Dirigida a CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL y 3 otros

Basta Ya de Justicia Patriarcal

A LA FISCALÍA Y AUTORIDADES JUDICIALES DE GRANADA Y LA OPINIÓN PÚBLICA: 

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada ha ordenado a Juana Rivas devolver a sus hijos a Italia con el padre el día 28 de agosto (como ya, al comparecer, ella y sus asesoras sabían que sucedería, dada la firmeza irrevocable de la sentencia que lo acuerda).

 Además ordena citar en la causa penal contra Juana Rivas por los delitos de sustracción de los niños y desobediencia a la autoridad judicial, como personas investigadas, a sus familiares dentro del segundo grado y a la asesora jurídica y la psicóloga del CMIM de Maracena.

Entendemos que:

Juana Rivas desde el principio ha sido informada por su letrada y su asesora jurídica de las posibles consecuencias jurídicas de no devolver a sus hijos al padre.

A pesar de ello, Juana ha querido intentar todo lo posible y lo imposible antes de devolverlos. Y lo ha hecho porque para ella la de entregar a los hijos al padre maltratador no es opción válida. Equivale a una forma de suicidio: es matar toda posibilidad de defender a sus hijos del maltrato del padre. Si la justicia española, la de su país, no da a sus hijos siquiera la protección temporal que permite el Convenio de la Haya (denegar la devolución inmediata) mucho menos puede confiar en la italiana. En Italia es extranjera y la legislación y medios para enfrentar la violencia de género allí son mucho más precarios. Allí es asesinada por violencia de género una mujer cada 72 horas y el TEDH ha condenado a Italia por su ineficiente lucha contra la violencia machista. Objetivamente, allí lo tiene mucho más difícil.

Tanto su familia como las profesionales del Centro de Información a la Mujer de Maracena conocen la situación de violencia que Juana Rivas y sus hijos vivieron en Italia, y son responsables es de no haber retirado a Juana su apoyo incondicional. Retirarle su apoyo y forzarla a entregar a los niños al padre mientras existía aunque fuese un ínfimo resquicio de posibilidad de lograr protección de la justicia española, Juana y sus hijos lo hubieran vivido como un abandono incomprensible por quienes conocen su situación, con un tremendo dolor acumulado al que ya traen sobre sí.

Las leyes españolas, que desde 2015 dicen proteger del maltrato a los hijos e hijas de las mujeres víctimas de violencia de género, son tremendamente hipócritas, pues en la práctica permiten su total desprotección. Nuestras leyes dicen que hay que oír a las víctimas, pero no escucharlas. Es preciso desarrollarlas y modificar todo aquello contradictorio en las mismas. Eso no es posible sin enfrentar al sistema a los efectos de sus propias contradicciones. Es lo que hace este caso, que convertimos en causa porque las contradicciones del sistema ya colmaron la paciencia feminista.  

Hay que estar muy convencida de la necesidad de no rendirse para, a pesar del miedo, enfrentar las consecuencias, y también para mantener el apoyo y dar la cara por ella ante la opinión pública como ha hecho la asesora jurídica del CMIM de Maracena, Francisca Granados Gámez. 

Juana Rivas ha mantenido su decisión mientras lo ha considerado posible, no incitada por su asesora jurídica y su psicóloga, sino por propia necesidad y voluntad, e incitada, como ella misma manifestó el pasado día 22 de agosto al salir del Juzgado, por el apoyo social a su postura de intentar a toda costa lo que considera justo y necesario: conseguir protección de la justicia española para sus hijos frente al padre maltratador.

Somos miles las personas que hemos mostrado nuestro respeto a su decisión y nuestro apoyo a Juana Rivas en las plazas (de Maracena, Granada y otras ciudades), en las redes sociales y a través de los medios.

Cada una de las personas abajo firmantes somos tan responsables de incitarla a delinquir como lo puedan ser su familia y las profesionales del CMIM de Maracena, estamos convencidas/os de la justicia de su actuación ante la injusticia de la desprotección judicial. Mostramos nuestra solidaridad con ellas y SOLICITAMOS A LA JUSTICIA ESPAÑOLA QUE DEJE DE CRIMINALIZARLAS.  

#JuanaCuentaConmigo #YoApoyoAJuanaRivas #JuanaEstáEnMiCasa #ProtecciónDeLosMenoresFrenteALosMaltratadores #BastaYaDeJusticiaPatriarcal

 

Esta petición será entregada a:
  • Directora CGPJ

Plataforma 7N contra las Violencias Machistas ha iniciado esta petición con solamente una firma y ahora la petición ha conseguido 8.920 personas que la apoyan. Inicia una petición tu mismo para crear los cambios que quieres ver.




Hoy: Vicenta cuenta con tu ayuda

Vicenta Monge necesita tu ayuda con esta petición «CGPJ : Basta Ya de Justicia Patriarcal». Únete a Vicenta y 8.919 personas que ya han firmado.