Impuesto solidario a las grandes fortunas y empresas contra el COVID-19

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Una enorme cantidad de empleados públicos costarricense trabaja duro, remotamente, para que la Salud, la Educación, la Ciencia, la Seguridad y la Justicia sigan funcionando, mientras las empresas solo deciden si despiden o rebajan jornadas y además reciben exenciones fiscales en vez de contribuir efectivamente a la marcha de este país. Es necesario que las grandes fortunas y empresas de Costa Rica contribuyan activamente a altura de un mínimo de un 15% de  su patrimonio para que el país entero pueda salir adelante. Es un acto patriótico que deben efectuar por las generaciones presentes y futuras.

La propuesta en marcha de imponer un impuesto extra confiscatorio a los salarios públicos que ha sido puesta sobre la mesa en estos días no solo condenaría a miles de costarricenses a la pobreza, sino que además impediría el relanzamiento de la economía al desincentivar el consumo. Esto sería un acto irresponsabe que sumiría a todo el país en el marasmo. En cambio sí es factible que las grandes fortunas y las grandes empresas aporten el 15% de su patrimonio, en particular por el alivio que los incentivos fiscales aprobados por el Gobierno tendrá en su patrimonio.

¡Esta es la hora en que las grandes fortunas y las grandes empresas de este país deben demostrar que son capaces de hacer algo concreto por el país, tal y como miles de empleados públicos y del sector privado sí lo están haciendo cada días por esta gran nación!