No limiten la interrupción legal del embarazo #MisDerechosNoTienenSemanas

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


Juliana* tenía 33 años y 26 semanas de embarazo cuando, en diciembre de 2017, descubrió que el feto que llevaba en su vientre tenía serias malformaciones que podían poner en peligro su vida. Dadas estas condiciones, los médicos le dijeron a Juliana que lo mejor sería que de forma inmediata interrumpiera voluntariamente su embarazo. Juliana, preocupada por su salud, inició el proceso ante su EPS para realizarse este procedimiento, sin imaginarse el calvario por el que tendría que pasar para salvar su vida.

Acudió a 3 hospitales y ninguno quiso realizarle el procedimiento, alegando que su estado de salud era muy grave, que no contaban con las instalaciones para llevar a cabo la interrupción o que la EPS no garantizaba este servicio. Desesperada, Juliana interpuso una acción de tutela en enero del 2018. La jueza que recibió el caso, falló a favor de Juliana y su derecho a interrumpir voluntariamente el embarazo, tal como lo dice la sentencia C-355 de la Corte Constitucional en la que se despenaliza el aborto en 3 casos especiales: violación, malformación del feto que sea incompatible con la vida y cuando el embarazo represente un grave riesgo para la vida y salud de la madre.

Luego de más de un mes del dictamen médico y con casi 30 semanas de gestación, Juliana por fin pudo interrumpir su embarazo y salvar su vida.

Como Juliana, muchas mujeres en Colombia han encontrado un sin número de barreras para interrumpir sus embarazos, especialmente por negligencia de sus EPS, que dilatan por semanas los procesos administrativos hasta que ya es demasiado tarde. Así mismo, en muchos casos, las malformaciones de los fetos se hacen presentes luego de la semana 28. Incluso, en muchos casos de abuso sexual, las víctimas se dan cuenta del embarazo cuando ya el proceso gestacional está muy avanzado.

Por esto, la ponencia que busca poner límites a la interrupción voluntaria del embarazo para que esta se realice únicamente hasta las 24 semanas de gestación representa una vulneración y un grave retroceso en materia de los derechos de las mujeres. De llevarse a cabo esta limitación, aumentaría considerablemente el número de mujeres cuyo embarazo pone en riesgo su vida y, tal como asegura el Semillero de Investigación de Género y Derecho de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, daría libertad a la violación de los derechos sexuales y reproductivos de muchas mujeres y de niñas.

Teniendo en cuenta lo anterior decidimos iniciar esta petición para pedirle a la Corte que rechace esta ponencia y proteja nuestros derechos. Únete, firma y comparte para que cada día seamos más las que digamos #MisDerechosNoTienenSemanas.

*Usamos este nombre para proteger la identidad de la mujer involucrada en este caso.



Hoy: Colombianos cuenta con tu ayuda

Colombianos Unidos necesita tu ayuda con esta petición «@CConstitucional: No limiten la interrupción legal del embarazo #MisDerechosNoTienenSemanas». Súmate a Colombianos y 560 persona que han firmado hoy.