ELIMINAR EL NOMBRE DE INFANTA CRISTINA DEL HOSPITAL DE BADAJOZ.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


DESPUÉS DE TODA LA TRAYECTORIA MEDIÁTICA EN LOS TRIBUNALES, ANTE LAS DENUNCIAS A LA INFANTA CRISTINA POR EL CASO NOÓS, CREEMOS QUE NO ES JUSTO QUE SIGA MANTENIENDO SU ESTATUS DE GRANDE DE ESPAÑA Y TENIENDO RECONOCIDOS EDIFICIOS PÚBLICOS CON SU NOMBRE, COMO EJEMPLARIDAD!!

SOLICITAMOS A LAS ADMINISTRACIONES ADJUNTAS A ÉSTA PETICIÓN LA SUSTITUCIÓN DEL NOMBRE DEL HOSPITAL "INFANTA CRISTINA" POR EL DE "INFANTA LEONOR", LEGÍTIMA SUCESORA DE LA CORONA DE ESPAÑA.

PENSAMOS QUE SI BORRAMOS LAS HUELLAS DE PERSONAJES HISTÓRICOS, COMO EL GENERAL FRANCO POR SUS ERRORES, DEBERÍA DE IGUAL MODO BORRARSE LOS RECONOCIMIENTOS DE ÉSTA SEÑORA AL ESTAR DESPOSEIDA DE UNA VIDA EJEMPLARIZANTE!!

 BREVE HISTORIA CASO NOÓS

A finales del año 2011, tras meses de rumores,su esposo, Iñaki Urdangarin, fue imputado junto con otros socios en el marco de la «Operación Babel», una ramificación del caso Palma Arena, por la que el juez José Castro Aragón, instructor del caso, a instancias del fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, le citó para declarar en febrero de 2012.

A pesar de ser copropietaria de la sociedad Aizoon, S.L. y de haber sido miembro del patronato del Instituto Nóos, ambas instituciones implicadas en el caso, la infanta Cristina finalmente no sería encausada. Tanto el juez instructor del caso, como la Fiscalía Anticorrupción de Baleares y la Fiscalía General del Estado mantienen que, según se desprende de los testimonios de los encausados y la documentación intervenida, no existen indicios de que la infanta participara en las actividades ni en la gestión de las empresas implicadas o de que formara parte del núcleo de decisión de las mismas.​ Por estas mismas razones, la Fiscalía General del Estado rechazó la denuncia particular que interpuso un abogado contra la infanta.

El caso está actualmente en fase de "Visto para sentencia", aunque la propia Casa del Rey se adelantó a manifestar su «absoluto respeto a las decisiones judiciales». Incluso el Rey hizo algunas alusiones a la corrupción en su tradicional discurso de Navidad, hecho que suscitó unánimes elogios:

Necesitamos rigor, seriedad y ejemplaridad en todos los sentidos. Todos, sobre todo las personas con responsabilidades públicas, tenemos el deber de observar un comportamiento adecuado, un comportamiento ejemplar... Cuando se producen conductas irregulares que no se ajustan a la legalidad o a la ética, es natural que la sociedad reaccione. Afortunadamente vivimos en un Estado de Derecho, y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos.
En abril de 2013, el juez del caso Nóos, sobre la base de los indicios recogidos durante todo el proceso, cambió de opinión con respecto a la infanta y decidió imputarla. Según el auto:

Si bien no existen evidentes indicios racionales de que Doña Cristina Federica de Borbón y Grecia interviniera activa y decididamente en la gestión cotidiana [del Instituto Nóos] sí que existen suficientes de que [prestaba] su consentimiento a que su parentesco con S.M. El Rey fuera utilizado por su marido y por Don Diego Torres Pérez [...] a sabiendas de que lo era para propiciar un trato generoso por parte de empresas privadas y tan pródigo como privilegiado de las Administraciones Públicas.
Por su parte, la Fiscalía Anticorrupción de Baleares siguió manteniendo que no existen indicios suficientes para imputar a la infanta, considerando, además, que el juez actuó de forma precipitada. Por todo ello, el Fiscal decidió recurrir la decisión del juez ante la Audiencia de Palma.

La Casa Real declinó comentar la imputación alegando que "no hace comentarios sobre decisiones judiciales" para, al día siguiente, mostrar su "absoluta conformidad" con la decisión del fiscal anti corrupción de recurrir la decisión del juez.

En mayo de 2013 la Audiencia Provincial de Palma levanta la imputación a doña Cristina en el caso Nóos, aunque deja la puerta abierta a la posibilidad de imputarla en el futuro por un delito fiscal o de blanqueo de capitales.

Desde que comenzó la investigación del caso, tanto la Infanta como su marido han quedado apartados de los actos oficiales y la agenda de la Casa Real, y han realizado muy contadas apariciones públicas.

El 7 de noviembre de 2014, la Audiencia de Palma confirmó la imputación de Cristina de Borbón y Grecia por delito fiscal, aunque no por blanqueo de capitales. Contra dicha decisión no cabe recurso.

El 22 de diciembre de 2014, El Juzgado de instrucción nº 3 de Palma de Mallorca dicta un auto de apertura de juicio oral para que la Audiencia Provincial juzgue a la Infanta como presunta cooperadora en dos delitos fiscales, y reclamando a la Infanta el pago de 2,6 millones en responsabilidades civiles.

A fecha de 29 de enero de 2016, la infanta Cristina seguirá en el banquillo de los acusados del ‘caso Nóos’. La Audiencia Provincial de Palma ha desestimado el recurso de cuestiones previas y ampara la "legitimidad" de Manos Limpias para acusarla en solitario de ser colaboradora necesaria de los dos delitos fiscales cometidos por su marido, Iñaki Urdangarin, a través de Aizoon, la empresa que comparte el matrimonio.



Hoy: PLATAFORMA CIUDADANA cuenta con tu ayuda

PLATAFORMA CIUDADANA STOP CORRUPCIÓN necesita tu ayuda con esta petición «Casa de Su Majestad el Rey: ELIMINAR EL NOMBRE DE INFANTA CRISTINA DEL HOSPITAL DE BADAJOZ.». Únete a PLATAFORMA CIUDADANA y 19 personas que ya han firmado.