés, son condenados a sufrir una vida de hacinamiento, maltrato, aburrimiento y estrés. Los elefantes permanecen encadenados el 95 por ciento de sus vidas. Los tigres viven y son transportados en jaulas de 3 x 2 metros.

Numerosos países y ciudades de todo el mundo han prohibido la actuación de circos en sus territorios, preocupados por el bienestar de los animales, como es el caso de diversos estados de la India y Brasil, Austria, Suecia, Dinamarca y partes de Inglaterra, Irlanda, Argentina y Estados Unidos. Los mejores circos del mundo como el Cirque Du Soleil no utilizan animales y ofrecen estupendos trucos.

Suponemos que su gobierno no pretende fomentar, ni directa ni indirectamente, esta crueldad injustificada y que, si permiten la actuación de este circo con animales, es por la falta de información de lo que realmente hay detrás de estos espectáculos. Respetuosamente le pido que no permita la actuación de circos con animales en el DF y le invito a prohibir su instalación, como están haciendo cada vez más países en el mundo.

Si enseñamos a los niños y jóvenes el respeto por la vida de todas las especies, estaremos formando mejores seres humanos, con valores, y con ello disminuirá paulatinamente la violencia que permea a la sociedad.

Atenta y respetuosamente le saluda