NO QUEREMOS OTRO RIÑIHUAZO. ¡NO A LA REPRESA DE COLBUN EN EL RIO SAN PEDRO!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 10,000!


El Rio San Pedro se ubica en la comuna de Los Lagos, región de los Ríos, y es el principal afluente al conocido río Calle Calle de la ciudad de Valdivia. En este río, a pocos kilómetros del desagüe del Lago Riñihue, la empresa Colbún S.A. de la Familia Matte, quiere instalar una mega central hidroeléctrica de 170 MW.

El proyecto se aprobó el año 2008, tras lo que comenzaron con las obras, pero éstas se paralizaron en el 2011 debido a derrumbes ocurridos en el lugar y filtraciones en los taludes construidos. El 2015, Colbún reingresó nuevamente un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) el cual se centraba en adecuaciones al proyecto original debido a los inconvenientes que habían tenido por las características geológicas de la zona. Este EIA fue rechazado por no cumplir con los requisitos mínimos para ser admitido. Ese mismo año, un grupo de académicos de la UACh, presentó observaciones en las que se menciona inconsistencias del proyecto. Uno de los puntos es que el proyecto dice poder contener un fenómeno natural similar al Riñihuazo, ocurrido en 1960, pero no considera que en la zona existen registros de derrumbes de mayor envergadura (1575) que lo ocurrido durante 1960. En diciembre pasado (2018), volvieron a ingresar adecuaciones al proyecto sin mayores modificaciones a la parte geológica. SERNAGEOMIN ingresó sus observaciones al proyecto y son más de 100 puntos en los que consideran que falta información importante para aseveraciones que hace la empresa. Además, las municipalidades de Los Lagos y Panguipulli realizaron sus pronunciamientos donde se mostraron no conformes con el proyecto por el impacto que tiene en una de las arterias fluviales más importantes de la región afectando negativamente en sus estrategias de desarrollo local donde el turismo es el principal eje.

Es importante mencionar que las centrales hidroeléctricas mayores a 50 MW no son consideradas por la ONU energía limpia, debido al gran impacto ambiental que produce. Las Energías Renovables no convencionales (ERNC) en Chile, sólo considera las centrales menores a 20 MW.

El punto más importante de nuestra negativa a este proyecto es por el miedo a que se repita un nuevo Riñihuazo. Debido al terremoto de 1960, que ha sido el más grande registrado en el mundo, se derrumbaron cerros que taparon el río   necesitando el trabajo de civiles y militares a pala para poder despejar los derrumbes y que el río volviera a su cauce. A pesar de todo, las localidades río abajo sufrieron de grandes inundaciones, alcanzando, en Los Lagos, alturas cercanas a los 3 metros. Ni pensar que hubiera ocurrido sin el trabajo de estas personas.

Gran parte de la comunidad se opone tajantemente a la construcción. El río San Pedro es el lugar que marca la historia de muchos de los habitantes de la región, tanto por su hermosura y por todo lo que nos entrega.

Para el actual EIA en evaluación, se realizaron más de 3500 observaciones ciudadanas en el proceso de Participación Ciudadana del proyecto. En ellas, se incluyen las observaciones realizadas por un grupo de académicos de la UACh, que, al igual que en el 2015, se pronunciaron en contra de este proyecto. En esta instancia no solo mencionan lo del riesgo geológico, si no que también otros aspectos importantes a considerar. A continuación un extracto de este documento:

“Creemos necesario hacer explícita nuestra preocupación por lo que consideramos son serias insuficiencias, omisiones y debilidades del EIA que la empresa Colbún S.A. ha presentado como fundamento para llevar adelante el proyecto “Central Hidroeléctrica San Pedro” que, por más de diez años, no ha logrado concretar. En el marco de una serie de discusiones interdisciplinarias sostenidas por los abajo firmantes, hemos detectado que los documentos entregados en el marco del EIA muestran serias debilidades en entregar la información necesaria para demostrar razonablemente la viabilidad del proyecto en al menos ocho áreas relevantes:

- Riesgos geológicos: la empresa presenta información absolutamente insuficiente para evaluar apropiadamente la relación que la instalación de la represa puede tener con los riesgos geológicos propios del territorio.

- Impacto en el medio Humano: no consideran la complejidad social y cultural de la cuenca la cual da lugar a un conjunto amplio de prácticas de uso y relaciones culturales que han dado su forma actual al territorio, entendido como un espacio socialmente configurado y no como un mero escenario de recursos disponibles como se quiere dar a entender.

- Impactos en el paisaje: la empresa insiste en sus análisis de impacto sobre el paisaje que éste no perderá su belleza escénica, cuestión que es a todas luces, imposible dada la magnitud de la intervención que involucra el proyecto, transformando un paisaje de aguas rápidas por un cuerpo de aguas estáticas.

- Impactos en el turismo: el proyecto no considera el enorme desarrollo que este rubro económico ha tenido en los últimos 10 años y desconoce las estrategias de desarrollo basadas en el turismo que los gobiernos locales de las comunas afectadas han delineado como vía de desarrollo sustentable para estos territorios.

- Impactos en el patrimonio. La empresa no se hace cargo del exquisito patrimonio paleontológico en su línea de base.

- Impacto ecológico: Una fuerte debilidad es no considerar en la evaluación los potenciales impactos sinérgicos y aditivos a nivel ecosistémico. El río es un sistema dinámico que posee interacciones complejas, y al momento de generar un nuevo estrés se generan efectos negativos los cuales se van sumando o bien en su peor caso multiplicando. La barrera actuará en sí como un estresor, al no permitir la libre circulación de las especies y el embalsamiento modificará completamente el hábitat y la calidad de agua.

- Protección de especies protegidas: Especies como Diplomystes camposensis que se encuentran en peligro de extinción tendrán una extinción local aguas arriba de la presa. Especies como Diplomystes camposensis que se encuentran en peligro de extinción tendrán una extinción local aguas arriba de la presa.

- Principio preventivo: No se ha justificado la exclusión del área de impacto de los territorios ubicados en la comuna de Valdivia, considerando que cualquier accidente que ocurra en la represa, afectará también a Valdivia, como ha ocurrido en desastres naturales ocurridos anteriormente en ese segmento de río.

NO QUEREMOS OTRO RIÑIHUAZO. ¡NO A LA REPRESA DE COLBUN EN EL RIO SAN PEDRO!

Atte.  Movimiento ciudadano "RIO SAN PEDRO SIN REPRESAS"