#YolandaTomaElControl - Ayudemos a Yolanda a morir dignamente a través de la eutanasia

#YolandaTomaElControl - Ayudemos a Yolanda a morir dignamente a través de la eutanasia

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 2,500!
Al lograr la meta de 2,500 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.

DescLAB | Laboratorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales lanzó esta petición dirigida para Magistrado Antonio José Lizarazo Ocampo (Presidente de la Corte Constitucional)

La Corte Constitucional colombiana debe seleccionar el caso de Yolanda, una mujer mayor con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) que quiere practicarse la eutanasia, cuyo derecho a morir dignamente fue vulnerado por Compensar EPS y la IPS Instituto Roosevelt. El Sistema de Salud le negó la posibilidad de practicarse una eutanasia porque, a criterio de los médicos: su salud no estaba lo suficientemente deteriorada y debía esperar a estar postrada en cama, no poder hablar y no poder comer.

Yolanda es una mujer mayor de 71 años diagnosticada con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y ha tomado la decisión autónoma y libre de ejercer su derecho fundamental a morir dignamente a través de la eutanasia. https://www.desclab.com/yolanda

Yolanda quiere tomar el control de su vida y de su muerte y considera que nadie ─ni un médico, ni el Sistema de Salud─ puede imponer ese nivel de deterioro, pues justamente eso es lo ella quiere evitar. Precisamente de eso se trata el derecho a morir dignamente: la posibilidad que tiene una persona de decidir cómo debe ser el fin de su vida de acuerdo con su idea de dignidad, con lo que considera valioso y con su autonomía. Por eso, la historia de Yolanda es importante para la Corte Constitucional y para la sociedad colombiana.

La ELA es una enfermedad que afecta las células nerviosas que controlan los movimientos voluntarios de los músculos. Pasado un tiempo ─que puede ser tan corto como meses y tan largo como décadas─ las neuronas motoras comienzan a deteriorarse a tal punto que los músculos no pueden funcionar para actividades como caminar, hablar, respirar y comer. Progresivamente, las personas que tienen ELA pierden el control de su cuerpo y quedan atrapadas, en los casos más graves sólo pueden mover sus ojos. No hay cura para esta enfermedad mortal.

Yolanda cumple con los tres requisitos legales establecidos en Colombia para acceder a la eutanasia como una forma de garantizar su derecho a morir dignamente:

  1. Fue debidamente diagnosticada con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) una enfermedad grave, degenerativa, progresiva, e incurable que le causará la muerte en un tiempo relativamente corto.
  2. Ella considera que su vida ha dejado de ser digna producto del deterioro y los dolores físicos, así como por el sufrimiento psicológico que le produce la ELA.
  3. Ha manifestado su consentimiento libre, informado, expreso y reiterado de querer acceder a la eutanasia, es decir, a que un profesional de la medicina le ayude a morir.

En junio de 2020, la IPS Instituto Roosevelt y Compensar EPS le negaron a Yolanda el procedimiento de eutanasia porque, según su criterio, no cumplía con el requisito de “enfermedad en estado terminal”.

El ejercicio de pronosticar cuánto tiempo de vida le queda a una persona está lejos de ser objetivo y preciso. Es un ejercicio de comparación con otras personas en circunstancias similares. De hecho, el Ministerio de Salud y Protección Social ha dicho que los médicos fallan 2 de cada 3 veces que hacen estos tipos de pronósticos, unas veces por exceso de optimismo y otras por pesimismo.

En este ejercicio de predecir cuán cerca o lejos puede estar la muerte, la IPS Instituto Roosevelt consideró que la enfermedad de Yolanda no está en estado terminal porque su salud y calidad de vida no están, en el criterio de los médicos, lo suficientemente deterioradas. Según ellos, para considerar la ELA en estado terminal y definir que la muerte es próxima, debe:

  1. Estar completamente postrada en cama o usar silla de ruedas.
  2. Su capacidad de hablar debe ser ininteligible.
  3. Debe necesitar ayuda en todas las actividades de su vida cotidiana, como bañarse, limpiarse, caminar, entre otras.
  4. Debe ser incapaz de masticar y por tanto debe usar dieta líquida.
  5. Su capacidad respiratoria debe ser inferior al 60%.

Esta decisión es inadmisible, vulnera derechos fundamentales de Yolanda y le impide tomar el control sobre el fin de su vida.

Al obligarla a esperar que su salud se deteriore más vulnera su derecho a morir dignamente, su derecho a una vida digna, a la autonomía y al libre desarrollo de la personalidad y la somete a tratos crueles, inhumanos y degradantes cercanos a una forma de tortura institucionalizada por el Sistema de Salud.

En junio de 2020, como apoderados de Yolanda, desde DescLAB interpusimos una acción de tutela para reclamar la protección de los derechos fundamentales de Yolanda. Esta semana, el caso llegará a la Corte Constitucional.

Esta es una oportunidad para seleccionar el caso y proteger el derecho a morir dignamente de las personas en donde prevalezca su voluntad sin que se les impongan niveles de deterioro por parte de terceros.

#YolandaTomaElControl porque ella es la única que decide cuándo y cómo morir.

Si te interesa el caso de Yolanda y quieres ayudar, ¡por favor comparte esta información en tus redes sociales! Es muy importante para ella y su familia que el caso sea seleccionado y revisado por la Corte Constitucional.

Si quieres saber más sobre el derecho a morir dignamente visita #TomaElControl en https://www.desclab.com/tomaelcontrol

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 2,500!
Al lograr la meta de 2,500 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.